"Radiotelevisión espantosa"

Adiós a la etapa interina de Rosa María Mateo

  • La administradora única de RTVE se marchará dejando una trayectoria de dos años y medio marcada por el sectarismo y decisiones desafortunadas

La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia

La administradora Rosa María Mateo en una comparecencia / RTVE

En una de sus comparecencias parlamentarias Rosa María Mateo cometió un lapsus clamoroso y no exento de autoironía. Habló de “radiotelevisión espantosa” y por momento parece que su labor al frente de RTVE ha sido así, un rosario de despropósitos, infortunios y malas decisiones. El presidente Pedro Sánchez la nombró en el verano de 2018 como medida provisional para ajustar cuentas con la directiva de Informativos del último presidente nombrado por el PP, José Antonio Sánchez, que no hizo un favor a TVE con su trayectoria plagada de favoritismos hacia su partido.

Mateo, con una acumulación de poder sin parangón en la corporación audiovisual ante la ausencia de un consejo de control, incidió en los mismos errores de su antecesor y no tuvo capacidad de liderazgo ni dentro ni ante los ciudadanos. Por ejemplo, deja su silla en Prado del Rey con La 1 en su mínimo histórico, 8,6% y lo que llega a ser más doloroso, con los Telediarios como tercera opción y a mucha distancia de los informativos de las dos grandes privadas.

El consenso de un marcado interés particular a través de la lista igualitaria de los nuevos consejeros de RTVE, con la corporación presidida por el almeriense José Manuel Pérez Tornero, se aceleró para romper ya una etapa interina que comenzaba a ser ciertamente peligrosa. La influencia de Unidas Podemos era cada vez más evidente y el director de TVE, Enric Hernández, ha sido responsable de unos informativos cada vez más alejados de la neutralidad y una programación atractiva.

El nuevo consejo va a tener difícil a corto plazo rectificar la trayectoria ante la opinión pública y mucho van a tener que hacer los representantes para no caer en la confrontación continua. Al menos hay una virtud que se atisba en la lista de consejeros: todos cuentan con una carrera prolongada en los medios o su análisis. Pero Rosa María Mateo también la tenía y se ha notado bien poco.

"Leonor se va de España, como su abuelo"

La administradora se despide entre críticas y polémicas y han emborronado los recuerdos de su trayectoria como presentadora de esos mismos Telediarios que ahora han caído en desgracia. En el demérito de la directiva de la veterana periodista figura la implantación de un programa de actualidad, de “infoentretenimiento” externalizado, Las cosas claras, con Jesús Cintora, que decae en seguidores cada semana y sobre todo en credibilidad, en contra de la imagen de La 1. El otro contenido diario donde se ha basado la línea editorial de la nueva directivo ha sido La hora de La 1, el matinal con la meteorólogo Mónica López, que no ha mejorado las cifras anteriores, habiéndose sacrificado un emblema de TVE como Los desayunos. El colmo fue el titular dedicado a la Princesa de Asturias el 10 de febrero,“Leonor se va de España, como su abuelo”, que pese a las disculpas de Mateo, refleja la sensación de descontrol y falta de aprecio a lo que significó TVE en la vida de los españoles.

La cadena de referencia ha perdido su sitio cuando más fragmentado está el mercado y más se necesitan modelos de calidad y de liderazgo periodístico. Es la labor que ha de afrontar de inmediato el consejo de Pérez Tornero, un consejo que no puede atender consejos de la veterana administradora que ahora se marchará al cabo de dos años y medio de complicada interinidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios