Coronavirus Almería

Odisea en la vuelta de París

  • La cancelación del vuelo obliga a realizar en autobús más 1.800 kilómetros con noche en Burdeos a un grupo de una treintena de pensionistas andaluces, entre los que viajan dos almerienses 

Odisea en la vuelta de París Odisea en la vuelta de París

Odisea en la vuelta de París

Dos pensionistas almerienses se han visto atrapadas en París y en las últimas horas están viviendo una auténtica odisea en su regreso a la provincia programado inicialmente para hoy. Forman parte de un grupo de una treintena de andaluces que hace una semana partió rumbo a Francia sin conocer el alcance que iba a tener la crisis sanitaria del coronavirus tanto en España como el país galo. Tenían previsto realizar esta mañana la conexión aérea de vuelta desde París, epicentro desde el que han visitado otras ciudades a lo largo de los últimos días, pero en el último momento se ha cancelado y han tenido que emprender un trayecto de vuelta en autobús de más de 1.800 kilómetros.

La agencia de viajes, Mundosenior Plus, no ha tenido más remedio que optar por el transporte por carretera ante la posibilidad de que alguno de los desplazados sufra el contagio de coronavirus y se vea obligado a permanecer allí en cuarentena al menos dos semanas más con todo el grupo por prescripción sanitaria. El hotel en el que permanecieron ayer hasta mediodía estaba prácticamente vacío, al igual que restaurantes y bares, al atravesar la capital francesa una situación similar a las de nuestra país en estado de alarma. Las calles desiertas y supermercados hasta arriba y la incertidumbre en todo momento de si podrían regresar a casa.

Ante la cancelación de la conexión aérea con España prevista para esta mañana, la agencia inició el trayecto en autobús con escala en Burdeos esta noche sin tener la manutención garantizada porque los establecimientos permanecen cerrados por orden del Gobierno. Una vez en Málaga, punto de partida, tendrán que ser recogidas por sus familiares y comenzarán un aislamiento domiciliario de dos semanas preventivo porque han podido contagiarse en la estancia en Francia. Según explicaron ayer a Diario de Almería, el viaje había transcurría con normalidad hasta que empezaron a llegar las malas noticias de España y a partir de ese momento han vivido los últimos días con incertidumbre y dudas por lo que ocurría aquí y por las drásticas medidas que también han dejado desiertas las calles de París y podrían frenar su regreso. Si el plan marcha según lo previsto, volverán a su hogar mañana después de una larga odisea por carretera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios