Vivir

El consumo de cocaína se dispara en los jóvenes según Proyecto Hombre

  • La asociación presentó su Memoria 2018 y se desgranaron datos alarmantes sobre la juventud

  • Un dato positivo es que el perfil de las mujeres que demandan tratamiento ha bajado

El consumo de cocaína se dispara en los jóvenes según Proyecto Hombre El consumo de cocaína se dispara en los jóvenes según Proyecto Hombre

El consumo de cocaína se dispara en los jóvenes según Proyecto Hombre

La Memoria 2018 de Proyecto ha dejado datos muy preocupantes sobre los problemas, patologías y adicciones. Los jóvenes, entre 14 y 21 años, son el principal foco de actuación y la alarma se dispara cuando durante el año pasado una de las mayores demandas de tratamiento fue el consumo de cannabis y, seguidamente de cocaína (17%). Es uno de los datos que arroja este informe, pero son muchos los apuntes que visibiliza una situación general preocupante en esta materia.

Los padres que acuden en busca de orientación para sus hijos lo hacen cuando el problema ya está instaurado desde hace años y también se sorprenden cuando descubren que Proyecto Hombre se dedique al acompañamiento de familias enteras.

Además del consumo de cannabis y cocaína , otra parte de los jóvenes acuden por conductas desaptativas, juego patológico y abuso de las nuevas tecnologías). Un apunte que realiza la directora de Proyecto Hombre, Ana Isabel Manzón, en su Memoria es que “la aparición de cocaína en el perfil de los jóvenes no es algo habitual, tendremos que hacer un seguimiento para ver si se mantiene o es algo puntual”.

De manera genérica, los jóvenes presentan un patrón de conductas de riesgo, como los conflictos familiares ligados a problemas de comunicación, falta o poco consistencia de normas y consecuencias, uso inadecuado de las tecnologías, falta de control emocional, agresividad, desmotivación generalizada y uso inadecuado del tiempo libre.

Un dato positivo se obtiene del perfil de las mujeres que demandan tratamiento, en 2018, disminuyó. Suele tener 36 años, y piden ayuda por consumo de alcohol, seguido de conductas desaptativas (depresión, dependencia emocional...). Son el 9,7% de la población atendida. El 50% se encuentran en situación inactiva a nivel laboral.

En este caso, las mujeres suelen consumir en privado y en soledad. Una de las sustancias más consumidas por mujeres que por hombres son los psicofármacos, cuyo consumo está normalizado porque son legales y no suponen un desafío a la autoridad. Están asociados a la salud mental y autoridad y no se relaciona con ambientes delictivos.

El perfil general de las personas que buscan ayuda es proyecto hombre es de un varón, de 31 años, procedente de Almería capita, seguido de Poniente y Levante. Se encuentra trabajando o estudiando. El consumo principal es el de cocaína, alcohol y cannabis. Este perfil se aproxima al de años anteriores y es significativo el grado de estructuración. Son personas integradas a nivel laboral y social.

A nivel general, se han atendido a 352 personas de tratamiento y 1.359 personas en programas de prevención. Desde Proyecto Hombre, cuentan con 13 profesionales contratados, 43 voluntarios y 142 socios. Los retos que se planteaban para el 2019: Campaña de sensibilización-prevención destinada a padres, madres, jóvenes y agentes sociales con el objetivo de tomar conciencia en la importancia de pedir ayuda antes las pequeñas señales, y dar a conocer el trabajo que Proyecto Hombre Almería hace en prevención; fortalecer el trabajo en red, contactando con los recursos-instituciones con los que pueden tener puntos de unión;y poner en marcha el Plan de Igualdad de la entidad, recogiendo acciones destinadas tanto a profesionales, voluntarios, usuarios y familias, como a la proyección de Proyecto Hombre Almería en el exterior.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios