'Smartphone'

Así funciona la bisagra oculta del Samsung Galaxy Z Flip

El Samsung Galaxy Z Flip El Samsung Galaxy Z Flip

El Samsung Galaxy Z Flip / (Londres)

El Samsung Galaxy Z Flip es probablemente el dispositivo más singular del catálogo de la marca surcoreana. Un teléfono plegable que aúna tecnología y diseño y que está construido en torno a una bisagra oculta que sirve de columna vertebral del aparato.

Como explica la compañía, el diseño de este elemento fue uno de los retos de la génesis del Galaxy Z Fip. Debía ser, por un lado, fuerte, estable y que ofreciese una experiencia fluida, sin añadir ningún volumen. Por otro, había que evitar que pequeñas partículas, como polvo o arena, entrasen en el resquicio entre la bisagra y la pantalla.

Ambos problemas los resolvieron los ingenieros de Samsung con una nueva tecnología, llamada bisagra oculta (Hideaway Hinge) que combina el mecanismo dual CAM y otra nueva tecnología de Samsung, Sweeper, que utiliza fibras de nailon cortadas a una altura micrométrica para repeler la suciedad y el polvo.

Con forma de cresta, el mecanismo dual CAM es un componente clave que permite que el Z Flip pueda abrirse, cerrarse y sostenerse por sí solo en diferentes ángulos. No es un interruptor, es un atenuador que ofrece diversos grados de control. Además, mantiene oculta la fina bisagra oculta.

En cuanto a la tecnología Sweeper (o de barrido), es la respuesta para proteger el dispositivo del polvo y la suciedad. Y para llegar a ella los ingenieros hubieron de tener en cuenta la elasticidad (por los cambios en el tamaño del espacio), una flexibilidad duradera y delgadez.

Tras numerosos prototipos fallidos, un ingeniero de Samsung observó que lo que se necesitaba era algo similar a las fibras en las aspiradoras. No sólo eran lo suficientemente flexibles sino que mantenían esa flexibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios