DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Municipal

Pérez de la Blanca abandona Vox por las "imposiciones", la "excesiva rigidez" y la "limitada capacidad de actuación"

  • El hasta ahora portavoz de la formación de Santiago Abascal interviene en el Pleno para dar explicaciones sobre su decisión "irrevocable"

Joaquín Pérez de la Blanca, al comienzo de la legislatura Joaquín Pérez de la Blanca, al comienzo de la legislatura

Joaquín Pérez de la Blanca, al comienzo de la legislatura / Javier Alonso

El hasta ahora portavoz municipal de Vox en el Ayuntamiento de Almería, Joaquín Pérez de la Blanca, ha materializado su marcha de la formación de Santiago Abascal en el Pleno, en que ha dado cuenta de su salto a concejal no adscrito por “profundas” diferencias con su partido, sobre todo a lo largo de este último año.

Aunque ya el jueves daba alguna que otra pincelada sobre los motivos de esta decisión, Pérez de la Blanca aguardaba a la celebración de esta sesión plenaria de carácter urgente para exponer a la Corporación, por vía telemática,  esta decisión “tremendamente difícil” que adopta “el afiliado 196 de España y número 1 de Almería. Me afilié en el mes de enero de 2014”,  ha ensalzado para enfatizar la dureza que le supone dar este paso del que asume “toda la responsabilidad”. “Es una decisión personal e irrevocable”, que ha venido madurando  en los últimos meses, en los que las discrepancias internas con su partido, según ha expuesto, han ido creciendo.  “Estoy  tremendamente agradecido a mi partido, pero cuando yo presenté mi candidatura como alcaldable de Almería, nunca imaginé los profundos cambios que se producirían en mi partido, sobre  todo en este último año. Han sido profundos y tremendos cambios”.

Alguno de estos choques frontales lo ha pormenorizado durante su intervención de dos minutos de despedida de Vox. Entre ellas, las “imposiciones”  a la hora de conformar los equipos de trabajo municipales y  la “excesiva rigidez” en la toma de decisiones, unido a una “limitada capacidad de actuación”.

“Estas son las razones que me hacen imposible trabajar por la ciudad bajo las siglas de Vox, con la eficiencia que exige este Ayuntamiento y, en estos momentos, más que nunca”.

Joaquín Pérez de la Blanca ha querido dejar claro que continúa compartiendo las creencias y valores que promulga Vox, “aquellos principios que me trajeron aquí. Abandonar el partido no significa que haya perdido la ilusión y las ganas de trabajar por Almería desde su Ayuntamiento”.

Es lo que pretende seguir haciendo, a partir de hoy desde el grupo no adscrito, tras haber comunicado de forma oficial su decisión a Vox. “Soy consciente de que continuar con mi acta de concejal me acarreará críticas”. Las asume  “con toda la responsabilidad”, insistió. “Es ta decisión es la única forma que hay de mantenerme leal a la representatividad “.

“No es fácil y optado por el camino más difícil” para el cual espera contar con el respeto del resto de la Corporación, cuyos representantes en este primer día de no adscrito han mostrado “respeto” a l camino que ha emprendido, incluido Juan Francisco Rojas, que se convierte en el portavoz del Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Almería, quien ha “deseado suerte” a Pérez de la Blanca “aunque  -ha querido señalar- hay cosas que no comparto”. El anuncio

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios