'Smartphone'

Análisis: probamos el Samsung Galaxy Note10+

Análisis del Samsung Galaxy Note10+

Diseño impecable, cinco cámaras, una pantalla sobresaliente y un S Pen que es mucho más que un adorno son algunos de los aspectos esenciales del Galaxy Note10 de Samsung, un dispositivo lanzado en dos versiones (una normal y otra plus) y que satisfará tanto a los usuarios medios como a los más exigentes que buscan potencia gráfica, gran rendimiento y, en definitiva, llevar consigo la oficina, el estudio de diseño o, en nuestro caso, la redacción.

El modelo analizado es un Samsung Galaxy Note10+ con 12 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento interno y acabado Aura Glow (1.209 euros). Ha sido cedido por Samsung durante dos semanas para realizar esta prueba.

Diseño

Aunque el Note10+ esconde mucho tras su pantalla, es ella la primera que llama la atención. Con sus 6,8 pulgadas y tecnología Dynamic AMOLED con certificación HDR10+ y 1.200 nits de brillo, ocupa casi todo el frontal del teléfono (y más allá, porque se desborda, por así decirlo). Hay tan solo unos finísimos marcos y el pequeño hueco (la solución de Samsung para prescindir del notch) en el que va insertada la cámara frontal, en el centro de la parte superior de la pantalla.

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Contenido de la caja Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Contenido de la caja

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Contenido de la caja / Susana C. Gómez

En cuanto a la parte trasera, las cámaras aparecen alineadas en vertical (salvo el sensor de profundidad). Se ha eliminado el conector de 3,5 para auriculares y cuenta con un único puerto USB-C para carga, auriculares u otras conexiones. En la parte superior del teléfono está la ranura para la tarjeta SIM, un espacio doble que en el caso del Note10+ puede usarse para una SIM y una micro SD. El cuerpo del teléfono va protegido con Gorilla Glass 6 y protección contra el agua y la suciedad con certificación IP68.

Pantalla

Además del desbloqueo por contraseña o patrón, permite el desbloqueo facial y con huellas dactilares, con un lector instalado bajo la pantalla que funciona por ultrasonidos. El sensor se ubica en una zona cómoda para el usuario y se puede ajustar su sensibilidad (ya de por sí elevada) para que el reconocimiento sea aún más fácil.

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ / Susana C. Gómez

Procesador

El potente procesador (Exynos 9825 de ocho núcleos) y su generosa memoria RAM (12 GB en el modelo analizado) permiten sobradamente combinar las aplicaciones cotidianas, incluso en modo multitarea con pantalla partida, con otras más exigentes, como los juegos (se ha mejorado el rendimiento gráfico) o DeX.

Samsung DeX

Samsung DeX es una herramienta que permite integrar un dispositivo (en este caso, un Note10+) con un ordenador para pasar de uno a otro sin esfuerzo. Una opción interesante para quienes van de acá para allá y quieren seguir con lo que están haciendo sin cargar con un ordenador a cuestas. Y que, según hemos probado, funciona a la perfección tanto en PC como en Mac.

One UI

El modelo analizado llevaba Android 9 Pie, con la capa de personalización de Samsung, One UI, que a diferencia de la propuesta por otros fabricantes es ligera y fluida. Además de las diversas aplicaciones de Google y Samsung preinstaladas, este Note10+ incluía diversos programas de Microsoft. Ya en la presentación de estos dispositivos se anunció una renovada y reforzada alianza entre la compañía estadounidense y la surcoreana que se ha traducido en la posibilidad de conectar el Galaxy Note10 a Windows 10 para compartir notificaciones, mensajes y otras funcionalidades o la opción de exportar como archivo de Word las notas creadas con el S Pen (además de usar aplicaciones de Office optimizadas en DeX).

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ / Susana C. Gómez

One UI ofrece multitud de opciones para mejorar el rendimiento, la memoria, el almacenamiento, la batería... Y también para personalizar la pantalla (con un modo oscuro inteligente, entre otras características) y acomodarla a la vista del usuario, que agradecerá, por ejemplo, su excelente filtro de luz azul.

Este Note10+ cuenta además con pantalla Edge, con aplicaciones que se pueden desplegar desde el filo del teléfono, y además iluminación Edge, con la que ese filo se ilumina cuando se recibe una notificación. Y al ser Dynamic AMOLED tiene la opción Always-on Display.

El S Pen

Como el resto del dispositivo, Samsung también ha renovado su S Pen, construido ahora en una única pieza, y con el que se pueden activar multitud de acciones con una pulsación de su botón simple, doble o sin pulsarlo en absoluto. Los gestos en el aire son una de las características más llamativas de este accesorio (y que tal vez más entrenamiento requieran), que gracias a su acelerómetro y su giróscopo casi parece en ocasiones una varita mágica.

Con el S Pen se pueden controlar a distancia las cámaras (y añadir efectos y editar los contenidos) y controlar reproductores multimedia, entre otras muchas posibilidades (que aprovecharán especialmente creadores que trabajen con realidad aumentada o 3D).

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen / Susana C. Gómez

Ya sobre la pantalla, resulta muy cómodo escribir en ella con el lápiz y el reconocimiento de textos funciona muy bien (incluso con caligrafías difíciles). Se puede anotar lo que tengamos en pantalla, digitalizar lo que estamos escribiendo para editarlo después y también, desde la pantalla partida, pasar fragmentos de una aplicación a otra.

Y aparte de escribir también podemos subrayar, marcar o dibujar. Con la función de realidad aumentada que proporcionan las cámaras del Note10+ (AR doodle) podemos personalizar las imágenes con efectos dinámicos.

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen / Susana C. Gómez

Batería

En los Note10 y Note10+ Samsung ha mejorado las baterías, sobre todo su velocidad de carga. El dispositivo analizado lleva una batería de 4.300 mAh, que admite carga rápida de hasta 45 W y que con media hora enchufado proporciona energía para buena parte de la jornada (o para toda ella, dependiendo del uso). Y de paso se puede cargar de forma inalámbrica otro dispositivo, como un Galaxy Watch o los auriculares Galaxy Buds.

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Trasera con acabado Aura Glow Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Trasera con acabado Aura Glow

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - Trasera con acabado Aura Glow / Susana C. Gómez

Fotografía

Junto a la pantalla, otra de las grandes bazas de este teléfono es su potencia fotográfica. El Note10+ tiene cinco cámaras, una frontal de 10 megapíxeles con apertura f/2.2 y autoenfoque con 80º de angular y cuatro en la parte trasera, tres de ellas con tecnología Dual Pixel: una principal (77º de angular) de 16 megapíxeles con apertura variable, autoenfoque y estabilizador óptico; una gran angular (123º) de 12 megapíxeles con apertura f/2.2 y autoenfoque; una telefoto (45º de angular) de 12 megapíxeles con apertura de f/2.4, autoenfoque y estabilizador óptico y una DepthVision para medición de profundidad en la escena con resolución VGA, apertura de f/1.4 y 72º de angular.

En cuanto al software, la aplicación de fotografía dispone de unos cuantos modos tanto de foto como de vídeo que agradarán tanto a quienes quieran mejorar la calidad de sus imágenes o añadirles efectos (hay muchos más aparte del omnipresente bokeh) de forma fácil como a quienes quieren tener control de cada uno de los campos antes de pulsar el disparador.

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen

Análisis del Samsung Galaxy Note10+ - El S Pen / Susana C. Gómez

Gracias a la inteligencia artificial que incorpora reconoce no solo rostros sino escenas (de entre un catálogo predeterminado) para adaptar de forma automática los ajustes. En el apartado de vídeo, el enfoque dinámico en vivo proporciona ajustes de profundidad de campo para enfocar lo que se desee en el cuadro y desenfocar el fondo (y funciona sorprendentemente bien, aunque no sea perfecto) y la función Audio Zoom reduce el ruido de fondo y centra el audio en el punto de la imagen que seleccionemos.

Aplicaciones

Junto a la ya mencionada DeX, el ecosistema de Samsung posee aplicaciones tan interesantes como Samsung Pay (de la que hablamos en su momento), el asistente Bixby (una buena alternativa a las propuestas de Google, Amazon o Microsoft), Samsung Health (que puede ayudarnos a monitorizar nuestra actividad física y otros muchos parámetros relacionados con nuestro bienestar) o Wear, para gestionar accesorios como relojes inteligentes (Galaxy Watch) o auriculares inalámbricos (Galaxy Buds).

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+

Imágenes del análisis del Samsung Galaxy Note10+ / Susana C. Gómez

¿Merece la pena?

La respuesta corta es sí. La larga, que depende del bolsillo de cada usuario. Es cierto que hay dispositivos similares en la competencia a precios más económicos, pero probablemente no ofrezcan ni la misma calidad de construcción, diseño y rendimiento ni tampoco la misma experiencia de usuario. Así que el Note10+ es una opción más que recomendable para quien busque un dispositivo profesional, fiable, versátil y potente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios