El acta de Vivancos

Lo nunca visto

  • Se han perdido dos puntos importantísimos para ir escalando en la clasificación, pero más trascendente pudiera ser el bloqueo mental de los de Gomes

Balliu y Aday. Balliu y Aday.

Balliu y Aday. / Javier Alonso

Es de esperar que este tropiezo no influya mentalmente en el futuro. Se han perdido dos puntos importantísimos para ir escalando en la clasificación tras ir con dos encuentros de retraso, pero más trascendente pudiera ser el bloqueo mental de los de Gomes, que ha sido de los que hacen época. Es cierto que la UDA fue superior, no solo en igualdad numérica, y eso da esperanzas pues este conjunto va teniendo un patrón de juego, secundado por varias individualidades que brillan cada vez más.

Hasta ahí todo bien, porque los goles llegarán en otros partidos. El primer escollo llega este próximo jueves en Sabadell, donde ya se va con la obligación de ganar. Por eso indicaba que en las próximas horas el factor clave va a ser la recuperación mental, para que esta noche histórica que siempre se recodará, no termine por influir de más. La mayoría de los entrenadores suelen lavarse las manos ante un resultado favorable y apuestan por repetir once, aunque en él haya jugadores que no están dando el nivel. Y fue el caso de Villalba, que si bien comenzó el choque de forma aceptable, se fue diluyendo.

Se especulaba con que Lazo podría sustituirle de inicio, pero después del rendimiento exhibido por el gaditano habría que pensar en aplicarle la fórmula de la nevera arbitral. No se merece otra cosa Lazo tras su recital de despropósitos. No entiendo cómo no se cuenta con Aketxe, que ha desaparecido incluso de las primeras rotaciones. Otro que debería ir un tiempecito a la Siberia futbolística es Juan Villar.

Sin embargo, se abren posibilidades para jugadores que en poco tiempo han mostrado bastante, como Ramazani o el mismo Pedro Mendes. La gestión de un vestuario es como el capitalismo, si pierdes la oportunidad hay otros mejores que tú. Aun así, y manteniendo la cabeza fría, deber del que redacta estas líneas, los brotes verdes que avisté ante Las Palmas (me cayó por todos lados por la afirmación) se confirman. Este equipo, pese desesperación de esta noche, promete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios