VOLVEMOS A LAS PLAYAS Y AL INTERIOR Almería, un paraíso sin ir más lejos

  • En apenas una hora se puede pasar de playas vírgenes a las cumbres más altas, del único desierto de Europa a espesos y verdes bosques; ‘Costa de Almería’ es refugio para viajeros

Tabernas, el único desierto de Europa Tabernas, el único desierto de Europa

Tabernas, el único desierto de Europa

La provincia de Almería se ha consolidado como un paraíso al sur de la península Ibérica. Tierra de contrastes, riqueza y diversidad, su encanto tiene como aliado que en apenas una hora, se puede pasar de playas vírgenes a las cumbres más altas; del único desierto de Europa, el de Tabernas, a espesos y verdes bosques de montaña todo ello al amparo del cielo más limpio del continente. Sin lugar a dudas, un paraíso para revivir la primera vez, sin ir más lejos.

Es esta diversidad la que ha convertido a la provincia y al destino ‘Costa de Almería’ en talismán para visitantes, en refugio para intrépidos viajeros, en pista de entrenamiento al aire libre para deportistas de todo el mundo y en el destino ideal en el que perderse y disfrutar de un sinfín de bondades que conquistan, cada año, a turistas del mundo entero. En la hoja de ruta de la Diputación de Almería, la promoción de la provincia como destino turístico, es uno de sus principales bastiones.

A la amplia gama de singularidades que la caracteriza se une la garantía que otorga ser una tierra segura y comprometida con la crisis sanitaria que vivimos. Almería es la segunda provincia con menor tasa de contagio por cada 100.000 habitantes. Una estabilidad que han mantenido los más de 700.000 almerienses con ejemplaridad durante la crisis por el coronavirus y que permitirá que la llegada de visitantes a la provincia se haga con la garantía de que viajan a un destino seguro, saludable y atractivo.

Playa de Mónsul, una de las más reconocidas de la provincia de Almería Playa de Mónsul, una de las más reconocidas de la provincia de Almería

Playa de Mónsul, una de las más reconocidas de la provincia de Almería

Disfrutar de la playa en Almería, no es sólo cosa del verano. Las cálidas temperaturas de sus aguas, con una temperatura media de 17 grados, hacen que sean muchos los turistas que guarden en su agenda largas jornadas de vacaciones para disfrutarlos en la tierra que permite experimentar las cuatro estaciones en un solo día y en la que paz y el sosiego bañan el litoral del destino en el que el sol se queda a vivir cada temporada.

Perderse en las calas del Cabo de Gata o la tostada arena del levante almeriense, hacer submarinismo en los privilegiados fondos marinos de la bahía almeriense, practicar cualquiera de las modalidades que unen el viento con la espuma de mar, dibujar en cada ruta senderista la magia de la geografía almeriense, llevar la adrenalina al límite en las sinuosas e imposibles curvas de las carreteras almerienses, descubrir el encanto que guarda la provincia bajo tierra o los paisajes lunares que permiten conquistar el único territorio desierto de toda Europa son un privilegio que reserva la provincia para los amantes de la naturaleza en estado puro. Y es que si de algo puede presumir la provincia, es de contar con una diversidad única en el continente europeo y que en un mismo territorio se fundan más de 250 kilómetros de costa, 40 espacios protegidos, dos parques naturales y uno nacional, dos reservas de la biosfera y un pacto con el cosmos al completo que permite disfrutar del firmamento más limpio y puro del continente europeo unido a las más de 3.500 horas de sol que lucen sobre el horizonte almeriense al año.

De su encanto natural no sólo surgen paisajes imposibles y cautivadores, la provincia de Almería ha traspasado todas las fronteras gracias al sabor y la calidad de los productos que la han llevado el destino gastronómico que se vive con los cinco sentidos. Detrás de una gran cocina, siempre están unos mejores productos. Materias primas que se elaboran con mimo, esfuerzo y sacrificio desde hace varias generaciones y que han consolidado a la provincia de Almería como la ‘Huerta de Europa’. Es imposible hacer un paseo gastronómico por Almería sin ensalzar el sabor único que tiene el tomate almeriense. Un podio de sabor que comparte con el pimiento, calabacín, berenjenas, melones y sandías que se han ganado a pulso, un lugar destacado en mercados de medio planeta y en las despensas de cada vez más hogares.

Las Canales de Padules Las Canales de Padules

Las Canales de Padules

Pero no son los únicos productos de la tierra que han ganado en fama y prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras. El universo de sabores procedentes del mar y de la tierra se funden e invitan al visitante a sumergirse en la cultura y tradición de nuestra provincia a través del paladar.

En su apuesta por unir las fortalezas de la provincia, la Diputación de Almería ha puesto en marcha la marca gourmet ‘Sabores Almería’. Un sello de calidad que aglutina a los productos agroalimentarios y pesqueros de la provincia así como a los establecimientos turísticos y de restauración que los utiliza como base de su gastronomía. Las empresas de ‘Sabores Almería’ que actualmente superan el centenar de adhesiones, agrupan desde productos ecológicos hasta artesanos pasando por quesos, cárnicos, aceites, vinos, cervezas y conservas, entre otros.

Vélez-Blanco Vélez-Blanco

Vélez-Blanco

Un distintivo de calidad que ha tenido su puesta de largo en mercados nacionales e internacionales de la mano de su embajador, David Bisbal, que ha llevado los productos de la provincia por los cinco continentes invitando a disfrutar de ‘Costa de Almería’ con los cinco sentidos.

Si turismo y deporte se combinan en Almería a la perfección, el exponente salud ha elevado a la provincia a la máxima categoría. Una fusión digna de disfrutar en cada rincón y en cada bocado en una tierra que ha viajado por las pantallas de todo el mundo a través de historias universales como las protagonizadas por ‘Lawrence de Arabia’, ‘Indiana Jones’, ‘Conan’, ‘James Bond’ o el siempre mítico Clint Eastwood.

Un universo de posibilidades, de increíbles paisajes, de sabores inigualables, de sol, salud, arena y mar que han escogido el rincón en el que hacerse inmortal, la provincia de Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios