DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Vivir

Alhama de Almería monta un Grand Prix en el salón de casa

  • Una iniciativa de un vecino del municipio reúne a más de 450 participantes registrados, que a su vez ‘tiran’ de todo su núcleo familiar

Alhama de Almería monta un Grand Prix en casa Alhama de Almería monta un Grand Prix en casa

Alhama de Almería monta un Grand Prix en casa

El Grand Prix, todos lo recordarán, fue un concurso que durante catorce veranos consecutivos llegó a los hogares de toda España, principalmente a través de TVE y con Ramón García al frente, al que pueblos de menos de 50.000 habitantes de toda la geografía nacional, encabezados por su alcalde y apadrinados cada uno de ellos por un famoso, competían en diferentes pruebas de obstáculos o juegos populares.

Alhama de Almería no fue uno de los seis municipios almerienses que participó a lo largo de esas catorce ediciones, pero el espíritu de esas pruebas lo ha recuperado uno de sus vecinos, Alejandro Escámez, con el fin de pasar lo más ameno posible el obligado confinamiento en las casas dentro de las actuales medidas preventivas ante la situación de crisis sanitaria existente.

Por ello, este joven, con la experiencia que le da la organización de actividades similares con su empresa de turismo activo, Rumbo Alhaventura, decidió crear un grupo de Facebook que pronto alcanzó los 100 vecinos a los que se dividió en dos equipos. Los que vivían más arriba de la calle Médicos, la principal de Alhama, formarían el de Villa Alhama de Arriba. Los residentes de ahí hacia abajo, obviamente, el de Villa Alhama de Abajo. A día de hoy, son ya 450 vecinos los que están registrados en la actividad, más de un 12% de la población municipal (3.651 habitantes en datos de 2019) y todavía un porcentaje mayor teniendo en cuenta que muchos de estos vecinos registrados participan con el conjunto de su familia.

El Coronaprix, que así se llama este Grand Prix alhameño, consiste en una serie de pruebas o retos a realizar en cada día de confinamiento. Primero fue el propio Alejandro el que comenzó a plantearlos, pero poco a poco los propios vecinos han ido aportando sus ideas para llevar a cabo otra serie de juegos. Hay 24 horas para hacer esos retos en casa, hay que grabarlo en vídeo y compartirlo en el grupo de Facebook. Por cada persona que realice el reto se suma un punto y al final de la jornada se contabilizan los resultados y se publican en redes sociales.

Los retos son principalmente de habilidad, aunque también existen los de realizar dibujos, para los más pequeños. “Los tenemos adaptados para todas las edades y está permitido hacer variaciones dentro de un mismo reto, por si no sale exactamente que se pueda cambiar levemente, ya cada uno con su imaginación puede hacerlo de una u otra forma”, explica Alejandro, que añade que “también hay muchos abuelos participando” y que no dudaron en realizar una de los últimos retos, consistente en hacer un baile de charlestón.

Otros de estos retos se sirven de los rollos de papel higiénico que la gente ha adquirido en lotes para hacer frente al encierro. Poner el rollo encima y levantarse sin que se caiga o intentar encestarlo con el pie en un cubo situado a metro y medio son dos ejemplos. Eso sí, el mismo rollo para todo en cada casa.

A la hora de redactar la información, A la hora de redactar la información, Villa Alhama de Arriba y Villa Alhama de Abajo empatan en una reñida competición que comenzó el pasado día 19 y que durará hasta que acabe el confinamiento. “No hemos pensado todavía en el premio, pero queremos hablar con el Ayuntamiento para hacer una fiesta cuando acabe todo esto y hacer los retos que más aceptación han tenido en la plaza del pueblo”, comenta. Quién sabe si, incluso, el Coronaprix puede llegar a convertirse en una tradición para el municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios