Biblioteca Central José María Artero

El alcalde y la familia de José María Artero inauguran el "paraíso del conocimiento"

  • La Biblioteca se estrena de manera oficial con todos sus servicios en marcha y un libro más en su fondo fundacional, un ejemplar exclusivo de la Constitución entregado por la familia del recordado dueño de la Cajal

El alcalde y el rector descubren la placa inaugural bajo la mirada de Chema Artero, nieto de José María Artero El alcalde y el rector descubren la placa inaugural bajo la mirada de Chema Artero, nieto de José María Artero

El alcalde y el rector descubren la placa inaugural bajo la mirada de Chema Artero, nieto de José María Artero / Javier Alonso

Citando a Borges, el hombre que imaginaba el paraíso con forma de biblioteca, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y la familia de José María Artero han celebrado la inauguración oficial del moderno y completo centro de “lectura y conocimiento”, ya con la totalidad de sus servicios en marcha y unas cifras de visitantes (más de 200.000), que respaldan tanto la inversión hecha por el Ayuntamiento de Almería, el excelente resultado de los proyectos urbanístico y cultural, y la necesidad –sobre todo– que tenía la ciudad de contar con una nueva biblioteca.

La Biblioteca Central Municipal José María Artero comenzaba a funcionar hace justo un año, con la apertura de las dos primeras salas de estudio 24 horas, después de la conclusión de las obras de rehabilitación y adaptación de la que fuera la antigua Jefatura de la Policía Local. Un edificio, de igual modo singular, del arquitecto Guillermo Langle, valorado como uno de los mejores ejemplos de la arquitectura racionalista almeriense. salas 24 horas

Ángela Artero leyó un texto en nombre de la familia, reunida al fondo de la imagen Ángela Artero leyó un texto en nombre de la familia, reunida al fondo de la imagen

Ángela Artero leyó un texto en nombre de la familia, reunida al fondo de la imagen / Javier Alonso

Dos históricos, Langle y Artero, que el alcalde fundió en su discurso inaugural, demorado por las citas electorales que impiden cortes de cinta, ya que la José María Artero abrió casi en su totalidad sus puertas el 24 de octubre, coincidiendo con el Día Internacional de las Bibliotecasuna biblioteca en el bolsillo

Pero el de este lunes 27 de enero ha sido, sin duda, especial al contar Fernández-Pacheco con la presencia de los hijos y nietos de Artero, un apasionado de los libros, la fotografía y la cultura en general que dejó para la ciudad el impulso a la Feria del Libro, el Ateneo o esa otra casa suya, la Librería Cajal, que desde 1964 y durante 44 años –en el último periodo cambió de manos–, fue otro “paraíso del conocimiento”.

El fotógrafo Chema Artero entregó al alcalde un ejemplar de la edición de la Constitución que dirigió su abuelo El fotógrafo Chema Artero entregó al alcalde un ejemplar de la edición de la Constitución que dirigió su abuelo

El fotógrafo Chema Artero entregó al alcalde un ejemplar de la edición de la Constitución que dirigió su abuelo / Javier Alonso

La pasión por los libros, el espíritu emprendedor y el pensamiento libre e independiente son varias de las características que su nieta, Angela Artero, ensalzó “en este día de fiesta porque una biblioteca nace” y, como regalo, la familia ha hecho entrega a la ciudad de uno de los ocho ejemplares exclusivos, encuadernado a mano y en piel, de la edición de la Constitución que José María Artero dirigió en aquellos tiempos de prensas tipográficas y trabajos de impresión titánicos.

Se suma este ejemplar a los más de 15.000 volúmenes y 6.500 licencias digitales que constituyen el fondo fundacional de la Biblioteca, un espacio, adaptado a las diferentes discapacidades como quiso significar Fernández-Pacheco, y con servicios que van más allá de un centro para leer o estudiar al estar dotado de servicios y nuevas tecnologías que permiten disponer, en palabras del alcalde, de un “territorio común del conocimiento” , con salas multidisciplinares (bebeteca, fonoteca, comicteca, videoteca...), tablets, ordenadores portátiles, videoconsolas, vinilos y CDs, películas, impresoras 3D, autoedición, etc., y un amplio programa cultural con cuentacuentos o idiomas.

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, junto a la impresora 3D con figuras de plástico endurecido Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, junto a la impresora 3D con figuras de plástico endurecido

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, junto a la impresora 3D con figuras de plástico endurecido / Javier Alonso

El acto inaugural lo cerraron dos visitas guiadas por las instalaciones –a las que solo le queda la puesta en marcha de la cafetería–, una para la familia de Artero y otra para los representantes públicos, entre los que se encontraban, además de concejales del equipo de gobierno y de la oposición, el rector de la Universidad, Carmelo Gómez, y el anterior alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, y el ex concejal de Urbanismo, Pablo Venzal, quienes iniciaron la recuperación del edificio de Langle para su apertura como biblioteca, materializada por Fernández-Pacheco, Castellón, Sánchez, Martínez Labella y Diego Cruz durante la pasada y actual legislatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios