Festival de Teatro

El dolor sobrevuela El Ejido

  • Carmen Maura y Félix Gómez representaron el melodrama ‘La Golondrina’, donde se centró en la pérdida de un hijo y una pareja

  • La visibilidad y la tolerancia, algunos de los mensajes

El dolor sobrevuela en El Ejido. El dolor sobrevuela en El Ejido.

El dolor sobrevuela en El Ejido. / Javier Alonso.

Dos caminos que parecen alejados, pero que sin saberlo están más cercanos de lo que parece. Carmen Maura y Félix Gómez representaron la obra de La Golondrina en la primera obra que se representó en el Auditorio dentro de esta nueva edición del Festival de Teatro de El Ejido.

Esta obra escrita por Guillem Clua y dirigida por Josep María Mestres se centra en el dolor por la pérdida de un ser querido y el desconocimiento que muchas veces se tiene de las personas que rodean al individuo. Amelia pierde a su hijo en un atentado de odio contra el colectivo homosexual y Ramón pierde al que iba a ser su marido. Los dos comienzan con unas clases de canto y la historia empieza a dar una serie de giros, esperados algunos, y otros más sorprendentes, que engancharon al público.

Ella es de convicción conservadora y él es homosexual, y la protagonista lo va descubriendo conforme avanza la obra. Un nexo de unión, su hijo. Ella conoce el día que muere de su condición sexual y no pudo ser capaz de hablar sobre el tema con él antes de perderlo para siempre.

Ramón llega para que ella conociera mejor la realidad de su hijo y cómo fue el momento de su asesinato porque lo vivió junto a él. Los reproches son una constante en el texto de esta obra y se pueden entrever mensajes como la visibilidad, la tolerancia, el respeto y la necesidad de estar más cerca de los seres a los que amas.

La Golondrina es una obra que en un inicio tiene tintes de hacerse larga, pero todo lo contrario: el drama conecta cada vez más con los asistentes y la historia se torna más interesante.

Un momento de discusión entre los dos protagonistas. Un momento de discusión entre los dos protagonistas.

Un momento de discusión entre los dos protagonistas. / Javier Alonso.

El principal atractivo de esta representación era volver a ver a la actriz Carmen Maura sobre las tablas de un escenario de teatro, pero la interpretación de Félix Gómez fue sublime. Maura estuvo convincente, pero su compañero consiguió llevar el gran peso dramático de la historia. La actriz cautiva siempre con su natural forma de afrontar los personajes y la conexión con su compañero consigue que la historia sea bastante creíble.

El decorado se centra en la casa de Amelia donde una gran biblioteca y un piano fueron también protagonistas de los distintos momentos que se vivieron en La Golondrina.

El público aprobó con nota esta representación y se puso en pie nada más acabar la función. La historia de esta obra sobrevoló por el Auditorio Municipal de El Ejido y consiguió traspasar a muchos de los que consiguieron meterse dentro de los personajes de los intérpretes.

Una obra donde se tocaron temas trascendentales, pero que con un buen texto y una gran interpretación se metió al público en el bolsillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios