Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

“Desactivando” el “explosivo” del año: Los Tedax contra la pandemia

  • Siete agentes de esta especialidad centran sus esfuerzos en combatir la crisis sanitaria más importante de las últimas décadas y aconsejan a otros policías a la hora de actuar

  • Participan con entidades como el Calar Alto para desarrollar un dispositivo que permita "ver" el coronavirus en las superficies

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta un vehículo de la Policía Nacional. Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta un vehículo de la Policía Nacional.

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta un vehículo de la Policía Nacional. / C.N.P. (Almería)

Desde 1975, la Policía Nacional cuenta con los Técnicos en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax). Nacidos en una época de creciente presión terrorista, su misión es la de intervenir y actuar ante la presencia y detención de posibles bombas, instrumentos incendiarios, etc. Lo que no todo el mundo sabe es que en diciembre de 2004 este grupo, incluido dentro de la Comisaría General de Información, responsable de la lucha antiterrorista, asumió las competencias sobre incidentes NRBQ (siglas en inglés de ‘Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química’).

En la actualidad, el grupo Tedax de Almería está compuesto por siete agentes que están llevando a cabo labores relacionadas con el estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19, la auténtica “bomba” de los últimos meses. Desde la Comisaría Provincial de Almería se ha indicado a este periódico que “todos los funcionarios adscritos a dicha especialidad tienen formación específica en protección y actuación ante amenazas biológicas, si bien los cometidos competenciales de la unidad se circunscriben a la actuación operativa ante amenazas NRBQ cuando revisten carácter delincuencial”, ya sea por terrorismo u otros actos criminales.

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta motos de la Policía Nacional. Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta motos de la Policía Nacional.

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta motos de la Policía Nacional. / C.N.P. (Almería)

Sin embargo, apuntan las fuentes consultadas, “también tienen atribuidas competencias de apoyo y refuerzo a otras unidades policiales así como a entidades ajenas al Cuerpo Nacional de Policía, en cuanto a material técnico, personal y asesoramiento, en caso de catástrofe o calamidad pública, asumiendo en estos casos el papel de personal auxiliar y de apoyo”. En este punto, merece la pena pararse un segundo en los requisitos necesarios para ingresar en la especialidad, ya que no cualquier agente puede acceder a la misma y la preparación y formación son una constante.

En primer lugar, puede optar a ser Tedax sólo aquel policía nacional que cuente con más de dos años de servicio activo. Tras esto, deberá superar una prueba de aptitud psíquico-física y otra de conocimientos sobre química, física, biología y electrónica, entre otras; así como una entrevista personal, para evaluar el perfil del aspirante. Según la Policía Nacional, son precisas estabilidad y control emocional;afán de permanente formación y perfeccionamiento;capacidad de concentración, observación, análisis y toma de decisiones, y aptitudes para el trabajo en equipo, entre otros. Luego toca superar un curso de 1.260 horas, en el que el 44% de las horas se dedican a prácticas.

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta una de las instalaciones de la Policía Nacional en la capital almeriense. Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta una de las instalaciones de la Policía Nacional en la capital almeriense.

Un agente de los Tedax-NBRQ de la Comisaría Provincial de Almería desinfecta una de las instalaciones de la Policía Nacional en la capital almeriense. / C.N.P. (Almería)

Pues bien, ahora, además de sus labores habituales, se encuentran desarrollando funciones de descontaminación de instalaciones policiales, vehículos y material policial. “Ataviados con la protección específica, con cierta periodicidad, rocían con un solución desinfectante espacios como calabozos, dependencias y vehículos policiales”, han añadido desde la Comisaría. Para dichas labores, cuentan con EPI (clasificado en tres niveles de protección)y material de descontaminación operativa. Además, se ha posibilitado que el grupo pueda dar “la formación necesaria, de forma escalonada, sobre el uso de los EPI, a todo el personal que lo requiera, de la Comisaría Provincial de Policía de Almería y la Comisaria Local de El Ejido.

Estos especialistas han realizado asimismo unas recomendaciones para actuar en estos tiempos anómalos. La primera, y más evidente, es mantener una distancia de unos dos metros con el posible infectado. “Nos colocamos mascarilla FFP2 y guantes. Se le ofrece mascarilla quirúrgica y guantes al contagiado. Se pueden dejar en una superficie (por ejemplo suelo) para que sea el contagiado quien se acerque a coger el material. El agente o agentes actuantes se colocarán siempre y en la medida de lo posible de modo que la dirección del viento vaya desde el agente al contagiado”, apuntan los Tedax.

Dispositivo desarrollado por un grupo en el que participan los Tedax andaluces para detectar el COVID-19. Dispositivo desarrollado por un grupo en el que participan los Tedax andaluces para detectar el COVID-19.

Dispositivo desarrollado por un grupo en el que participan los Tedax andaluces para detectar el COVID-19. / C.N.P. (Almería)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios