Coronavirus en Almería Almería es la tercera provincia andaluza con más donantes de plasma para enfermos de COVID-19

  • Tan solo un paciente de la provincia ha recibido la transfusión de anticuerpos 

Donante de plasma en el Hospital Universitario de Torrecárdenas. Donante de plasma en el Hospital Universitario de Torrecárdenas.

Donante de plasma en el Hospital Universitario de Torrecárdenas. / Rafael González

Un total de 279 enfermos de COVID-19 ingresados en hospitales andaluces han sido tratados con transfusiones de plasma hiperinmune, gracias a las donaciones de personas que han pasado la enfermedad y han generado anticuerpos en su sangre para luchar contra el coronavirus, con 1.087 donaciones realizadas hasta el momento.

Según han informado a Efe fuentes del Centro Regional de Transfusión Sanguínea, las donaciones mantienen el aumento experimentado en las últimas semanas, y de las 749 plasmaféresis -donaciones de plasma- hasta finales del pasado octubre, se ha pasado a realizar 1.087, que se han ido procesando y enviando a los hospitales a demanda de los médicos.

Por provincias, Almería es la tercera de Andalucía con más donaciones, con 141, las mismas que tiene Jaén. Encabeza la lista Granada, con 320 donaciones, seguida de Málaga con 249; mientras que en en Cádiz han sido 65; en Córdoba, 55; en Huelva, 24; y en Sevilla, 92.

Por el lado contrario, Almería es la provincia en las que hay menos pacientes transfundidos: tan solo un enfermo de COVID-19 ha recibido el plasma hiperinmune. Encabeza la lista Jaén con 77 y tras ella están Cádiz, con 71; ocho en Córdoba; cuatro en Granada; 52 en Huelva; 48 en Jaén; 77 en Málaga y 18 en Sevilla.

No obstante, no todas las donaciones de hiperplasma contra la COVID son eficaces, según las mismas fuentes, que indican que algunas no son adecuadas para transfundir a personas enfermas “por contener anticuerpos anti-HLA que pueden ser perjudiciales o por tener una tasa de anticuerpo anti-covid baja”, aunque sí se puede usar para obtener “ganmaglobulina específica anti-SARS-CoV-2”, también útil contra la enfermedad.

En el caso de pasar todas las pruebas, el plasma se envía a las personas ingresadas en hospitales, que se benefician de la ayuda de pacientes que han superado la enfermedad y que generan un anticuerpo que puede ayudar a otras personas.

Las donaciones sirven además para trabajar en un estudio clínico activo en Andalucía que aprovecha la generosidad de personas que han superado la COVID y han generado anticuerpos y utiliza su plasma para tratar a enfermos aún convalecientes, con este plasma, denominado "de convalecientes", que posee anticuerpos con actividad neutralizante frente al virus y sirven para mejorar la respuesta del organismo frente a la infección.

La donación de este plasma se realiza mediante aféresis, un procedimiento sencillo y seguro que consiste en extraer una cantidad de plasma del donante sin que se afecten las células de la sangre.

Cuando se obtiene, siguiendo el mismo procedimiento que en cualquier otra donación, se fracciona en dosis de 300 mililitros y se mantiene congelado hasta su uso, un año como máximo, con la premisa de que una sola donación permite contar con dos bolsas de plasma.

El uso clínico del plasma se ha incluido tanto en un ensayo clínico como en un estudio observacional ajustados a las indicaciones de las autoridades sanitarias europeas, y muchos pacientes que han recibido este tratamiento de plasma para mejorar su respuesta al virus.

La Red Andaluza de Medicina Transfusional ha hecho un llamamiento a los afectados de coronavirus ya curados para que donen plasma, y solo se piden los mismos requisitos que para donar sangre, como ser mayor de edad, pesar al menos 45 kilos y gozar de buena salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios