Fruit Logistica Coprohníjar, el gigante del campo nijareño se hace aún más grande

  • La cooperativa emblema del campo de Níjar tiene desde noviembre sus nuevas instalaciones exclusivas para ecológico

El presidente de la cooperativa nijareña, Juan Segura, que está hoy en Belín. El presidente de la cooperativa nijareña, Juan Segura, que está hoy en Belín.

El presidente de la cooperativa nijareña, Juan Segura, que está hoy en Belín.

La cooperativa Coprohníjar, una de las firmas con más solera del campo almeriense, pionera en muchos ámbitos desde hace más de treinta años, especialmente en el del I+D+i, aterriza un año más en Berlín para representar al campo nijareño con muchas novedades, pero sobre todo con mucho músculo y una imagen de marca muy depurada y afianzada.

Lo hace sin estand, pero es simplemente una estrategia, ya que no es necesario para ellos. Llegan a la capital alemana con una amplia agenda de citas ya concertadas desde hace semanas, muchas de ellas con clientes ya habituales. Y es que, tal y como asegura el presidente de la cooperativa, Juan Segura, “al igual que Fruit Attraction, esta es una cita muy importante para nosotros, especialmente para nuestro negocio, ya que es una de las pocas veces que puedes sentarte en una mesa y cara a cara con tus clientes habituales. Eso siempre es bueno y necesario”, explica la cabeza visible de la firma sobre un evento al que van junto a él tres representantes más, como es el director Comercial, un técnico comercial y el vicepresidente. Una delegación importante del núcleo duro de la empresa en la que no descartan establecer nuevos contactos con potenciales clientes, ya que también para eso la feria germana es una cita propicia.

Debajo del brazo, Coprohníjar presenta también su mayor apuesta, el crecimiento en ecológico, un ámbito del que son conscientes que marca el futuro y que para ellos puede ser incluso un plus por estar vinculado a la localización del parque Natural Cabo de Gata-Níjar. En este sentido, en los últimos meses hay cifrado un incremento de casi el 10% en superficie, donde ya rondan el centenar de hectáreas destinadas a productos `eco’, pero cuyo objetivo es que se termine la presente campaña con cerca de 150, un salto muy importante que va a suponer que el 30% de la superficie productiva sea en este formato.

De hecho, este crecimiento lleva aparejado la construcción y puesta en marcha desde el pasado mes de noviembre de unas nuevas instalaciones para manipular este tipo de cultivo en exclusiva. Se trata de una nave con 11.000 metros cuadrados de superficie, en el paraje de Los Pipaces, en San Isidro, con la última tecnología y que desde inicios del presente 2020 ya está a pleno rendimiento, convirtiéndose así en un centro de referencia en la comarca nijareña, por supuesto, pero también en la provincia de Almería. De este modo, la representatividad de las hortalizas bio pasan a ser del 35% del volumen comercializado.El objetivo de la firma es realizar próximamente una inauguración oficial de este importante centro de manipulado, y que probablemente se desarrolle cuando comience el tiempo de la sandía, otro de los principales cultivos para Coprohníjar.

Tal es la importancia de este centro, que con él los socios de la cooperativa tienen estructura suficiente para continuar creciendo con un amplio margen y por mucho tiempo, ya que estas instalaciones son capaces de manipular de 25 a 30 millones de kilos. Incluso, en un momento dado, puede habilitarse una parte de ellas a convencional en función de necesidades.

Además de todo ello, y centrándose en la cita que hoy arranca en Berlín, Cprohníjar mostrará a clientes de siempre y a potenciales su amplio portfolio de productos, el tomate cherry es la estrella, con el 60% de la producción total, y que incluye también otros tipos como el pera, ramo o el canario, además de sandías, donde existen dos líneas, sin semilla tradicional y mini. En estos momentos, la firma nijareña está formada por más de 150 socios y otros 70 colaboradores que superan las 450 hectáreas de cultivo. Dirige sus tomates, sandías, pepinos, papayas y calabacines principalmente a Alemania, Inglaterra y Francia.

Precisamente en lo que se refiere a destinos, desde Coprohníjar, aunque nunca se descarta, son conscientes de la dificultad de realizar prospección de nuevos mercados, ya que el sector no atraviesa su mejor momento dada también la pujanza de los países terceros, en especial Marruecos, y la incertidumbre generada por el Brexit además de un veto ruso que de momento persiste en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios