Rafael Baeza, técnico del Centro Ifapa La Mojonera (Almería)

"El estudio de los resultados es una de las actividades que más me apasiona"

  • Rafael Baeza, investigador del Área de Agricultura y Medio Ambiente del Centro Ifapa de La Mojonera, en la actualidad trabaja en mejorar la eficiencia en el uso del agua para riego

Rafael Baeza Cano, durante una charla celebrada en el Centro Ifapa de La Mojonera. Rafael Baeza Cano, durante una charla celebrada en el Centro Ifapa de La Mojonera.

Rafael Baeza Cano, durante una charla celebrada en el Centro Ifapa de La Mojonera.

“He estado toda la vida ligado al mundo rural”, explica Rafael Baeza Cano, almeriense nacido en Roquetas de Mar hace 43 años que desempeña su labor como técnico de investigación en el Área de Agricultura y Medio Ambiente del Centro que el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) posee en La Mojonera.

Tras cursar sus estudios primarios y bachillerato en centros públicos de la localidad roquetera, se desplazó a Córdoba donde se licenció como ingeniero agrónomo.

Después, tras un breve paso como profesor en una escuela taller, en 2001 comenzó a trabajar en el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) en el Centro Alameda del Obispo de Córdoba.

“En este periodo me dediqué principalmente a la formación agraria, impartiendo cursos de cualificación para profesionales del sector agrario en las provincias de Córdoba y Jaén”, explica en su perfil publicado con motivo de la última ‘Noche de los investigadores’.

Olivar y riego, en su primera etapa

Durante esta primera etapa se especializó en el sector del olivar y el riego, sin olvidar los cultivos hortícolas, en los que, por proximidad familiar, ha trabajado desde el principio. En 2006 regresó a Almería para trabajar en el Centro Ifapa La Mojonera, realizando desde entonces labores de transferencia de tecnología en el regadío. “Formo parte de un grupo de trabajo en el Ifapa con ámbito regional denominado Servicio de Asesoramiento al Regante (SAR), cuyo objetivo principal es la mejora de la eficiencia en el uso del agua”, desgrana.

Rafael Baeza asegura que disfruta plenamente de su trabajo como investigador, “precisamente, porque se trata de una actividad nada rutinaria en la que no existe un día de trabajo medio. En mi caso, que trabajo con experimentos de riego y cultivos, hay periodos en los que dedico la mayor parte del día al seguimiento de los ensayos”.

Otras veces, reconoce que su trabajo se centra más en la planificación de los experimentos y en el análisis de los resultados obtenidos. “El estudio de los resultados es una de las actividades que más me apasiona, puesto que me permite conocer y comprender aspectos sobre los que tenía dudas o desconocía. Con frecuencia publicamos nuestros trabajos en revistas científicas y acudimos a los congresos del ramo a exponer los resultados. Esto nos permite viajar y conocer a otros”, puntualiza.

Respecto a sus aficiones, ademas de la agricultura y la ciencia, “en el poco tiempo libre del que dispongo intento practicar deporte y disfrutar con mi familia. Soy aficionado al fútbol y sigo jugando en un equipo veterano de mi localidad. El mar es otra de mis pasiones”, apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios