Almería

El Paseo peatonal tendrá nuevas plazoletas junto a edificios señeros y palmeras

  • Dos arquitectos de Castellón ganan el concurso de ideas. Su propuesta genera "salones urbanos" y sustituye los ejemplares de ficus que entorpecen la visión del patrimonio

Presidido por el alcalde el acto, los miembros del jurado han presentado la idea ganadora del concurso de peatonalización del Paseo de Almería Presidido por el alcalde el acto, los miembros del jurado han presentado la idea ganadora del concurso de peatonalización del Paseo de Almería

Presidido por el alcalde el acto, los miembros del jurado han presentado la idea ganadora del concurso de peatonalización del Paseo de Almería / Javier Alonso

El futuro del Paseo de Almería acaba de quedar dibujado por los arquitectos titulados en Valencia Miguel Martínez Castillejo y Pau Batalla Soriano, quienes han resultado ganadores del concurso de ideas para la remodelación de la arteria principal por excelencia de la capital y la Rambla Obispo Orberá. Bajo el lema Ciudad de Plazas, la propuesta, que debe materializarse ahora en proyecto, enriquece ambas avenidas con la creación de nuevas plazoletas situadas ante los edificios emblemáticos de la ciudad a modo de “salones urbanos”, que rompan con la monotonía arquitectónica actual, potencien el patrimonio histórico y sirvan para agrupar en armonía el casco histórico.

Son las consideraciones más valoradas por el jurado de expertos que ha participado en el proceso de selección de este concurso, al que se presentaron un total de diez ideas, y que esta mañana ha quedado resuelto mediante la apertura de los sobres que guardaban la identidad de este primer premio junto a otros dos finalistas, con el telón de fondo del Teatro Apolo, escenario del acto presidido por el alcalde.

El jurado, según ha explicado el arquitecto Miguel Centellas en representación del mismo, ha considerado “valiosa” la integración de los edificios históricos en la peatonalización del Paseo. Estas plazoletas estarán situadas junto a la Delegación del Gobierno andaluz, el Casino, el Teatro Cervantes y la Agencia Tributaria, que se suman a la existente plaza del Educador, con otro edificio protegido, el de Banesto. En la Rambla Obispo Orberá se sitúan junto al Mercado Central y la Compañía de María.

Partiendo de este modo especial que se tiene tanto en Almería como en toda Andalucía de entender las plazas, la propuesta descrita por los autores en la memoria de su modelo de peatonalización "parte de potenciar este tipo de espacios a lo largo de la zona de intervención. Para ello -explican-, se propone integrar el Paseo de Almería y la Rambla Obispo Orberá en el sistema de plazas de la ciudad, y en particular con las del centro histórico con las que linda y comparte escala, cuya puerta de acceso, Purchena, las articula".

El diseño de las plazas debe ser desarrollado, si bien hay un elemento que ha sido avanzado por el jurado, de gran importancia, sobre todo en Obispo Orberá: el arbolado. El Paseo de Almería conservará sus ficus, aunque estos ejemplares serán sustituidos por palmeras en los “salones urbanos” con la intencionalidad de permitir una mejor visibilidad” y “relación entre los ciudadanos y el patrimonio”.

Salvo estos ejemplares de barrera visual, la idea no solo mantiene el arbolado existente, sino que aumenta el número de especies  (ficus nítida, jacarandas, tipuanas, y moreras). En el Paseo Almería, la reducción de sección en el carril rodado supone un considerable aumento del espacio peatonal. Se transforma la sección actual al introducir una tercera línea de arbolado en medio de los ficus existentes a ambas fachadas del Paseo, lo cual hace que se doble el espacio peatonal a uno de los lados del viario, multiplicando las posibilidades de uso lúdico, descanso y relación social

Tanto en aquellas plazas nuevas frente a los edificios emblemáticos como en aquellas ya existentes pero carentes de arbolado, se completa el espacio mediante el trazado en retícula de palmeras.

En las plazas existentes y que ya cuentan con su propio arbolado, la actuación consiste en ampliar su superficie peatonal y extender la vegetación actual. En caso de no disponer de arbolado, se plantarán nuevas palmeras datileras en retícula.

"Las plazas de nueva planta, propuestas enfrente de los edificios públicos más relevantes, se generarán sustituyendo el arbolado actual, que responde a una sección tipo de paseo longitudinal, por una retícula de palmeras. Con esta acción, se dota de un espacio público a escala urbana acorde al edificio representativo al que se adhiere, intensificando la relación horizontal y vertical entre ambos. Las palmeras, además, construyen un techo natural como prolongación de la cubierta del cuerpo edificatorio a modo de salón urbano. Esto se introduce diversidad en la sección "tipo" de paseo, tanto en el eje x como en el y", detallan los autores.

La necesidad de otorgar sombra a Obispo Orberá será resuelta con arbolado de hoja caduca, si bien hay una cuestión que al jurado aboga por eliminar. La idea ganadora incorpora en esta arteria maceteros elevados de gran altura, de hasta tres metros y medio, una solución que “no es la mejor porque interfieren en la visión de edificios”, mientras que esta vegetación no podrá ser apreciada por los viandantes debido a esa altitud.

La idea ganadora, como ha indicado también el alcalde de la ciudad, está sujeta ahora a un debate social y es susceptible de modificaciones, ya que, como ha dejado el jurado relejado en su acta, ninguna de las diez propuestas presentadas cumple en su totalidad los objetivos perseguidos por la ciudad, aglutinando una mayor número de reparos Obispo Orberá.

Otra cuestión a replantear es la pavimentación elegida por el equipo de arquitectos ganadores. Si bien los miembros del jurado han valorado la continuidad del mismo para otorgar una “impronta uniforme” al Paseo, Puerta Purchena y Obispo Orberá, el material empleado, el mármol amarillo de Puerta Purchena, no es apropiado. “Es un material duro y no es el más adecuado para extender por todo el Paseo”, ha explicado Centellas.

Los proyectistas exponen en su memoria que, para arraigar el proyecto a su lugar, se parte de la intervención relativamente reciente llevada a cabo en Puerta de Purchena. "Se extiende su adoquinado de mármol Macael amarillo al resto de la superficie peatonal con una geometría distinta que permita diferenciar la obra anterior de la futura. Para significar los espacios de plaza frente a los edificios públicos relevantes, a modo de alfombra, el adoquín pasa a ser losa y cambia la dirección de su traba. Esta conjunción de direccionalidades en la pavimentación fomenta, de acuerdo con los objetivos de la propuesta, el estímulo y el recorrido a través de la Rambla y el Paseo".

El carril de transporte sostenible, destinado a autobús, emergencias, abastecimientos y vecinos, así como su respectivo carril-bici, se materializa mediante una solera de hormigón, tintado en masa de color amarillo, de manera que, aunque se diferencie del adoquinado por su propia naturaleza y acabado diferente, se integre en la paleta cromática del conjunto.

El alcalde ha pedido sosiego a la ciudadanía El alcalde ha pedido sosiego a la ciudadanía

El alcalde ha pedido sosiego a la ciudadanía / Javier Alonso

El alcalde, quien ha agradecido la “creatividad” y “originalidad” de las propuestas presentadas al concurso, así como la “profesionalidad del jurado” en su “exhaustivo, enriquecedor y extenso debate”, ha indicado que la intención del Ayuntamiento de la capital es abrir un proceso de diálogo con los sectores implicados en esta reforma integral. “La idea ganadora es una hoja de ruta, una guía para seguir avanzando en esta reflexión”, para la cual Ramón Fernández-Pacheco ha pedido a la sociedad “relajar los debates ciudadanos” en aras de alcanzar el “sosiego” que requiere la concreción de este proyecto de transformación de ciudad, como el que en su momento supuso la Rambla, finalizada hace 25 años.

“No queremos el proyecto más rápido, sino el proyecto soñado”, ha expresado el alcalde, quien ha preferido no aportar plazos. Los técnicos municipales deben, según las explicaciones del regidor, determinar el tiempo que puede absorber ese debate social y la redacción del proyecto para, después, licitar las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios