San Telmo Business School

Joaquín Aguirre Berruezo. Director del Programa E-MBA: “El futuro de las empresas dependerá, en buena medida, de la gestión de sus líderes”

  • La Escuela de Negocios San Telmo Business School lleva casi 40 años acompañando a hombres y mujeres de empresa hacia el liderazgo. Una relación enriquecedora, que fusiona la excelencia académica y la investigación con un profundo conocimiento de la realidad empresarial.

El profesor Joaquín Aguirre Berruezo. El profesor Joaquín Aguirre Berruezo.

El profesor Joaquín Aguirre Berruezo.

Los programas de San Telmo Business School, escuela de negocios con sede en Sevilla y Málaga, abarcan todos los segmentos de la formación empresarial, desde el perfeccionamiento de personas con amplia experiencia en puestos de Alta Dirección, hasta la formación de jóvenes con experiencia, muchos de los cuales ocuparán puestos de responsabilidad en el futuro. El Programa Máster en Economía, Gobierno y Dirección de Empresas, E-MBA, que dará comienzo el próximo mes de enero, es un ejemplo de ello.

–¿Qué aporta un Executive MBA a la carrera profesional?

–Transformación profesional y personal. El EMBA te prepara para los desafíos que existen y los que están por llegar en el mundo empresarial. Atiende a las distintas áreas de la empresa con un enfoque global desde la Alta Dirección. Esto permite que el participante alcance un amplio conocimiento práctico en cada una de estas áreas, comprendiendo y valorando las importantes interrelaciones existentes entre ellas. Digamos que te ordena la cabeza con pilares sólidos. A través del Método del Caso, se plantean problemas y situaciones de plena actualidad e interés en empresas reales que se debaten en el aula. Te pones a prueba numerosas veces, de forma que superas tus límites. Adquieres la capacidad de tomar mejores decisiones y mantienes una visión más clara del entorno. San Telmo te crea una necesidad de crecimiento y de aprendizaje, tanto profesional como personal, que no se disipa. Se puede decir que te conviertes en una persona ilusionada que tiene claro quién es y donde quiere ir. Entonces marcas la diferencia.

–¿Cuál es el perfil de los admitidos?

–Podemos resumirlo en cuatro puntos: titulados universitarios, experiencia profesional previa superior a 5 años, poseer afán de mejora y superación, así como capacidad para esforzarse y compatibilizar un programa exigente con su dedicación profesional.

–¿Está San Telmo preparado para volver a las clases?

–Por supuesto, de hecho, no nos hemos ido; solo hemos modificado temporalmente la forma de dar clase durante los meses de confinamiento. Este curso ya hemos arrancado presencialmente y, debido a las circunstancias actuales, las aulas han sido adaptadas para seguir ofreciendo la mejor formación con todas las medidas de seguridad sanitarias. En San Telmo queremos contribuir al regreso de la normalidad y para ello, hemos extremado las medidas de limpieza y desinfección de todos los recintos utilizados y se han instalado sistemas especiales de purificación de aire, entre otras cosas. Para garantizar un entorno de aprendizaje seguro y productivo para todos los participantes, hemos adaptado las dos sedes (en Sevilla y en Málaga) y hemos puesto en marcha un estricto protocolo de seguridad e higiene.

Las empresas necesitan reactivarse. Ayudar a las empresas a mantener la mayor cantidad de empleos posible implica ayudar a la sociedad. Y ese es nuestro objetivo: acompañar a los participantes ahora más que nunca y facilitarle el camino al liderazgo empresarial.

“Invertir en formación es una garantía de futuro frente a la incertidumbre”

–¿El contenido se imparte de manera presencial o de forma online?

–A diferencia de otras escuelas de negocio, nosotros hemos retomado las clases presenciales en cuanto ha sido posible. En San Telmo consideramos que la mejor metodología de aprendizaje sigue siendo el trato personal y el debate en clase, siempre como he comentado anteriormente con todas las medidas necesarias. Durante los meses del confinamiento esta opción fue inviable, así que nos enfrentamos al reto de dar unas 11 sesiones online utilizando el método del caso y, la verdad, que pese a la incertidumbre nos dimos cuenta que estamos más que preparados y el resultado fue todo un éxito.

No obstante, ya llevábamos unos años aprovechando las ventajas de la tecnología y la realidad de los perfiles que se están configurando como los líderes empresariales de los próximos 15 años, por lo que ya optábamos por aunar lo mejor de la formación presencial con actividades complementarias del EMBA en formato virtual. Aumentando contenidos extras mediante el uso de las nuevas tecnologías aportando una mayor conciliación familiar, profesional y personal.

Clase presencial en San Telmo. Clase presencial en San Telmo.

Clase presencial en San Telmo.

–Muchos pensarán que no es el mejor momento para embarcarse en un Executive MBA.

–En lo que sí que está de acuerdo todo el mundo es en que el futuro de una empresa dependerá, en buena manera, de la gestión de sus líderes. Para salir de esta crisis necesitamos buenos líderes en las empresas. Por tanto, invertir en formación es una garantía de futuro frente a la incertidumbre de lo que está por venir.

–¿Qué ocurre una vez que se sale de San Telmo Business School?

–Para la gran mayoría de los antiguos alumnos, la realización de un programa en nuestra escuela resultó un punto de inflexión en su carrera profesional. El grado de satisfacción de los más de 11.500 antiguos alumnos es lo que hace que seamos una de las instituciones de referencia en la formación directiva. Por ejemplo, muchos de los participantes del MBA descubren el emprendedor que llevan dentro. En nuestras aulas se plantean situaciones de empresa difíciles que fuerzan a buscar y debatir entre ellos respuestas innovadoras, con lo cual cultivan un pensamiento estratégico. Más del 95% de antiguos alumnos ocupan puestos de alta dirección diez años después de graduarse en el Executive MBA. En San Telmo pensamos que todo el mundo tiene talento, nuestro trabajo consiste en sacar a relucir ese talento y explotarlo en el mayor número de personas posible. De forma que muchos de nuestros antiguos alumnos construyan después su propia historia de éxito.

–¿Y repiten?

–Tenemos bastantes alumnos que, en función de los escalones que sube su carrera profesional, van necesitando nuevas habilidades y repiten, por supuesto. Pero realmente nunca se van del todo, es más, la escuela les ofrece un servicio específico para ellos a través de las continuidades, encuentros, aulas de antropología, orientación y asesoramiento, y el acceso a una amplia red de contactos. El networking que pueden llevar a cabo con los 11.500 antiguos alumnos dota de un mayor valor a nuestros programas, ya que tienen la posibilidad de interactuar con muchas más personas, las cuales cuentan con múltiples visiones de los negocios. –¿Por qué en San Telmo?–No puedo responderte con palabras, hay que vivirlo para entender la diferencia. Todo aquél que quiera experimentar por qué aquí y no en otro sitio, le invito a conocer en primera persona nuestro E-MBA el próximo jueves 24 de septiembre a las 18:30 horas en nuestra sede de Sevilla. Tendremos una jornada de puertas abiertas y estoy plenamente convencido de que lo entenderá.