Vivir

Bodas de oro del primer Festival Internacional de la Costa del Sol

  • Fue en 1970 cuando el Ayuntamiento de la capital al socaire de los buenos resultados propagandísticos de otros festivales de Benidorm, Atlántico, Barcelona, Miño, Málaga...

Bodas de oro del primer Festival Internacional de la Costa del Sol. Bodas de oro del primer Festival Internacional de la Costa del Sol.

Bodas de oro del primer Festival Internacional de la Costa del Sol.

Se van a cumplir ahora cincuenta años. Fue en 1970 cuando el ayuntamiento de la capital al socaire de los buenos resultados propagandísticos de los festivales de Benidorm, Atlántico, Barcelona, Miño, Málaga, Aranda de Duero y otros entendió que la música podría ser un buen vehículo para promocionar nuestra tierra. 

Almería, tal y como estaba el panorama musical en España durante la década de los setenta, no podía ser menos y también tuvo su Festival Internacional de la Canción. El Festival, se mantuvo vivo durante seis años consecutivos con muchos altibajos, pero ya en 1976 con los cambios políticos surgidos en el país y tal como se venían perfilando las nuevas tendencias musicales, su continuidad ya no tenía sentido. 

Aparte de los “problemillas” con Málaga, que tenía su propio festival acuñando para ellos lo de “Costa del Sol”, slogan creado en Almería, y bajo cuya denominación hubo en los años sesenta varios festivales en la capital, la verdad es que de las 120 canciones presentadas durante los seis años de vida del certamen almeriense, apenas cuatro o cinco sonaron con intensidad en el panorama musical español.

El belga Louis Neff, ganador de la primera edición. El belga Louis Neff, ganador de la primera edición.

El belga Louis Neff, ganador de la primera edición.

Nuestro país presentó hasta un total de 83 canciones. A continuación le siguió Inglaterra con 16 temas. A continuación Francia con 4, Bélgica con 3, Italia, Irlanda y Argentina con dos actuaciones y una sola vez estuvieron presentes Malta, Portugal, Perú, El Salvador, México, Paraguay, Puerto Rico y Uruguay. Aquí los intérpretes, en su gran mayoría desconocidos o en el inicio de sus carreras, venían claramente a llevarse el dinero de los premios. Por cierto que para solventar la polémica con Málaga se nos ocurrió rotular el certamen con un grandilocuente “Festival Internacional de la Canción en la Ciudad Luminosa de la Costa del Sol”. En el escenario de los jardines de La Salle y en la última edición en la plaza Vieja, con plaza de “extranjeros” alrededor de una veintena de intérpretes y autores europeos y sudamericanos. Excepto en la tercera y quinta edición, del resto de los participantes y sus canciones en las cuatro restantes nadie recuerda nada. El Festival de Almería, tomó como ejemplo el de Benidorm, que a su vez lo había copiado de San Reno. Su formato era sencillo. Una semifinal entre las veinte canciones seleccionadas, que competían el primer día, de las que diez se clasificaban para la gran final. En ambas noches la rúbrica la ponían los cantantes españoles y extranjeros destacados de entonces como Manolo Escobar, Andrés Pajares, Karina, Donna Higthowers, Juan Pardo, los humoristas Tip y Coll, Mari Trini, Camilo Sesto, el charro Vicente Fernández, el italiano Al Bano, Cecilia o Rocío Jurado.

Los Puntos cantaron ‘Magdalena’. Los Puntos cantaron ‘Magdalena’.

Los Puntos cantaron ‘Magdalena’.

La música en su mayor parte, corría a cargo del maestro Rafael Ibarbia y ante los micrófonos, presentando el espectáculo, profesionales de la talla de Joaquín Soler Serrano, Tico Medina, José Maria Iñigo, Miguel de los Santos, Rosa Maria Mateo, Kilo Ledgar o Pepe Domingo Castaño entre otros. 

En el primer festival se impuso Bélgica con De Duivels van Loudun que interpretó Louis Neffs y el tercer premio, para Malta, con el tema “O mia cara Almería” que representaba a Malta y curiosamente defendida por el trío español Los Magos de Oz.

El segundo festival, fue el más “internacional” de todos. Los cuatro primeros premios se fueron a Inglaterra, primer y tercer premio, con las canciones Love can be...- Tony Stevens y Angelina Oh Oh de Penny Lane. El segundo premio se marchó a Italia de la mano de Alberto Anelly con Lasciva Stare , mientras que el cuarto premio cantado por Ann O’Duyer se fue hasta Irlanda. Tras esta experiencia, la selección de canciones enviadas a los festivales fue más cautelosas. En el tercer Festival, ganaron los españoles Manolo Galván, Carlos Antón y Los Puntos.

El primer premio de la IV edición, voló hasta Inglaterra. Fue el único país extranjero que logró premio. La “picante” Keelly Ford se llevó el Sol de Oro por su canción Hop, skip and jump. Al año siguiente, el colectivo extranjero pasó de puntillas y solo en el VI Festival, un uruguayo y una argentina afincados en España, Olga Manzano y Manuel Picon, se alzaron con el segundo premio con aquel singular Caraballo mató un gallo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios