Campaña de la almendra en Almería

La almendra ecológica, la única que mantiene el tipo en esta campaña

  • La caída de los precios pone en alerta a los productores de Almería

  • La previsión de este año es superar en la provincia los 26 millones de kilos, según los cálculos de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja)

La almendra ecológica, la única que mantiene el tipo en esta campaña La almendra ecológica, la única que mantiene el tipo en esta campaña

La almendra ecológica, la única que mantiene el tipo en esta campaña

EL sector agrícola de la almendra ha registrado desde el inicio de la campaña unas cifras a la baja. Los precios mantienen en alerta a los productores de la provincia de Almería, como al resto de Andalucía e incluso de España, que ven cómo en la semana 36 del año agrícola ha descendido hasta un 43% el kilo en pepita comuna, por poner solo un ejemplo. Desde que comenzara 2020, sus cotizaciones no levantan cabeza a excepción de la almendra ecológica. Esta variedad se ha convertido en la gran estrella del sector al alcanzar los 10 euros en su categoría más especial y ser la única variedad que ha mantenido el tipo en este negativo comienzo. Para hacernos una idea, este precio es el doble del de la almendra convencional que está muy por debajo del precio ya de por sí bajo de la campaña pasada. Y todo pese a que tampoco la ecológica se ha librado de una bajada que ronda aproximadamente el 2%.

Recogida de almendra en una finca de Vélez Rubio, comarca de Los Vélez, con el abanico de 'El Chico de Topares' Recogida de almendra en una finca de Vélez Rubio, comarca de Los Vélez, con el abanico de 'El Chico de Topares'

Recogida de almendra en una finca de Vélez Rubio, comarca de Los Vélez, con el abanico de 'El Chico de Topares'

Así lo ha explicado a Diario de Almería Miguel Ángel Serrano, Técnico de Sectores Productivos de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), quien ha analizado los primeros datos y apunta que la previsión es alcanzar los 26 millones de kilos (datos provisionales) en esta campaña. De cumplirse, sería una cifra superior a la del año pasado (19 millones de kilos) y en la que mucho ha tenido que ver la abundante lluvia que ha caído y la ausencia de heladas, que fue el principal enemigo en 2019. Aunque el exceso de humedad también es un handicap.

El valor de los frutos está en caída libre desde principios de año y de forma más acusada desde el mes de mayo

La buena evolución del sector de la almendra ecológica, que cobra notoriedad y hectáreas en la provincia, especialmente en la comarca de Los Vélez, supone un balón de oxígeno para un sector que ha empezado a reconvertirse teniendo en cuenta las previsiones de futuro de esta variedad. Es precisamente Chirivel el término municipal que a día de hoy cuenta con la mayor superficie de Andalucía de almendra ecológica, tal y como apuntan desde Asaja-Almería.

57.000 hectáreas de superficie, la mayoría de secano

Cuando en la comarca de Nacimiento ya prácticamente ha concluido la recogida de este cada vez más preciado y consolidado fruto en la gastronomía, los productores de la comarca de Los Vélez (la que mayor superficie tiene) están a pleno rendimiento, así como los de la zona del Alto Almanzora. Son los tres puntos clave de producción en la provincia y suman en total un superficie de 57.000 hectáreas (el 90% en régimen de secano), 4.000 más que en la campaña anterior debido a las nuevas plantaciones que se han llevado a cabo y que principalmente son en régimen de regadío.

Almendra extendida en una nave en pleno proceso de secado Almendra extendida en una nave en pleno proceso de secado

Almendra extendida en una nave en pleno proceso de secado

Marcona, comuna, largueta, guara, felipa, tauré, garriguez... son algunas de las variedades más habituales que crecen en las fincas de los productores almerienses, las últimas las más resistentes a las heladas y que son a día de hoy la mejor opción a la hora de emprender con nuevas plantaciones. Precisamente es la guara la variedad que más se ha cultivado en los últimos años en la provincia tras el 'boom' que supuso la crisis de este fruto en California hace unos cinco años.

Miguel Ángel Serrano destaca la gran capacidad de fijación de la población que puede tener el cultivo de almendros, sobre todo en las zonas rurales donde que más están acusando el fenómeno de la despoblación . Y no solo en el terreno de los productores, sino en el sector en su conjunto en el que también entran en juego las cooperativas, las empresas de fertilizantes, empresas de maquinaria... Desde ASAJA señala que el cultivo del almendro es básico para las zonas rurales, “no podemos permitir que un cultivo que tiene importantes beneficios medioambientales, para la salud, que está en auge y que tiene múltiples aplicaciones y salida se deje caer; la prioridad para nuestras empresas debería ser dar salida a lo nuestro, al producto local y nacional, porque con sectores como éste se crea empleo y también se fija la población. Desde luego nuestros pueblos no comen de la almendra californiana y no entendemos cómo a pesar de la calidad con la que producimos, se decidan pagar más caras aquellas que vienen de California como si nos sobrara el producto”, apunta el Técnico de Sectores Productivos.

'El Chico de Topares'

Francisco Javier Martínez Robles, más conocido como ‘El Chico de Topares’, es uno de los empresarios de la comarca de Los Vélez que actualmente se encuentra en plena campaña de recogida. Tiene unas 120 hectáreas de almendros y, como ha explicado a Diario de Almería, ha decidido invertir para reconvertir todos sus terrenos en cultivos ecológicos. Sus previsiones para este año son obtener unos 1.200 kilos por hectárea de las nuevas plantaciones y unos 800 de las más antiguas.

Francisco Javier Martínez Robles revisa los frutos de uno de los almendros que tiene en Vélez Rubio Francisco Javier Martínez Robles revisa los frutos de uno de los almendros que tiene en Vélez Rubio

Francisco Javier Martínez Robles revisa los frutos de uno de los almendros que tiene en Vélez Rubio

Su empresa está dedicada al arrendamiento agrícola de tierras para el cultivo del almendro pero además realiza trabajos aprovechando al máximo las condiciones del terreno: Labranza de tierras, recogida de piedra con trajilla, marcación con GPS, sulfato de almendros y recolecta de almendra con abanico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios