UD Almería

Hay caso Álvaro Giménez

  • El jugador espera que el Almería se avenga a negociar por debajo de su cláusula de rescisión

  • Corona defiende su compromiso, pero no está gustando su actitud en la pretemporada

Al jugador se le ve 'taciturno' en los entrenamientos Al jugador se le ve 'taciturno' en los entrenamientos

Al jugador se le ve 'taciturno' en los entrenamientos / Javier Alonso (Almería)

Álvaro Giménez no tiene la mente al 100% en el Almería este verano. El futuro le nubla. Sus 20 goles lo catapultaron como Pichichi de la categoría de plata y pensaba que eran un pasaporte seguro hacia Primera (Juan Muñoz firmó por el Leganés con 13), pero los días pasan y el tren no acaba de llegar.

Tanto es así que el propio jugador, a través de su representante, Joaquín Vigueras, le ha hecho ver al club su disconformidad porque el Almería no se avenga a negociar con posibles interesados, remitiéndose siempre a su cláusula de rescisión.

La dirección deportiva tiene muy clara esa línea roja y la ha reiterado en numerosas comparecencias públicas. Miguel Ángel Corona ha dicho por activa y por pasiva que quien quiera al máximo goleador del equipo tiene que pasar por caja, previo pago de los 1’5 millones que aparecen en su contrato como cantidad fijada para liberarlo, una cifra que además se considera baja para tratarse de un goleador.

La negativa del área deportiva a negociar por debajo, tal y como ya ocurriese con el traspaso de Luis Rioja al Alavés, ha generado las primeras fricciones con el jugador, al que se le ve con aire taciturno en los entrenamientos, una actitud distinta a lo que en él viene siendo habitual, si bien el propio Corona se encargó el lunes de defender su compromiso.

“Lo único que puedo decir es que hoy [por ayer] se ha retirado por unas molestias en el tendón y que la semana pasada también tuvo molestias. Estuvo presente en El Ejido y se fajó como es habitual en él. Un jugador que no tuviera actitud ni compromiso, o estuviera pensando en otras cosas, no va a jugar el primer partido de pretemporada ante un Tercera; él fue y se fajó con los centrales. No hay que buscar más allá de lo que es una simple situación normal de pretemporada. Hay mucha carga de trabajo y aparecen molestias”, explicaba Corona escudando a Álvaro.

El Eibar optó por pagar 4'5 millones por Quique González; Granada y Osasuna también sondearon a Álvaro sin llegar a concretar

Las fuentes consultadas por Diario de Almería manifiestan que las plazas de delantera en Primera están contadas y el mercado es amplio, por lo que los equipos estudian mucho el movimiento a realizar antes de ejecutarlo. Por eso el Eibar, que había sondeado la posibilidad de Álvaro, acabó prefiriendo pagar 4’5 millones por Quique González, capaz de materializar quince o más goles en tres campañas distintas en Segunda, mientras la tardía explosión goleadora de Álvaro despierta ciertas dudas de si fue fruto de ser la referencia absoluta en el esquema de FF o sería capaz de reproducirla en otro destino y bajo otro sistema.

Queda más de un mes de mercado y cualquier cosa puede ocurrir, pero el Almería sueña con retenerlo, para lo cual le ha puesto sobre la mesa una oferta de renovación que lo convertiría en uno de los mejor pagados tras liberarse de las fichas de Trujillo, Nano y Caballero, y volver a juntarlo con Real, que no acaba de definir su destino: “Sé el esfuerzo que el Almería está haciendo para darle un salto cualitativo a su plantilla y entre ellos está la pelea por la llegada de Juan Carlos. La probabilidad de que venga o no la maneja él porque es el que conoce esas ofertas”, apostilla Corona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios