Rubi: "Tengo la sensación de que he firmado donde me querían"

UD ALMERÍA

El técnico catalán admite que le han rebasado las muestras de cariño de los aficionados del Almería tras su retorno

Rubi se arremanga y baja al barro

Rubi con la bufanda de la UDA junto a El Assy en el inicio de su segunda etapa como rojiblanco
Rubi con la bufanda de la UDA junto a El Assy en el inicio de su segunda etapa como rojiblanco / Javier Alonso

Almería/Joan Francesc Sicilia, Rubi, inicia su segundo periplo como entrenador rojiblanco con la misma ilusión que cuando firmó su primer contrato en mayo de 2021. Entonces consiguió el objetivo encomendado por el club de lograr el ansiado ascenso a Primera que perseguía Turki Al-Sheikh desde que adquirise la entidad. Ahora, a sus 54 años, el técnico de Vilassar de Mar busca repetir la hazaña tras garantizarse otro contrato de larga duración, por tres campañas, con la idea de cimentar un nuevo proyecto deportivo que pueda asentarse en la máxima categoría una vez alcanzada la cota. Mohamed El Assy, CEO del club, le daba este miércoles la bienvenida.

Antes del inicio de la comparecencia el propio Rubi hizo una apreciación inicial en agradecimiento por su regreso al club: "Quiero dar muchísimas gracias, aparte de a Mohamed y la propiedad, también a los aficionados y los medios porque me han puesto la piel de gallina. Sabíamos que teníamos cariño por el trabajo que hicimos, pero me ha rebasado. Ya veníamos con ilusión máxima, incluso más que la primera vez, por diferentes motivos, el sentimiento de responsabilidad ha aumentado en mí y mi staff".

¿Sintió al aceptar la oferta que perdonaba una infidelidad?

Más que perdonar una infidelidad, sí que es cierto que cuando nos fuimos en la otra etapa era el momento porque había erosión y un desgaste en el club. Las dos partes estábamos, sin hablarlo, más o menos de acuerdo. De un tiempo para aquí, la UDA ha estado trabajando con mucho cariño haciéndonos ver que un regreso podía ser positivo. A primera vista queríamos entrenar en Primera, es cierto, pero no queríamos hacer esperar al Almería más tiempo porque se había merecido volver, quizá no tan pronto, pero me hicieron ver que vamos a ser más fuertes incluso que cuando empezamos porque ya nos conocemos y tenemos que pulir varios detalles. Estoy convencido de que hemos vuelto a acertar. El proyecto no deja de ser un poco nuestro, es de la ciudad y los propietarios, pero queremos darle continuidad a lo que hicimos en su día.

¿Le preocupa el overbooking en la plantilla?

Tenemos muy buenos futbolistas, no tengo duda, pero en algunas posiciones hay overbooking y como es lógico hay que ajustar masa salarial e ingresar dinero para cubrir los números, algo que entendemos. Lo importante es que quien se quede sea gente de mucho nivel que nos ayude a devolver al equipo a Primera. En Segunda el grupo tiene que ser más reducido que en Primera porque no puedes generar tanta competencia en detrimento del buen ambiente. El mercado es muy largo, julio y agosto, para ir sucediéndose situaciones.

¿Qué dferencias observa entre su primera y segunda etapa?

Como profesionales somos más fuertes de lo que éramos antes porque Mohamed, Joao, Turki, etcétera saben cómo trabaja este cuerpo técnico y les gusta. Nosotros sabemos que tenemos que adaptarnos a las situaciones del club, pero hablando las dos partes. Un día la propiedad pensará que un jugador no tiene que estar y yo sí, pero en el 80% iremos de la mano. En eso la mejora será muy buena e interesante para todos.

¿Han hablado de las bajas y altas?

De momento tenemos un gran fichaje, que es Nico Melamed, un acierto clarísimo para el perfil de proyecto que tenemos porque se adecúa al fútbol que nos gusta a todos. Debemos tener paciencia para que el mercado nos diga qué posiciones han de cubrirse o no. Hay que ilusionarse con el fichaje realizado y una plantilla que ya es buena de por sí y debe demostrarlo porque el año pasado no lo hizo. Tienen ganas de sacarse la espina rápido y dar más nivel del que dieron. También cogeremos de abajo lo que podamos porque están haciendo méritos.

¿Qué ha cambiado específicamente respecto al día de su adiós?

La anterior etapa fue superexitosa y el club siempre lo reconoció. Un ascenso como campeón de Liga y una permanencia ante rivales complicados. Quieras que no, en cualquier club cuando un entrenador lleva tiempo una parte se va erosionando porque hay muchas decisiones a tomar y convenía para las dos partes. Me hubiera gustado volver, aunque no en Segunda, pero el mercado me dijo que no había situación clara en Primera y no quería esperar más, por eso he vuelto a creer en este proyecto al máximo para devolverlo a Primera lo antes posible. Siempre intento llegar al 100% motivado, pero esta vez es incluso mayor que la primera. Antes mi idea era cumplir objetivos y el sueño ir a un equipo asentado en Primera, en el momento que he visto que esto no sucede, voy a intentar hacerlo con el Almería. Mi idea es mucho más de construir y estar más tiempo de lo que hice la otra vez, esperando que la afición esté contenta con el equipo.

¿Cómo está la portería?

No sabemos lo que nos va a deparar el mercado. Ya tenemos tres buenos poteros, Fernando, Bruno y Maximiano. También sabemos que hay que hacer alguna venta y si llega alguna oferta muy interesante en esa posición se tendrá que tomar la decisión. Hay dos o tres ventas que se deben hacer. Diego Mariño ha cumplido con creces a nivel profesional y su conducta es intachable, a futuro no sabemos lo que puede pasar, a día de hoy no tiene contrato y a futuro ya se vería la decisión que se toma.

¿Qué valor le va a conceder a la cantera?

Marcos Peña ya estaba en dinámica de primer equipo cuando estuvimos, pero no encontramos el momento de ayudarle a debutar. Lo que hay que quedarse es cuando se consolida a nivel de minutaje. Queremos una plantilla importante tirando a corta para que la gente de abajo que se lo gane tenga esa oportunidad. Yo eso lo he hecho en el Espanyol, pero requiere tiempo. Nuestra intención es hacerlo en situación en la que hay mucho en juego. Conmigo debutaron Robles o Caballero. El seguimiento del filial, juvenil y cadete va a ser total porque queremos mejorar incluso lo que le dimos a la ciudad cuando ya estuvimos aquí porque he pensado algunas ideas para que la ciudad disfrute más del equipo.

¿Cree que la división entre la afición respecto a su figura se ha cerrado?

Un entrenador está al pie de los leones desde que empieza a rodar el balón. Una parte de la afición piensa en salvarse sin sufrir, pero si lo analizas fríamente haces 41 puntos y si los grandes no hubieran perdido en ciertos campos nos hubiéramos salvado dos jornadas antes. Es normal que la gente descargue los nervios con la figura del entrenador, pero no recuerdo que hubiera tanta división porque siempre me he sentido querido. Me alegro de que haya menos división pero también sé que si no me lo gano a base de ganar partidos pues volverá a parecer esa división.

¿Cómo se gestiona una pretemporada con tantos jugadores?, ¿su opinión tendrá más peso en los fichajes?

El fútbol de hoy en día no es como cuando yo empezaba porque ahora el mercado es larguísimo y surgen situaciones que se deben ir tratando. A veces hay exceso de jugadores y conforme se acerque la Liga iremos ajustando. Creo que siempre se me ha escuchado [dentro del club]. Ahora tras un año he vuelto y veo un departamento de scouting más importante de cuando estaba yo. Tenemos a Joao con Ibán y Esteban, algo que no existía antes. Estoy convencido de que trabajaremos de la mano y alguna vez lo veremos diferente.

¿Tiene la sensación de haber firmado el contrato de su vida?

Tengo la sensación de que he firmado donde me querían, eso es muy importante. Si hay una oportunidad para establecerse en un sitio para tiempo este es el lugar adecuado. Luego ya se verá si es el contrato de mi vida porque también estuve en Betis y Espanyol. Si podemos dar lo que nos piden ayudaremos mucho a crecer al club y hacer cosas muy bonitas.

¿Qué intención tienen con los jóvenes que regresan de cesión?

Cada caso tiene su situación porque hay posiciones con mucha gente. Vamos a trabajar y ver cómo marchan las cosas para ir tomando decisiones.

¿Cuál es el objetivo?, ¿tiene ya completamente perfilada la pretemporada?

El objetivo tiene que ser recuperar la categoría y si puede ser el primer año. Aunque hayamos firmado tres no me sirve subir el tercero. Hay dos caminos, el de las dos primeras plazas o la promoción, cualquiera sería bueno, pero hay que pelear por esas dos primeras plazas sin escondernos. Nos toca normalmente hacerlo al límite, incluso cuando hicimos 81 puntos. Este año nos van a tratar como favoritos aunque es el año con más equipos de Primera en Segunda. Respecto al 'stage' la semana que viene se incorporará algún jugador más, aunque les hemos cortado las vacaciones. A Marbella van a venir chicos del filial porque es bueno haber conseguido la 2ª RFEF porque el salto es menor. Esto es muy bueno e importante.

El miedo de la afición es perder a buenos futbolistas, ¿su llegada garantiza que el núcleo duro se podrá retener?

Estos señores solo piensan en ganar y van a hacer la mejor plantilla posible para hacerlo, eso lo tengo claro. Garantizar quién va a estar y quién no... Lo que no vamos a hacer es dejar al equipo cojo. Tenemos que ilusionarnos con ver la mejor versión de esos futbolistas que pueden hacer disfrutar a la afición. El día a día del mercado irá diciendo quién se queda. Lo importante es que no se van a ir 8 o 9 de nivel, hay que hacer vestuario. Es fundamental volver a generar un buen grupo en el que todos puedan verse titulares.

¿Ha hecho alusión a la necesidad de borrar la última experiencia del varapalo del descenso con el vestuario?

Eso es muy necesario entenderlo. A todos los futbolistas los llamé personalmente antes de venir y ayer en la primera charla de grupo cerramos el pasado, intentando enfocarlo con doble lectura. Lo que no me ha gustado de lo que he ido escuchando es el discurso de la mala suerte porque la realidad es que el equipo no lo hizo bien. Les pido no hablar nunca más de pasado, no me vale "hemos hecho 21 puntos aunque jugábamos muy bien", hay que jugar bien de verdad o intentarlo. Una vez aprendido esto nos vamos a sacar la espina intentando subir lo antes posible primero y luego asentando al equipo en Primera.

¿Qué rol tendrán Joan Carrillo y Joan Ferrer, su hijo, en el cuerpo técnico?

Mi hijo se ha sacado el UEFA C y estudia el antiguo INEF, creo que nos puede ayudar. Va a coger experiencia y nos sacará trabajo de vídeo que tenemos desbordado. Para mí no vuelve a ser mi hijo, ahora es Joan y si no lo hace bien le caerá un gorrazo. Carrillo es una persona que puede aportarnos dos cosas, es un entrenador, por tanto dos ojos más que ven, y tiene bagaje en Polonia, hizo campeón al Videoton en Hungría y vive el fútbol con una pasión increíble, más visceral que yo, que soy más cerebral. Hemos abierto un departamento que al club le ha parecido bien y se va a encargar de la mejora individual de cada futbolista. Hay un plan para que se vea una evolución en cinco meses de cada jugador y que sea más completo de lo que es con trabajo personalizado. Habrá una persona específica, consensuada conmigo, para la evolución de todos los jugadores.

¿Le incomoda que los rivales les concedan de antemano la vitola de favoritos?

“No me molesta que me vean como favorito, no voy a decir que no lo somos. Si no lo cumplimos, habremos fallado”.

stats