Vivir

David Bisbal vuelve a ser profeta en su tierra

  • El cantante almeriense revolucionó el Recinto Ferial con los miles de fans que asistieron

  • El artista estuvo acompañado de su familia y fue el primer concierto de su hijo Matteo Bisbal Zanetti

David Bisbal vuelve a ser profeta en su tierra. David Bisbal vuelve a ser profeta en su tierra.

David Bisbal vuelve a ser profeta en su tierra. / Ricardo García

Si hay un artista almeriense que ha traspasado fronteras y sigue siendo aclamado por sus paisanos, ese es David Bisbal. El cantante ha conseguido ser el mayor reclamo de los espectáculos de este año de Feria y lo demostró con un concierto a rebosar de personas, que disfrutaron de sus últimos éxitos y otros más antiguos, que conforman la carrera de esta estrella mundial.

Antes del concierto, durante el día, se podían ver a diferentes fans que decidieron hacer colar para ubicarse en los primeras posiciones, cerca del escenario, y así apreciar cada gesto de su ídolo de primera mano. Muchos grupos de amigas y familias se llevaron su sombrilla y, algunos incluso, sus sillas para una espera más amena y más cómoda.

Bolsas de comida para no pasar hambre y muchas sonrisas porque hoy era un día grande. Disfrutarían de las canciones en directo de su ídolo.

Ya, por la noche, la gran cantidad de público fue abrumadora. Miles de personas emocionadas y con ganas de que comenzara este concierto, que fue bastante puntual.

David Bisbal estaba acompañado por cinco músicos en un gran escenario, que estaba presidido por una  pantalla central y dos laterales. En estas últimas se retransmitía en directo el concierto para los que estaban más alejados.

Quién me iba a decir fue el primer tema con el que comenzó el artista. Siempre afinado y con el acompañamiento inseparable de su público que coreaba junto al artista cada una de las letras. Posteriormente, interpretó Antes que no para seguidamente dedicarle unas palabras a sus seguidores enorgulleciéndose de volver a estar en Almería y haciendo referencia al viento.

Otras canciones que interpretó en la primera parte fue Culpable, Lo tenga o no y Lloraré las penas. En el concierto estuvo su familia y según aseguró era el primer concierto de su hijo pequeño Matteo Bisbal Zanetti y que no quería que sus hijos se hicieran mayores. David Bisbal vuelve a ser profeta en su tierra y exclamó: "¡Qué bonicos sois!".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios