GUÍA DE VIAJE

Qué ver en Praga en dos días: los imprescindibles de la capital checa

Que ver dos días en Praga.

Que ver dos días en Praga.

Que Praga es una de las capitales más bonitas de la Unión Europea no es una exageración, todos las personas que la visitan terminan enamorados de esta emblemática ciudad. Sus calles y monumentos guardan un misterio único y especial, creando una huella que es difícil de borrar. 

Rica en historia, cultura y arquitectura, tienes de todo por hacer en este viaje así que si te organizas bien podremos disfrutar de las bellezas que ofrece esta localidad. Esta guía de Praga en dos días es perfecta si vas a hacer un viaje exprés y quieres conocer todos los rincones más bonitos sin perderte nada importante. ¡Prepárate para dos días intensos llenos de buenos momentos!

Praga. Praga.

Praga.

Qué ver en Praga en dos días

Atravesada por el río Moldava, Praga cuenta con numerosos atractivos turísticos que puedes visitar cómodamente en una ruta de dos días a pie. Entre estos lugares, que estamos seguros te encantarán, se incluyen su centro histórico (Patrimonio de la Humanidad), barrios con encanto como Mala Strana o la judería, y un montón de parques, museos, miradores, castillos y puentes.

Sabemos que una de las grandes incertidumbres cuando se planea un viaje es saber si la ciudad es excesivamente turística. No te vamos a engañar: es una ciudad muy turística en temporada alta, coincidiendo normalmente con los meses de julio y agosto. Pero no te preocupes, si planificas tu viaje de forma inteligente y vas a los lugares más concurridos al principio o al final del día, te lo pasarás genial y lo recordarás para siempre. Basándonos en sus imprescindibles, hemos optimizado un itinerario para conocer lo mejor de esta ciudad en dos días.

Te dejamos un pequeño resumen de cada día con todos los puntos de interés que visitarás. Puedes ampliar la información de cada uno de ellos utilizando esta lista de lugares imprescindibles para ver en Praga:

Día 1 en Praga: Plaza de la Ciudad Vieja, Castillo de Praga, Callejón del Oro, Museo de Franz Kafka y Puente de Carlos.  

Plaza de la Ciudad Vieja

El centro de la vida praguense se organiza en torno a esta plaza que está rodeada de importantes edificios históricos. Si eres de los que adoran conocer las historias que guardan ciertos misterios, te recomendamos hacer un free tour por la zona. La plaza, al ser una zona tan turística y transitada, está repleta de guías que reconocerás por los típicos paraguas coloridos.

El principal protagonitas de la Plaza de la Ciudad Vieja es el Reloj Astronómico, situado en la fachada sur de la Torre del Ayuntamiento de Praga y que cada hora en punto ofrece un espectáculo que merece la pena ver. Cuando dan las horas en punto, los turistas se agolpan en el lateral de la plaza mirando hacia arriba para ver el peculiar baile de los habitantes del reloj. ¿Quiénes son estos habitantes? Si haces cuentas, verás que se trata de los Doce Apóstoles, seis a cada lado. Puedes ver este baile cada hora en punto entre las 09:00 y las 21:00 horas. La peculiaridad de este monumento, también conocido como Orloj, es que data nada más y nada menos desde el siglo XV y ha sobrevivido a los bombardeos alemanes que sacudieron la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial.

Reloj Astronómico situado en la Plaza de la Ciudad Vieja. Reloj Astronómico situado en la Plaza de la Ciudad Vieja.

Reloj Astronómico situado en la Plaza de la Ciudad Vieja.

Además del Reloj Astronómico, la plaza está repleta de puestos para comprar souvenirs y edificios de interés entre los que destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, la Iglesia de San Nicolás y el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja.

Castillo de Praga

El Castillo de Praga es el castillo más grande del mundo según el Libro Guinnes de los Récords. Fundado en el siglo IX, este emblemático monumento ha sido modificado durante años mezclando una series de estilos arquitectónicos: romántico, gótico, renacentista y barroco. El Castillo ha sido un fuerte centro de poder, cultura y educación. Durante la Edad Media, contó con una de las primeras universidades en Europa, la Universidad Carolina, fundada en 1348 por el emperador Carlos IV.   

Castillo de Praga. Castillo de Praga.

Castillo de Praga.

Callejón del Oro

Uno de los callejones más coloridos y bonitos de toda la ciudad. Antiguamente vivían orfebres (de ahí viene su nombre) y hoy en día es una mezcla de tiendas, museos y souvenirs en las que puedes entrar y ver cómo eran las casas de la época. El Callejón del Oro es especialmente conocido porque en la casa número 22 vivió Franz Kafka, uno de los escritores más influyentes del siglo XX. 

La casa de Franz Kafka en el Callejón del Oro. La casa de Franz Kafka en el Callejón del Oro.

La casa de Franz Kafka en el Callejón del Oro.

El Puente de Carlos IV

¡Todo un símbolo de la ciudad! Un icono que ha perdurado durante cientos de años y que posee una de las mejores vistas de Praga. Lo mandó a construir Carlos IV y cuenta con más de una treintena de figuras repartidas a ambos lados, entre ellas destaca la figura de un perro gigante que cuenta la leyenda que si alguien lo toca trae buena suerte y vuelve a la ciudad.

Puente de Carlos IV. Puente de Carlos IV.

Puente de Carlos IV.

En esta visita guiada por el Castillo de Praga descubriremos uno de los lugares imprescindibles de Praga, donde se encuentran la catedral de San Vito, el Palacio Real, la basílica de San Jorge y el famoso Callejón del Oro.

Para finalizar este primer día conociendo los encantos de la ciudad, os recomendamos dar un paseo nocturno por los alrededores del Puente Carlos IV, la iluminación de este lugar crea un ambiente mágico. 

Día 2 en Praga: Muro de John Lennon, Torre de la Pólvora, Barrio Judío, Casa Danzante, Catedral de San Vito y Paseo en barco por el río Moldava. 

Muro de John Lennon

El muro de John Lennon es un símbolo por la libertad de expresión y los Derechos Humanos, a pesar de los esfuerzos de las autoridades por cubrir los grafittis. El muro comenzó a llenarse de pintadas en la década de 1980 con mensajes de protesta y libertad. Simboliza un escenario de diversas celebraciones, especialmente el día 8 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de John Lennon.

Muro de John Lennon. Muro de John Lennon.

Muro de John Lennon.

Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora es no solo una maravilla arquitectónica, sino también un símbolo de la rica historia de Praga y su evolución a través de los siglos. Está situada al comienzo de la Calle Celetná, una de las vías más antiguas que conecta la Ciudad Vieja con la Plaza de la República. Hoy en día, la torre es una atracción turística popular, pues además de su función como mirador, alberga exposiciones y eventos que llaman la atención de los turistas interesados en la arquitectura de Praga.

Torre de la Pólvora. Torre de la Pólvora.

Torre de la Pólvora.

Barrio Judío

Este histórico barrio es un símbolo de resiliencia y de lucha por parte de la comunidad judía en Europa. El barrio se llama Josefov en honor al emperador José II, por su apoyo a la comunidad judía durante sus años de represión. Actualmente, esta zona está repleta de sinagogas entre las que podemos destacar: La sinagoga vieja, la española, maisel, pinkas, klausen y la sinagoga alta. El vale de la entrada de las sinagogas sirve para todas e incluye el acceso al cementerio judío.   

Barrio Judío. Barrio Judío.

Barrio Judío.

Casa Danzante

Este edificio, conocido con el apodo “Fred and Ginger” toma su nombre por la famosa pareja de bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers, pues su diseño evoca la silueta de los dos artistas abrazados. La Casa Danzante es uno de los edificios más icónicos y modernos de la ciudad, empezó a construirse en el año 1994 y finalizó en el año 1996, mismo año en el que consiguió el premio American Time en la categoría de diseño. Además de su función como edificio de oficinas y restaurantes, organiza exposiciones de arte y eventos culturales.

Casa Danzante. Casa Danzante.

Casa Danzante.

Catedral de San Vito 

La Catedral de San Vito se encuentra en el Castillo de Praga. La construcción comenzó en el año 1344 bajo el mandato de Juan de Luxemburgo y se completó gracias a varias colaboraciones de arquitectos y constructores durante los siglos XIX y XX. La Catedral se abrió al público a finales de 1929, además alberga la tumba de Wenceslao IV (conocido como el Rey Bueno), las Joyas de la Corona y los tronos de los reyes de Bohemia. Si queréis tener las mejores vistas de Praga y no os importa hacer un poco de ejercicio, podéis subir a las torres (que tienen una altura de 99 metros) por sus escarpadas escaleras de caracol para disfrutar del paisaje. 

Interior de la Catedral de San Vito. Interior de la Catedral de San Vito.

Interior de la Catedral de San Vito.

Paseo en barco por el río Moldava 

Existen muchos tipos de recorridos en barco para conocer la ciudad: desde pequeños paseos por el río, hasta cruceros diurnos y nocturnos que incluyen comida y cena. Si queréis tener una velada perfecta para terminar el segundo día de excursión con cena y música en vivo, os recomendamos esta actividad que te permite ver Praga desde otra perspectiva. Existen diferentes tarifas según los adicionales que incluyas, pero nuestra recomendación es probarlo, ya que disfrutar de una buena cena con música siempre es un acierto.  

Paseo en barco por el Río Moldava. Paseo en barco por el Río Moldava.

Paseo en barco por el Río Moldava.

Dónde comer en Praga

Como puedes imaginar, además de recorrer todos los puntos turísticos de la ciudad, una de las mejores cosas que puedes hacer en Praga es probar los platos típicos como el goulash o el codillo, siempre acompañados de una deliciosa cerveza artesanal.

Rubias, tostadas, negras… lo cierto es que si hay algo que caracteriza a esta maravillosa ciudad es su enorme variedad de cervezas. La capital cuenta con numerosos locales donde puedes degustar una buena cerveza checa, os dejamos tres de los más recomendados.

No puedes irte de Praga sin prograr el Goulash o el codillo

La U Supa de Praga

Esta cervecería que está situada en la calle Celetná se encuentra a sólo cinco minutos de la Plaza de la Ciudad Vieja. Merece la pena adentrarse en el local porque además de la gran variedad de cervezas que posee, el diseño del interior del edificio incluye elementos góticos y renacentistas del siglo XV.  Abre toda la semana de 11.30 a 24 h.

U Fleků

Si hay un lugar en la capital checa donde la tradición nunca pasa de moda, ese lugar es sin duda U Fleku, la cervecería más antigua de Praga. Comenzó a servir cervezas en el año 1499 y desde entonces no ha parado de hacerlo. Cuando entras parece que estás en un castillo o en una catedral gótica, pues toda su decoración nos transporta a un magnifico lugar. Tiene ocho grandes salas temáticas y una capacidad para 700 personas.

St. Martin 

Otro de los mejores restaurantes donde comer barato y bien en Praga es St. Martin. Ubicado en la zona baja del Castillo de Praga, en este lugar podrás encontrar una selección de platos modernos, como por ejemplo su plato de kimchi y su hamburguesa de queso frito, una de las especialidades de la casa por menos de 5 euros. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios