Vivir

Ayuntamiento de El Ejido y Asociación Asperger Almería colaboran en la integración socio-laboral

  • El alcalde, Francisco Góngora, se ha reunido con la presidenta, Amparo García, junto a la edil de Servicios Sociales, Almudena Martínez, para conocer de primera mano, el significativo trabajo que se desarrolla a favor de las personas que presentan este síndrome

Ayuntamiento de El Ejido y Asociación Asperger Almería colaboran en la integración socio-laboral Ayuntamiento de El Ejido y Asociación Asperger Almería colaboran en la integración socio-laboral

Ayuntamiento de El Ejido y Asociación Asperger Almería colaboran en la integración socio-laboral

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha mantenido hoy una reunión con la presidenta de la Asociación ASPERGER de Almería, Amparo García, junto a la edil de Servicios Sociales, Almudena Martínez, para conocer de primera mano, el importante trabajo que esta realiza a favor de las personas que presentan este trastorno, así como de sus familiares.

El primer edil ha mostrado su “compromiso” para colaborar con este colectivo poniendo a su disposición los recursos municipales con los que se cuentan y ha recordado que “es preciso que las Administraciones Públicas y asociaciones aunemos esfuerzos para trabajar conjuntamente para lograr así una sociedad mucho más justa, igualitaria y en la que prime la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la vida”.

Es por ello que, durante la reunión se han abordado cuestiones relativas a la formación dirigida desde la Asociación Asperger Almería a familias, orientadores, educadores y Policía Local o la petición del apoyo del Consistorio al reconocimiento legal de la Discapacidad Social a los pacientes con Síndrome de. De igual modo, se han abordado otros asuntos tales como la colaboración del Ayuntamiento de El Ejido para facilitar la empleabilidad de las personas con Asperger en el municipio a través de información con las empresas de la localidad.

Góngora ha calificado la labor que realiza esta asociación de “importantísima” y es que, tal y como ha explicado, “ofrece herramientas que son vitales para mejorar las cotas de bienestar social de las personas que padecen este síndrome, ya que representan un recurso de primer orden de cara a garantizar un mejor desarrollo de los afectados, así como contribuye a favorecer su integración socio-laboral a partir de la mayoría de edad”.

Para ello, esta asociación desarrolla a lo largo de todo el año programas y proyectos en distintas áreas que se encuentran relacionados con la información y el apoyo a familias, la educación en la edad escolar, las estrategias de intervención y compensación de las desigualdades o cómo evitar el bullying, entre otros. Además, cuenta con proyectos destinados a adultos que abordan materias tan importantes como las necesidades educativas especiales, aquellas iniciativas dirigidas a favorecer la inclusión laboral o el asesoramiento técnico a profesionales y entidades.

En el sistema de protección a la discapacidad actual se tienen en cuenta tres aspectos: el sensorial, motórico y psíquico, pero no mide la conducta adaptativa. Sin embargo, las personas con Síndrome de Asperger tienen una conducta adaptativa significativamente baja, no tienen habilidades para desenvolverse en su vida diaria. Es por ello que desde la Federación Andaluza del Síndrome de Asperger solicitan que se reconozca la discapacidad social, independientemente de su CI, ya que estas personas presentan una grave discapacidad social y están abocadas a la exclusión social en el momento que son adultas. Un dato que pone todo ello de manifiesto es que la tasa de desempleo de este colectivo es alta, alcanzando un 86%.

Por último, recordar que el síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que conlleva una alteración neurobiológica determinada en el procesamiento de la información. Las personas afectadas tienen una inteligencia normal y, a veces, incluso superior a la media; sin embargo, presentan un estilo cognitivo particular y frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas. Este trastorno se manifiesta de diferente forma en cada individuo, pero todos tienen en común las dificultades para una correcta interacción social. Y se encuentra encuadrado en los TEA o Trastornos del Espectro Autista, aunque sus competencias intelectuales y lingüísticas se mantiene como una entidad diferenciada del autismo clásico. Representa de 3 a 5 nacimientos por cada 1.000 nacimientos.

Desde la Asociación ASPERGER reclaman el reconocimiento legal de la discapacidad social para que los afectados puedan acceder a los cupos reservados de trabajo para personas con ‘discapacidad intelectual’ en las convocatorias de empleo de las administraciones públicas, mediante la fórmula transitoria e inclusiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios