Vivir

Vuelven los cultos al Santuario de Monteagud

  • Recuperan la celebración de las misas con objetivo de convertir el templo en un referente mariano

Vuelven los cultos al Santuario de Monteagud. Vuelven los cultos al Santuario de Monteagud.

Vuelven los cultos al Santuario de Monteagud.

Vuelve el culto al Santuario Diocesano de Monteagud, lugar donde se venera a la Santísima Virgen de la Cabeza. El conocido lugar de peregrinación al que cada año acuden miles de fieles recupera la celebración de las Misas con objeto de convertir el templo consagrado en 2019 en un referente mariano que pueda acoger a los devotos durante todo el año.

El pasado domingo se abrían las puertas del Santuario Diocesano para comenzar una nueva andadura que programa la celebración de dos Misas al mes, fechadas los segundos y últimos domingo.

La Misa que abrió esta iniciativa el pasado domingo estuvo presidida por el sacerdote albanchelero  Francisco Alarcón y acudieron devotos de la Virgen de todos los puntos de la geografía almeriense, guardando debidamente las distancias y con las medidas sanitarias pertinentes.

El nuevo capellán del Santuario, Antonio María García Martínez, animó a los fieles  a acudir al Santuario con frecuencia donde la Madre está esperando para darnos su abrazo.

Un poco de historia

A mil trescientos metros de altitud, donde las tierras del Sureste besan las nubes, se encuentra la cumbre del Cerro Montahur, ese balcón del Cielo por el que se asoma la Reina de los Ángeles para cubrir con su manto y proteger a todos sus hijos.

Los hijos de Benizalón construyeron sobre las ruinas del antiguo castillo medieval de Montahur una ermita a la Santísima Virgen de la Cabeza…, corrían los últimos años del siglo XVI. Poco a poco la devoción fue creciendo y se organizó el último domingo de abril una romería -a imagen de la que se hacía en el Santuario de Andújar, de donde proviene esta advocación mariana, por medio de los pastores trashumantes-, catorce pueblos comarcanos concurrieron desde aquellos tiempos y se repartieron equitativamente los turnos para portar la imagen de la Virgen en la procesión.

Durante el siglo XVII se construyen los «Cuartos de los Pueblos» (Sorbas, Lubrín, Tahal, Benizalón, Cóbdar y Albanchez), los «Arcos de los Turroneros» y las demás dependencias del Santuario. En esta misma centuria, concretamente a partir del año 1765 se comienza a celebrar la Peregrinación de septiembre, que acaba finalmente por imponerse en número de asistentes frente a la tradicional festividad del último domingo de abril.

Algunos de los fieles. Algunos de los fieles.

Algunos de los fieles.

El día quince de septiembre del año 1878 el Obispo Orberá organizó una peregrinación a la que acudieron más de quince mil devotos de toda la diócesis de Almería. En esa peregrinación se sentaron a comer bajo la sombra de la encina (donde el pastor lorquino había encontrado la Santa Imagen) más de trescientas personas. Este gigante milenario, con más de veinticinco metros de alzada, sucumbió en diciembre del año 1887 a cuatro días de lluvia y vientos huracanados.  Durante la Guerra Civil, el Santuario fue expoliado y la preciosa imagen original de la Virgen de la Cabeza igualmente sucumbió quemada. En los años de la Posguerra el santuario permaneció ruinoso.

Por lo que respecta a las imágenes de la Virgen, mientras que en los demás santuarios donde las imágenes habían sido destruidas se hicieron copias de las originales, aquí se compró una imagen que ni en dimensiones ni en su estética se parecía en nada a la original. Esta imagen se mantuvo hasta 1986, año en que fue sustituida por otra debido a su mal estado, esta segunda imagen tampoco se ajustó a la original.

Hoy después de tantos contratiempos y ante el considerable deterioro sufrido por la imagen de 1986, se ha optado por reproducir fielmente la imagen destruida durante la Guerra Civil, al mismo tiempo que se ha dotado de una orfebrería de calidad. El autor de la talla es el notable escultor granadino D. Ángel Asenjo Fenoy y la orfebrería ha corrido a cargo del también granadino D. Rafael Moreno y su prestigioso taller.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios