Coronavirus Almería Viernes negro con siete defunciones por coronavirus en Almería, 230 nuevos casos y 14 hospitalizaciones

  • El informe de la Consejería de Salud y Familias no notifica ningún ingreso en la UCI este viernes y recoge, además, 24 curados que dejan los casos activos en poco más de 3.800

Un vecino de Gádor se somete a las pruebas PCR en el cribado masivo de hace unas semanas Un vecino de Gádor se somete a las pruebas PCR en el cribado masivo de hace unas semanas

Un vecino de Gádor se somete a las pruebas PCR en el cribado masivo de hace unas semanas / Rafael González

La propagación del coronavirus sigue causando estragos entre los almerienses y el informe diario de la Consejería de Salud y Familias de este viernes vuelve a disparar las alarmas en la provincia ante una preocupante cuesta de enero que incrementa a un ritmo vertiginoso el número de positivos y, lo que es peor, de hospitalizaciones y fallecidos. La estadística de las últimas horas recoge nada menos que siete muertes de personas que se habían contagiado por la COVID-19 en los municipios almerienses y casi una quincena de ingresos en los tres hospitales de la provincia (14) en los que permanecen una treintena de personas permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Si bien la cifra de positivos experimenta este viernes un leve retroceso con 230 nuevos casos (ayer fueron 306 y el miércoles 276), el arranque de enero se mantiene peligrosamente por encima de los 200 contagios diarios y el resto de las variables también apuntan hacia una más que evidente curva en ascenso después de unas festividades navideñas en las que se han flexibilizado las medidas de convivencia y distanciamiento social tanto en el seno de las familias como en la movilidad, comercio y hostelería.

El informe que acaba de remitir la Junta eleva los afectados por la COVID-19 en la provincia desde el inicio de la pandemia a 23.049 personas incluyendo los 230 nuevos casos detectados en las últimas horas a través Pruebas Diagnósticas de Infección Activa (PDIA), confirmados por técnica PCR o test rápidos de antígenos, de los que 1.173 se han notificado en los últimos siete días y casi dos mil en un periodo de dos semanas. El censo de almerienses que han dejado atrás la infección también crece con los 24 curados hoy hasta un total de 18.935. En la actualidad son 3.809 contagiados activos en seguimiento y tratamiento por las autoridades sanitarias en la provincia y la tasa de incidencia no ha dejado de crecer en los últimos días y se ha situado ya en 3.216 contagios por cada 100.000 habitantes.

Trece personas han perdido la vida durante la última semana con el fuerte tirón de un viernes negro en el que se han incorporado a la negra estadística de fallecimientos nada menos que siete almerienses, uno de los peores registros desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus. Habría que remontarse al 15 de diciembre cuando se notificaron 8 muertes o al 27 de octubre con diez defunciones. Las de hoy, atendiendo a la estadística de la Consejería de Salud y Familias, son tres de la capital almeriense y las otras cuatro de los municipios de Níjar, Rágol, Viator y El Ejido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios