Festival de Teatro de El Ejido

Este funeral es una fiesta

  • La Cubana volvió a liarla en el Auditorio Municipal, disfrazó a distintos asistentes y celebró la muerte del polifacético artista conocido internacionalmente Arturo Cirera Mompou

Este funeral es una fiesta. Este funeral es una fiesta.

Este funeral es una fiesta. / Javier Alonso. (El Ejido)

Si hay una compañía en España que puede hacer de la muerte una fiesta esa es La Cubana. El jueves representaron Adiós Arturo y fue la primera función de las cinco que van a celebrar hasta el próximo domingo. Humor, números musicales y mil ocurrencias se sucedieron en esta obra que era una secuencia de disparatados momentos.

Antes de comenzar el espectáculo, los propios actores y otros de apoyo (que provienen de distintos grupos teatrales ejidenses) disfrazaron a los asistentes para crear un funeral multicultural y pintoresco. La 'figuración' formó parte de la representación con distintos momentos donde saludaron o dijeron alguna frase.

La Cubana volvió a reírse y a hacer reír con situaciones mundanas, con los sentimientos más bajos del ser humano, como la envidia, la avaricia y el narcisismo. El teatro de la vida. Así se define cada representación de esta compañía.

Segunda parte de la obra 'Adiós Arturo'. Segunda parte de la obra 'Adiós Arturo'.

Segunda parte de la obra 'Adiós Arturo'. / Javier Alonso. (El Ejido)

El trabajo de La Cubana no fue como el de otras compañías cuando salen de gira. Realizaron una labor previa de documentación para adaptar toda la historia al municipio ejidense, con su historia, patrimonio costumbres y presente. Así no faltaron referencias a Manolo Escobar, al colegio Divina Infantita, al profesor Antonio Mira, al Corte Inglés e incluso a la situación política por las elecciones municipales: “¡Suerte con los pactos, Paco!”, animaron al alcalde del municipio, Francisco Góngora.

La primera parte del espectáculo, la fiesta, contó con un decorado propicio para la ocasión: Un ataúd con el cuerpo del homenajeado;coronas de flores, con nombres tan dispares como Alejandro Sanz, Bárbara Rey, Pedro Piqueras... e incluso, el de la concejala de Cultura del Ayuntamiento de El Ejido, Julia Ibáñez; y una proyección donde aparecían las letras de las canciones, distintos vídeos e incluso una explicación de cómo quería morir el polifacético artista conocido internacionalmente Arturo Cirera Mompou. La obra cuenta la historia de este personaje que al fallecer quería que se le montara una fiesta, sin tristeza alguna. Durante todo el espectáculo, multitud de asociaciones a las que había ayudado el millonario y amigos artistas le rindieron tributo con diferentes números artísticos.

El elenco de intérpretes de La Cubana lo conformaron: Jaume Baucis, Xavi Tena, Toni Torres, Nuria Benet, Álex González, Babeth Ripoll, Montse Amat, Toni Sans, Edu Ferrés y Virgina Melgar. La dirección corrió a cargo de Jordi Milán.

La segunda parte del espectáculo se escenifica en la casa del fallecido, donde se puede ver a los sobrinos intentar descubrir donde está la clave de la caja fuerte. Esta escena, aunque es el final de la obra, se remonta a tres días antes del fallecimiento del protagonista. El público se levantó solo acabar la obra para premiar el esfuerzo y la calidad del espectáculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios