Los Coloraos

Hechos posteriores al ataque liberal sobre Almería

  • Tenemos conocimiento del apoyo de los contrabandistas, importantes en la Taha de Marchena, a los expedicionarios Coloraos… era una ayuda interesada

Jabeque español. Jabeque español.

Jabeque español.

El Deán de la Catedral almeriense Mariano Lope Patán escribió una valiosa descripción de los sucesos ocurridos en Almería en Agosto de 1824. El documento fue de fecha 19 de agosto de 1824, siendo publicado en la Gazeta de Madrid el 31 de agosto de 1824; esta narración entre diversas importantes aportaciones, expone que se acercaron a las costas de Almería un bergantín y cuatro barcos menores… por lo que éste eclesiástico pudo observar desde la ciudad de Almería, aunque considero que serían un bergantín y unos cinco barcos menores, pues el bergantín era el “Fontana”, de Nicolás Bassadone, persona asentada en el comercio de Gibraltar –aunque en sus declaraciones tanto Santos como Iglesias al buque le denominasen “Federico”-, su capitán eran Agustín Casadone, alias Borbón (en Archivo H. Nacional, legajo Estado 5625, se recogen informes del Cónsul de España en Gibraltar Gonzáles de Rivas), afirmaba Rivas que además del bergantín marchaban en la expedición contra el Levante, la que partía para Almería el 7 de Agosto de 1824, la barca de Gandolino , aunque en otros escritos, también del mencionado legajo, se manifestaba que la barca de Domingo Gandolino había participado en la acción contra Marbella, pero era muy posible que la misma embarcación hubiese llevado revolucionarios liberales a Marbella y posteriormente hubiese partido hacia Almería, además participaban tres barcos menores, uno de ellos el de Juan Bautista Cubells, alias Borrasca, famoso contrabandista valenciano y este barco menor realizó disparos de cañón en el puerto de Roquetas y en Almería.

Además fueron experimentados navegantes que se dedicaban al contrabando, es el caso de Antonio Bru, que en su barcaza “Virgen de Buena Guía” llevo a 65 expedicionarios a Tarifa, para posteriormente acompañar con su embarcación al barco de Bartolomé Arqués “El Trinidad”, con matrícula de Alicante, participando en la expedición comandada por Pablo Iglesias sobre la costa de Almería; Arqués fue un afamado contrabandista y marino alicantino.

En la bahía de Gibraltar entonces se encontraban más de 650 emigrados españoles, que vivían dentro de las barcas y barcos anclados en aquellas aguas, los movimientos de entrada y salida de embarcaciones eran numerosos, más cuando muchas de ellas se dedicaban al contrabando con España (AHN, leg. 5625), por lo cual la entrada y salida de las embarcaciones de Bru y Arqués, hacia Marbella y Almería la de Bru, y hacia Almería la de Arqués, era una cuestión posible. Sabemos que la barca de Antonio Bru estuvo en Tánger portando uniformes, fusiles, armamento y liberales, que había llevado hacia Almería. Bartolomé Arqués pudo salvar a revolucionarios que atacaron Almería y los consiguió transportar de vuelta en su embarcación hasta Tánger. Entre los que salvó se encontraba Juan Porras, que posteriormente estuvo prisionero en la cárcel de Sevilla (AHN, legajo 5625).

Tomás España, era de Alicante, pudo sobrevivir al Episodio del ataque de los Coloraos sobre Almería en Agosto de 1824, realizó méritos en tal expedición, embarcó en un buque matrícula de Villajoyosa cuyo capitán era Marcos Ripoll, realizó declaraciones en Almería para conseguir la Cruz Cívica otorgada por el General Espartero en 1841 (AMA, legajo 606).

El bergantín Fontana logró retornar a Gibraltar el 24 de agosto de 1824

Tenemos conocimiento del apoyo delos contrabandistas, importantes en la Taha de Marchena, a los expedicionarios Coloraos… era una ayuda interesada, ya que deseaban recobrar centenares de fajos de contrabando que las fuerzas realistas de las costas almerienses les habían capturado. Entre estos tuvo importancia Manuel el Chato, informaba la policía granadina mediante Antonio Parra, 6-octubre-1824, que el jabeque de Manuel el Chato condujo a Tánger a expedicionarios que participaron en el ataque a Almería (Archivo M. de Justicia, Madrid, antiguo legajo 66).

Las importantes acciones del jabeque de El Chato fueron confirmadas por el malagueño José Riera, persona que sobrevivió en la expedición de Iglesias; Riera manifestó en Almería en 1841, que se alistó en la expedición del General Valdés sobre Tarifa, pero posteriormente fue embarcado en la expedición de Pablo Iglesias contra Almería –por lo cual el alistamiento de la clase de tropa era común para Tarifa o Almería-, tras la derrota de la expedición de Iglesias pudo huir y consiguió esconderse gracias al vecino de Fondón Pedro Orta, viviendo en las Minas de la Sierra de Gádor, con la ayuda de varios amigos logró embarcarse en el jabeque del Chato en la playa de Dalias, que logró ponerle a salvo de sus enemigos, en el destierro vivió en la miseria.

Retrato de Baldomero Espartero. Retrato de Baldomero Espartero.

Retrato de Baldomero Espartero.

Había llegado a la emigración en Gibraltar el 1 de octubre de 1823, estando allí hasta el 8 de noviembre de 1827, solicitó en 1841 la Cruz Cívica otorgada por el General Espartero (AMA, legajo 606). Al Igual José Blond, que era persona que pertenecía al comercio de Málaga, manifestó que participó en la acción liberal sobre Tarifa y Almería de Agosto de 1824, aportó certificaciones de vecinos de Gibraltar, en 1 noviembre 1841, solicitando la Cruz Cívica otorgada por don Baldomero Espartero (Archivo Municipal de Almería, legajo 606).

El bergantín “Fontana” logró retornar a Gibraltar el 24 de Agosto de 1824, el Capitán del Puerto de Gibraltar le permitió la entrada (legajo 7972 A.M. Justicia) - el Capitán del Puerto de Gibraltar era una persona ganada a la causa liberal, fue permisivo con los partidarios del liberalismo, avisando frecuentemente a emigrados españoles cuando había peligro de que fuesen detenidos, lo que les permitía cambiar de paradero , tuvo amistad con Valdés- ; en el barco Fontana se encontraba el pagador de la expedición sobre Almería, Isidoro Pérez, con gran parte del dinero obtenido en Almería, fueron 42.000 reales.

Por lo tanto apreciamos que en la expedición sobre Almería estuvieron el bergantín “Fontana”, para otros “Federico”, los barcos menores de Borrasca, Arqués , Bru, Marcos Ripoll, Gandolino, además del jabeque de Manuel el Chato, que en ocasiones apoyó, sobre todo en la retirada, a la flota liberal sobre Almería. Esta flota, con algunos liberales, pudo retornar a Gibraltar y a Tánger.

Por tanto, conocemos a Coloraos que sobrevivieron al ataque sobre Almería. No sabemos nada del Coronel Suarez, que venía en la expedición de los Coloraos y según Antonio Santos sería el Gobernador de Almería cuando triunfase el ataque liberal (A.M.J. antiguo leg. 66). El Oficial Morcillo, que participó con mando en el ataque a Almería, sería prisionero, padeció duras interrogatorios en la Provincia de Granada, pero conseguiría salvar la vida.

Afirmaba el Oficial José Enestrosa, en fechas de 1829, que un hermano suyo fue fusilado en la expedición contra Almería de 1824 (Irene Castell “La Utopía Insurreccional del Liberalismo”. Editorial Crítica, 1989). Realmente no aparece ningún Enestrosa entre los fusilados por la cuestión del ataque de los Coloraos a Almería en 1824, podía haber dado un nombre falso antes de encontrar la muerte. El Teniente Coronel Delgado, Antonio Cros, Jacinto Jiménez, el Brigadier Juan José Espino, Cubells, Arqués, consiguieron la huida, prosiguió la Historia de los Coloraos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios