Navidad

Guiño gastronómico en el tradicional concierto de Año Nuevo de la OCAL

  • El espectáculo musical, que volvió a colgar el 'no hay billetes' en el Maestro Padilla contó con Carlos Marín como pianista solista

  • Todos los asistentes al concierto recibieron una muestra de hortalizas y frutas para festejar la capitalidad gastronómica almeriense

Michael Thomas y el pianista Carlos Marín saludan al respetable tras interpretar una de las obras. Michael Thomas y el pianista Carlos Marín saludan al respetable tras interpretar una de las obras.

Michael Thomas y el pianista Carlos Marín saludan al respetable tras interpretar una de las obras. / Javier Alonso

Comentarios 0

El Auditorio Maestro Padilla se ha engalanado esta noche para dar la bienvenida al 2019 con un concierto especial de música que ha mezclado lo sorprendente con lo esperado. A las siete y media de la tarde se alzó el telón con la Orquesta Ciudad de Almería (OCAL) como protagonista. El  concierto de Año Nuevo, como se produce en el resto de ciudades europeas, estuvo dirigido por la batuta de Michael Thomas y contó con la participación de Carlos Marín como pianista solista.

El público abarrotó el Auditorio Maestro Padilla. El público abarrotó el Auditorio Maestro Padilla.

El público abarrotó el Auditorio Maestro Padilla. / Javier Alonso

El programa preparado por la OCAL para este evento contó con obras de Von Suppe, Shostakovich y Strauss entre otros. Concretamente, en la primera parte de este espectáculo para los oídos, la OCAL interpretó ‘Caballería Ligera’ de Von Suppe y ‘Concierto para Piano y Orquesta nº2’ de D. Shostakovich. El descanso sirvió para que todos los asistentes, como ocurriese el pasado año, disfrutasen de una copa de champán y de una variedad de mantecados provenientes de Fondón, gracias a la colaboración de su Ayuntamiento, con la que el público brindó por el nuevo año.

Tras la reanudación, la segunda parte arrancó con ‘Vals del Emperador’ de J. Strauss, ‘Sobre las Olas’ de J. Rosas, ‘Trisch, Trasch Polka’ de J. Strauss, ‘Voces de primavera’ de J. Strauss, ‘Truenos y Relámpagos’ y ‘Perpetum Mobile’, ambas también del mismo autor, J. Strauss, con el que el respetable se puso en pie agradeciendo a la OCAL su magnífico concierto con un caluroso y duradero aplauso.

Carlos Marín fue el pianista solista del concierto. Carlos Marín fue el pianista solista del concierto.

Carlos Marín fue el pianista solista del concierto. / Javier Alonso

Hay que destacar que como capitalidad gastronómica, que Almería estrenó cuando las manecillas del reloj pasaron de las doce de la madrugada del pasado lunes, todos los asistentes -que llenaron este emblemático auditorio- a este concierto recibieron una muestra de frutas y hortalizas para probar la excelencia hortofrutícola almeriense gracias a la colaboración del Área de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería. Varias bandejas de tomates cherry fueron repartidas a todos los asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios