AGR Almeria

El pimiento gana terreno pero en el equilibrio está la clave

  • Pérez Mesa, coordinador del departamento de Inteligencia de Mercados de Aproa, radiografía la situación de este cultivo tanto desde la producción como desde la comercialización en las jornadas de Dalías

Juan Carlos Pérez Mesa en las jornadas de pimiento temprano en Dalías Juan Carlos Pérez Mesa en las jornadas de pimiento temprano en Dalías

Juan Carlos Pérez Mesa en las jornadas de pimiento temprano en Dalías / Javier Alonso (Almería)

Ayer concluían en el Casino de Dalías las cuartas jornadas de pimiento temprano. El doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y profesor titular de la Universidad de Almería (UAL) y especializado en el área de agronegocios y gestión de la cadena de suministros, Juan Carlos Pérez Mesa, ha sido uno de los participantes en el evento celebrado en el casino daliense, quien ha hecho una radiografía de este cultivo en la actualidad.

De acuerdo a sus palabras, el pimiento está casi a nivel del tomate en superficie con casi 10.200 hectáreas de cultivo previstas para este año en la provincia, sin embargo, a nivel de producción, el tomate continúa siendo la principal hortaliza con cerca de un millón de toneladas frente a las 730.000 de pimiento. “Tarde o temprano, de acuerdo a su evolución va a alcanzar al tomate, teniendo en cuenta que éste último lleva unas cuantas campañas de relativa inestabilidad”.

A principios de campaña, desde la Asociación Andaluza de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (APROA), de la que Pérez Mesa es coordinador del departamento de Inteligencia de Mercados, se hizo, tal y como expone éste, una previsión que manifiesta que esta tendencia continúa, “así el pimiento va a crecer en torno a un 5% junto con otros cultivos en detrimento del tomate, para el que se estima una caída de del 7% en la producción”. De este modo, el movimiento que existe entre los diferentes cultivos es una de las causas que se pone sobre la mesa en cuanto a la bajada de precios, pero hay más factores. “¿Por qué dejamos de plantar tomate?”, pregunta Pérez Mesa, uno de los motivos es el aumento de la competencia y otro, “un factor detonante” que es el incremento de los costes, “concretamente el aumento en la mano de obra como consecuencia del aumento del salario mínimo interprofesional, lo que está provocando que haya que vender en torno a 4 ó 5 céntimos más caro el kilo de tomate, dejando de ser rentable para muchas explotaciones que ya venían ajustadas en este cultivo y trasladándose a otro”, detalla el especialista en agro.

Las exportaciones de Marruecos a la UE crecen. Sus principales destino en la misma son Murcia y Almería

Sobre la situación coyuntural del pimiento, hasta octubre los precios de alhóndiga, que dependen de la producción que se comercialice, “han bajado un 15% y el aumento de la producción comercializada ha sido del 20%, es decir, que la caída de precios viene motivada también por el aumento de la producción”. El profesor de la UAL, afirma que el aumento de la temperatura ha contribuido también al incremento de toneladas, “si hacemos la media de temperaturas de septiembre y octubre hay un grado más y en determinadas semanas hemos llegado a superar los tres grados de diferencia este año acelerando las producciones”.

Pérez Mesa hace también hace un barrido internacional. De este modo, describe, en lo referente al comercio exterior, que actualmente se está exportando pimiento en un 36% a Alemania, un 13% a Países Bajos, un 12% a Francia y un 11% a Reino Unido. “Almería es la principal exportadora de este cultivo a nivel nacional. Esta provincia suma entre el 75% y 80% de todo el pimiento enviado al exterior desde España; le sigue Murcia, que envía casi 81.000 toneladas, el 60% de su producción. El calendario no coincide pero sí en algunos meses, así los finales de campaña de Murcia se solapan con los inicios de Almería”. De enero a agosto del presente ejercicio se ha producido un aumento del 9% de las exportaciones en comparación con el mismo periodo del pasado año, mientras las exportaciones murcianas se han incrementado un 27%, “esto también ha afectado a los precios”. Sólo en 2019 Reino Unido está aumentando la demanda, “si consideramos los ocho primeros meses del año, es el segundo cliente por delante de Países Bajos y Francia; Alemania, en su caso, sigue absorbiendo el 33% de las exportaciones de Almería”, por lo que, en este sentido, el Brexit -la salida de Reino Unido de la Unión Europea- tendrá un gran impacto.

Israel era uno de los principales competidores en pimiento de Almería, pero ha destinado su producción a Rusia

Analizando a las exportaciones propias y de los competidores, las españolas no han parado de crecer desde la crisis del isofenfos metil en 2007, “la evolución es importante porque, gracias al control biológico, la calidad alcanzada por el pimiento almeriense ha sido espectacular. Sin embargo, si nos fijamos en un competidor como Holanda, sus exportaciones de pimiento desde 2012 están en descenso”. Por fechas, España ha crecido de noviembre a mayo mientras en el inicio permanece estable, sin embargo Holanda, con un calendario alternativo al español ha crecido más en los meses en que se solapa con España, lo que afecta también los precios, pues la campaña holandesa se está extendiendo a bien entrado noviembre.

Respecto a las exportaciones de Marruecos, Pérez Mesa señala que han ido creciendo progresivamente y lentamente hacia la Unión Europea, “ya está exportando unas 100.000 toneladas, mientras España exporta unas 700.000”. Otra de las cuestiones es adónde van las exportaciones de Marruecos dentro la Unión Europea. “Su principal mercado es España, en un 60%, sobre todo a Murcia, Almería y una parte en tránsito a Francia, en este sentido, la importaciones de pimiento marroquí se han incrementado un 23% en 2018 y un 9% en los ocho primeros meses de lo que va de año”.

Juan Carlos Pérez Mesa, quien también es secretario del Centro de Investigación Mediterráneo de Economía y Desarrollo Sostenible (CIMEDES) y de la Cátedra Coexphal-UAL y quie forma parte de la Junta Directiva de la Asociación Española de Economía Agraria (AEEA), habla también de otros países como Turquía o Israel pero en los últimos años están en descenso. “En el caso de Israel que era uno de los principales competidores de Almería en pimiento ha desaparecido casi de la UE porque ha destinado su producción al mercado ruso, en 2018 enviaron 70.000 toneladas a Rusia. El veto ruso nos está afectando porque es una de las consecuencias de que no podamos desahogar el mercado europeo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios