Vivir

Más de la mitad de los jóvenes, testigos de casos de homofobia

  • Colega presentó el informe donde se estudia la situación de la comunidad LGTBIQ+ en Almería

La bandera ya cuelga de la fachada del Ayuntamiento de Almería. La bandera ya cuelga de la fachada del Ayuntamiento de Almería.

La bandera ya cuelga de la fachada del Ayuntamiento de Almería. / Fran Murcia.

La bandera de la comunidad LGTBIQ+ ya ondea desde el balcón del Ayuntamiento de Almería en la plaza de la Constitución con la presencia del concejal de Cultura, Diego Cruz. Un símbolo reivindicativo para luchar por los derechos propios del colectivo que todavía se encuentran vuelnerables. Por este motivo, por la mañana Natalia Ronco, Responsable de Comunicación de Colega y directora del observatorio andaluz contra LGBTFobia, y Maribel Sánchez, delegada del Gobierno de la Junta, presentaron el Colegómetro, donde se arrojaron datos de cómo se encuentra la situación en la provincia de Almería.

Desde Colega se realizaron talleres de sensibilización contra la lgbtifobia en 42 clases de manera aleatoria en toda Almería. Se pasó un cuestionario de 20 preguntas a 1.250 encuestados en la provincia, que han contestado de manera anónima, tal solo indicando su edad, sexo y curso en el que estaban.

Uno de los aspectos más preocupantes que se aprecian en los resultados del Colegómetro es que más de la mitad de los encuestados (51,3%) han sido testigos de casos de homofobia o transfobia en su entorno, ya sea en forma de insulto (66,99%), acoso (19,81%) o agresión (10,68%). Los escenarios más comunes donde los han presenciado han sido el centro educativo, la calle o en el ámbito familiar.

También preguntaron sobre si la homosexualidad o la transexualidad es una enfermedad: “Aún hay un 7,09% de adolescentes que creen que la transexualidad es una enfermedad y no una condición basada en nuestra identidad sexual. Si se piensa que es una enfermedad entonces, de manera correlativa, pensaremos que tiene cura o que debe curarse. En cuanto a la homosexualidad, el porcentaje baja, pero hay aún un 3,54% que señala que ésta es una enfermedad, por lo tanto, algo negativo y exterior a la identidad de la persona. La idea de heteronormatividad se presenta como la única válida y correcta”, se explica desde el informe.

Un 22,5% de los encuestados cree que en una pareja homosexual, uno de los miembros hace de hombre y el otro de mujer

Otro tópico que aún perdura con fuerza es el pensar que en una pareja homosexual, uno de los miembros hace de hombre y el otro de mujer, siendo un 22,5% que así lo cree. Incluso hay un 7,47% de adolescentes que están de acuerdo con que las personas homosexuales o transexuales no puedan criar o adoptar hijos. Sobre las reivindicaciones, un 14,78 de los encuestados cree que el colectivo LGBTIQ+ exige demasiado. Incluso un 42,08% prefiere saber de antemano si un conocido es homosexual a fin de evitar encontrarse con situaciones en las que estarían incómodos. Para un 12,22% de los encuestados es difícil o trabajoso entablar amistad con una persona homosexual o transexual.

Y otro dato que preocupa desde Colega es que hay un 8,07% de adolescentes que creen que tener un profesor homosexual puede influir negativamente en su educación. Otra de las creencias es que un 17,65% de adolescentes piensa que los homosexuales son más promiscuos. Otro dato destacable es que un 26,47% señala que el colectivo homosexual o transexual tiene más posibilidades de contraer infecciones de transmisión sexual.

Ante la cuestión de si las personas homosexuales tienen derecho a expresar su afectividad en público, el 7,99% de los encuestados opina que no. A la pregunta de si se puede distinguir a una persona homosexual por su manera de vestir, hablar o expresarse o, incluso, por su profesión, hay un 27,2% que así lo cree. El 53,09% piensa que la homosexualidad se puede cambiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios