el rincón de la historia

El Conde de Ofalia y Almería

  • Estudios. Desde su niñez se encuentra vinculado a Almería, donde estudia humanidades y lenguas vivas. Con 13 años se encontraba en Granada en el Colegio Santiago, donde obtiene el bachillerato

El Conde de Ofalia y Almería El Conde de Ofalia y Almería

El Conde de Ofalia y Almería

Don Narciso Fernández de Heredia Bejines de los Ríos, Marqués de Heredia, Conde viudo de Ofalia y Conde de Heredia Spinola.

El Conde de Ofalia, nace en Ginés, Sevilla, el 11 de Septiembre de 1775. Pertenecía a una familia de militares, su abuelo fue Gobernador y Comandante General en Arequipa, falleciendo en 1777 en Perú.

Desde su niñez se encuentra vinculado a Almería, donde estudia humanidades y lenguas vivas, con 13 años se encontraba en Granada en el Colegio Santiago, obtiene el bachillerato y licenciaturas en Filosofía, Leyes y Sagrados Cánones. En Granada consigue cátedra de Filosofía y Elementos de Matemáticas y posteriormente Cátedra de Derecho. Por suerte no obtiene la Canonjía Doctoral de Almería, ya que no hubiese proseguido su brillante carrera política.

Se traslada a Madrid en 1798 y fue pensionado para la realización de trabajos literarios sobre las Partidas de Alfonso X el Sabio a Lisboa, conociendo al Duque de Frías que le introduce en la carrera diplomática. En 1801 en Estados Unidos trabaja de Secretario de Embajada.

Durante la invasión francesa mantiene amistada con Azanza, ministro de José I, entró en la administración de los franceses, aunque pronto se retira a la Provincia de Málaga y se acerca a la política del Cádiz de las Cortes, mas no consigue introducirse; con la vuelta del Rey Fernando VII en 1814 puede reincorporarse a la Administración del Estado consiguiendo el Ministerio de Gracia y Justicia en 1819, nuevamente ministro de Gracia y Justicia, de diciembre de 1823 a febrero de 1824, agrega el ministerio de Estado entre II-1824 a 11 Julio de 1824. Ministro de Fomento XII- 1832 a 20-X-1833, cargo incompatible con el de Ministro de la Reina. Ministro de Estado, que suponía ser Jefe de Estado entre 1837-1838. Secretario y Vocal del Consejo de Gobierno, máximo organismo de Gobierno del Reino, por testamento de Fernando VII, del 12 Junio de 1830, siendo Cea Bermúdez su suplente. Toma posesión de Secretario del Consejo de Gobierno, ministro de la Reina, desde 5-Octubre-1833.

Sufre el Conde Ofalia dos destierros en Almería durante 1819 y 1824, tras caer como Ministro en ambas ocasiones. Elige pasar su ausencia de la Corte en Almería, donde tenía familia.

Su padre Narciso Fernández de Heredia, conde de Heredia Spinola, de la provincia de Barcelona, hace carrera administrativa en Málaga, destinado en Almería, será defensor de la Provincia de Almería, su hija María del Carmen Fernández Heredia Bejines de los Ríos casa con Francisco de Torre Marín Rubio, conde de Torre Marín, gran orador y diputado en Corte, que en 1821-22 logra que Almería, mediante votación de los diputados se imponga como capital de provincia sobre Baza, preferida en un principio, 1821, por los autores del proyecto de división territorial, Bauza, marino y cosmógrafo y Larramendi, ingeniero de caminos-la mencionada división de Enero del 1822 no tuvo vigor por la reacción absolutista y entrada en España de los Cien mil hijos de San Luis-. El hijo de este matrimonio sería Narciso de Torre Marín Heredia. Tenían palacio en Plaza de Flores nº 1, en solar de la casa burguesa, entre los años de 1920 a 1960 la más alta de Almería, que edificó Facundo Sebastián Roche, la casa sigue permaneciendo totalmente, en la actualidad, a la familia materna de mis hijos; del Palacio de los Torre Marín queda el magnífico Portón de entrada -testigo mudo de aquellos hechos-. Su hija Antonia Fernández de Heredia Bejines de los Ríos casó con José María de Careaga, siendo un hijo de este matrimonio, Miguel José de Careaga y Heredia, III marqués de Torre Alta, una hija del mencionado matrimonio sería Narcisa de Careaga y Heredia, tuvieron Palacio en Plaza de Careaga. Narciso de Heredia, padre, emparentó con dos ricas familias nobles almerienses. El orgullo de esas familias era la brillante carrera del Conde de Ofalia, diplomático y hombre de Estado, gran benefactor de la creación de la Provincia de Almería en 1833.

El Conde de Ofalia es Ministro de Fomento cuando en Consejo de Ministros en sesión del 3 de Septiembre de 1833 prosigue la división administrativa de España, ya iniciada en diciembre de 1825, además de la programación del Ministerio de Fomento en las Provincias. Impulsa la figura de los Intendentes, que son Jefes Administrativos dentro de las demarcaciones de Fomento (las Actas de los Consejos de Ministros de esta época están publicadas). Ofalia presenta propuestas en Septiembre 1833 para la creación de la Junta Suprema de Fomento del Reino y entre sus finalidades se encuentra continuar con los trabajos EMPEZADOS DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL DEL TERRITORIO, para la Organización del Ministerio de Fomento en las PROVINCIAS. El Ministerio de Fomento era el antecedente del de Gobernación.

El Ministerio de Fomento fue creado por el Gobierno de Fernando VII, en su etapa final, 5 de noviembre de 1832. Fernando VII recurría para ser Secretario del Despacho de Estado, Primer Ministro, en Francisco Cea Bermúdez, su Ministro en Londres, se quiere establecer un despotismo Ilustrado, obra que ya realizó el Conde de Ofalia y López Ballesteros, éste desde Hacienda, en tiempos de la Década Ominosa (1823-33), tendente a un liberalismo moderado, pero los cambios urgen al Rey Fernando VII después de los intentos pro carlistas, importante el de Calomarde, en otoño de 1832, siendo éste Ministro de Gracia y Justicia y que sería desterrado a Menorca. Cea recurre como Ministro de Fomento al Ministro de España en Paris, el Conde de Ofalia -aunque el Conde muestra sus reticencias para admitir tal cargo que asumía la Policia, ya que Heredia prefería Justicia, donde tenía experiencia, según "Escritos del Conde de Ofalia" obra de su nieto Narciso de Heredia, Bilbao 1894-, la finalidad de Fomento era la modernización de la Administración, impulsar la creación de la división Provincial en España. Fernando VII confía en personas de la Carrera Diplomática para garantizar el reinado de su pequeña hija Isabel, sabiendo las dificultades que encontrarían frente al ultra absolutismo de los partidarios de su hermano don Carlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios