UD Almería | Liga 1|2|3

Alfonso y Fran, condenados a entenderse sí o sí

  • La afición rojiblanca no entendería que el presidente no hiciera un esfuerzo por retener al técnico de la casa, el que le ha devuelto la ilusión a la entidad

Fran Fernández y Alfonso García el pasado 27 de junio de 2018, cuando el almeriense era presentado como técnico Fran Fernández y Alfonso García el pasado 27 de junio de 2018, cuando el almeriense era presentado como técnico

Fran Fernández y Alfonso García el pasado 27 de junio de 2018, cuando el almeriense era presentado como técnico / Javier Alonso (Almería)

El 2 de junio de 2018 la Unión Deportiva Almería certificaba su tercera agónica permanencia en la última jornada de forma consecutiva. Fue en el Anxo Carro de Lugo con un apurado 1-1 que le bastaba para salvarse y enviar a la Cultural Leonesa a Segunda B. En el banquillo unionista se sentaba Fran Fernández, que dirigió al cuadro indálico las seis últimas jornadas por la repentina marcha de Alcaraz, además de hacerlo en la 15ª tras la destitución de Ramis. 

Veintinco días tuvo que esperar el almeriense para que el club lo confirmase como entrenador del primer equipo para el nuevo proyecto deportivo. El 27 de junio Alfonso García lo presentaba en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos ante los medios de comunicación. En los días previos la entidad había sondeado varios perfiles, pero como quiera que las peticiones económicas de los técnicos que gustaban se consideraron excesivas, el presidente optó por darle la oportunidad al zapillero, que sin mucha experiencia en el fútbol profesional, tuvo poco margen negociador. 

Las partes firmaron un año de duración, quizá pensando la entidad que con un neófito no era cuestión de jugársela. Esa decisión podría costarle cara en caso de que las negociaciones para su renovación no lleguen a buen puerto. El primer contacto por parte del club ya se ha producido y está reconocido por el propio director deportivo.

Hace una semana Miguel Ángel Corona anunciaba, con el interés obvio por el marco en el que se produjo (la emisora oficial) que la entidad ya le había hecho saber a FF que era su primer candidato al banquillo para el próximo curso. Tan solo unos días después el preparador comparecía ante los medios en la previa de la visita a La Coruña y, cuestionado por Diario de Almería sobre el encuentro con Corona, admitía su existencia, pero tiraba de larga cambiada para justificar que no podía pedirle a sus jugadores centrarse en el partido a partido y estar él negociando su futuro.

De forma elegante FF mandaba calabazas (o coles de bruselas), al club. El técnico sabe que, a diferencia del verano pasado, ahora es él quien puede llevar las riendas de la negociación. Su exhaustivo trabajo al frente del equipo lo refrenda y además sabe que cuenta con la variable más importante: el cariño y la comprensión de la masa social en particular y de la afición en general, por lo que puede marcar los tiempos.

Fran Fernández saluda a Natxo González antes del inicio del duelo ante el Dépor en Riazor Fran Fernández saluda a Natxo González antes del inicio del duelo ante el Dépor en Riazor

Fran Fernández saluda a Natxo González antes del inicio del duelo ante el Dépor en Riazor / Photodeporte (La Coruña)

En ese escenario, y teniendo claro que profesional y familiarmente (hace unos meses nacía su segunda hija) la primera opción de FF siempre será continuar en la UD Almería, las dos partes están condenadas a entenderse. Para ello es fundamental que el máximo accionista se rasque el bolsillo.

Poco amigo de la figura del entrenador, a Alfonso García no debe cegarle esta vez la idea de que cualquier técnico es capaz de desarrollar el mismo trabajo porque quienes importan realmente son los jugadores. Tiene ejemplos recientes de todo lo contrario y es de esperar que en esta ocasión se dejará aconsejar por Lorena, su hija, que vive el día a día del Mediterráneo.

A nivel de preparación de entrenamientos, estudio de rivales, psicología con los jugadores y dominio del entorno pocos técnicos desde Emery han pasado por la UDA. Tal vez FF sea uno de ellos, lo asegura alguien que lleva doce años viendo los entrenamientos a diario. Sería una pena dejarlo escapar. 

Ya es un caramelo apetecible en el fútbol de plata, pero no hace falta apostar que si el club le iguala cualquier oferta que pueda llegarle a su agente e, incluso si es ligeramente inferior, FF elegirá al club de su tierra, el que siente como propio desde que hace un buen puñado de años tomase las riendas del cadete. Alfonso tiene la última palabra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios