Coronavirus Almería El hospital de Poniente aplica rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19 ingresados en UCI

  • El tratamiento, que continúa tras pasar a planta, facilita una recuperación más rápida, contribuyendo a mitigar los efectos de la ventilación mecánica y el largo periodo de encamamiento

El Hospital de Poniente aplica rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19 ingresados en UCI El Hospital de Poniente aplica rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19 ingresados en UCI

El Hospital de Poniente aplica rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19 ingresados en UCI

El Área de Rehabilitación y Fisioterapia del Hospital de Poniente ha adaptado su protocolo de rehabilitación precoz para pacientes críticos ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), para la atención a las personas ingresadas por COVID-19. El inicio temprano del tratamiento de fisioterapia favorece una recuperación más rápida de estos pacientes, ayudando a mitigar los efectos de la ventilación mecánica y el largo periodo de encamamiento. La responsable del área de Fisioterapia del Hospital de Poniente, Elena Fernández, explica que “la aplicación temprana de técnicas de rehabilitación y fisioterapia en estos pacientes consigue una disminución del tiempo de estancia en la UCI y una mejor situación funcional cuando el paciente es dado de alta a hospitalización, donde se continúa con el tratamiento, con el objetivo de devolver al paciente la máxima autonomía posible”.

El director de la UCI del Hospital de Poniente, Emilio Robles-Musso destaca que “se trata de una de las primeras experiencias de este tipo que se realizan con pacientes de COVID-19, que ha resultado providencial, pues nos ha servido para lograr una recuperación mucho más rápida y es ejemplo del trabajo multidisciplinar que se lleva a cabo en UCI para atender a estos pacientes”. La rehabilitación precoz para los pacientes ingresados en UCI por la COVID-19 se inicia al mismo tiempo que la retirada progresiva de la ventilación mecánica y la disminución de la sedación. Emilio Robles-Musso señala que “se trata de un proceso complejo, en el que gracias a la fisioterapia se consigue que los pacientes puedan empezar a respirar por sí mismos y a eliminar secreciones de manera autónoma lo más pronto posible”.

Un equipo formado por facultativos especialistas en Rehabilitación y fisioterapeutas, lleva a cabo la valoración inicial del paciente, de forma coordinada. Elena Fernández apunta que “la evaluación del paciente se realiza de conjuntamente entre los rehabilitadores y los fisioterapeutas, para minimizar los riesgos de exposición al coronavirus y gestionar de la forma más eficiente posible el uso de los equipos de protección individual; hasta el momento, dos especialistas en Rehabilitación y ocho fisioterapeutas han sido los encargados de realizar la evaluación y los tratamientos ”.

Una vez valorado el paciente, se adapta a su situación concreta el protocolo de rehabilitación para los pacientes críticos. En líneas generales, en el caso de quienes están afectados por la COVID-19, Elena Fernández señala que “se trata de personas que llevan mucho tiempo encamadas, por lo que el tratamiento inicial va destinado a disminuir la rigidez articular y evitar los desequilibrios musculares, así como a estimular la circulación”.La responsable del área de Fisioterapia subraya que “un aspecto sumamente importante es también ayudar al paciente a mejorar su capacidad ventilatoria a nivel respiratorio, para recuperar la musculatura de esa parte del cuerpo, algo fundamental en su evolución”. Igualmente, el trabajo rehabilitador se centra en que el paciente recupere su esquema motor y pueda comenzar lo antes posible a ponerse de pie y a caminar. Fernández explica que “el objetivo es intentar lo que llamamos ‘verticalizar’ al paciente, para lo que es necesario que pueda ser capaz de contraer su musculatura”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios