Vivir

Los Simpecados de Almería y Garrucha, por vez primera, se postran ante la Virgen del Rocío

  • Las hermandades no filiales de Roquetas y de El Ejido, que fue aprobada el Domingo de Pentecostés, también estuvieron en la aldea

La Virgen del Rocío ante el Simpecado de Almería. La Virgen del Rocío ante el Simpecado de Almería.

La Virgen del Rocío ante el Simpecado de Almería. / Hdad. Almería

Como si del segundo fin de semana de noviembre se tratase, la aldea almonteña se tiñó estos días con tintes almerienses como nunca antes . Un año más, la Reina de las Marismas se postró ante el Simpecado de la Hermandad de Almería en su procesión del Lunes de Pentecostés. Y, por primera vez tras 23 años de espera, también lo hizo ante el Simpecado de la Hermandad del Rocío de Garrucha.

La carreta de Almería, en Benacazón, donde arrancó su camino. La carreta de Almería, en Benacazón, donde arrancó su camino.

La carreta de Almería, en Benacazón, donde arrancó su camino. / J. García

La hermandad almeriense, filial número 69 de la Matriz, arrancó el lunes 3 de junio su camino desde Benacazón por trigésima vez en su historia con una calurosa -como siempre- presentación en este pueblo sevillano y una magnífica acogida. Momentos antes, la Hermandad de Garrucha acompañó a su madrina de Murcia también en esta localidad sevillana. El martes, la corporación capitalina cruzó el Quema mientras que el miércoles fue la presentación en el municipio de Villamanrique para entrar el jueves 6 de junio en la aldea al mediodía. Este mismo día, la hermandad de Garrucha realizó también su camino, este año eligió el de Almonte, para tras salir de la Iglesia de la Asunción -donde su Simpecado estuvo en los días previos- llegar a la aldea cuando el sol comenzó a dar paso a la noche.

Presentación de Garrucha junto a su madrina de Murcia. Presentación de Garrucha junto a su madrina de Murcia.

Presentación de Garrucha junto a su madrina de Murcia. / J. García

El pasado viernes, esta hermandad levantina vivió otro momento especial de esta Romería que ya quedará en sus anales. Sobre las ocho y media de la tarde, el Simpecado entronizado en la carreta realizó su primera presentación ante la Reina de las Marismas y lo hizo, como marca la tradición, junto a su hermandad madrina, la de Murcia. Un momento especial, sin duda, el de esta última hermandad -la 124- en incorporarse a la nómina de filiales. La carreta mostró sus respetos a la Patrona de Almonte con una reverencia de sus bueyes, comandados por la familia almonteña de los Daza.

El Simpecado de Almería ante la Blanca Paloma. El Simpecado de Almería ante la Blanca Paloma.

El Simpecado de Almería ante la Blanca Paloma. / J. García

El sábado, entre tanto, tuvo lugar la multitudinaria presentación de la Hermandad de Almería, a la cual acompañaron las hermandades no filiales de Santander, Roquetas de Mar y la propia Garrucha y también la pre-hermandad de El Ejido (la cual recibió la grata noticia, al día siguiente, de ser reconocida como hermandad por el obispo Adolfo González).

La Patrona de Almonte ante el Simpecado de Garrucha. La Patrona de Almonte ante el Simpecado de Garrucha.

La Patrona de Almonte ante el Simpecado de Garrucha. / Hdad. Garrucha

El domingo, ambas corporaciones participaron en la Misa Pontifical de Pentecostés regalando, a la vuelta, una estampa única ya que ambos simpecados se encontraron por primera vez y rezaron la salve de forma conjunta. Por la noche hicieron lo propio en el Rosario previo a la salida de la Blanca Paloma. Cuando el reloj casi marcaba las diez de la mañana llegó la Virgen del Rocío al Simpecado de Almería para colmar de salud, bendiciones y amor a todos los almerienses. Los sacerdotes Antonio J. Martín Acuyo y Ángel Becerra fueron los encargados de rezar la salve y pronunciar los vivas ante la Blanca Paloma. Pasadas las once y media de la mañana, por su parte, la Blanca Paloma se postró ante el Simpecado de Garrucha por primera vez, realizando la salve el sacerdote Jesús Zapata. A las 12:30, tras casi diez horas de procesión, la Patrona de Almonte entró en el Santuario. Ambos simpecados ya están en sus respectivas sedes canónicas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios