Contaminación acústica

Retoman el Plan de Acción contra el Ruido con la ampliación de la zona saturada

  • La ZAS se extiende desde la plaza San Pedro hasta los entornos de Puerta Purchena y Plaza Vieja e incluye el Paseo de Almería

Clientes en una terraza del centro ciudad Clientes en una terraza del centro ciudad

Clientes en una terraza del centro ciudad / Rafa González

Tras un periodo de silencio desde Semana Santa, las acciones del Ayuntamiento de Almería encaminadas a mitigar el exceso de decibelios que soportan determinadas zonas de la ciudad vuelven en forma de Plan de Acción contra el Ruido (PAR), cuya tramitación ha sido retomada por el equipo de Ramón Fernández-Pacheco, que lo ha sometido a aprobación en el seno de la Junta de Gobierno Local. Algunas de las medidas, como la limitación horaria de la apertura de las terrazas y veladores de los bares, ya fueron adelantadas, por lo que se trata ahora es darle oficialidad a las mismas y abordar otras líneas recomendadas por la empresa especializada que se ocupado de su redacción (Tecnitax). Entre ellas, la ampliación de la zona acústicamente sensible o saturada (ZAS), hasta Puerta Purchena y Plaza Vieja.

Este Plan de Acción tiene como base el extenso estudio efectuada sobre los niveles de emisión de ruido, volcados en el llamado Mapa Estratégico de Ruidos, un diagnóstico de la situación acústica real de la ciudad que ha desembocado en la líneas prioritarias de acción en materia de control del ruido ambiental, a medio y largo plazo.

La principal fuente emisora es el tráfico, si bien la situación desconcierto que en el sector de la hostelería provocó la aprobación del decreto andaluz sobre espectáculos y establecimientos de ocio el pasado año, y la consiguiente problemática municipal a la hora de renovar en enero las licencias de las terrazas, provocó que el Ayuntamiento adelantara parte de las líneas contenidas en el PAR. Mediante un decreto del alcalde con medidas provisionales urgentes dirigidas a facilitar la conciliación entre la actividad hostelera y el derecho al descanso, Fernández-Pacheco recortó los horarios de apertura de las 353 terrazas existentes en el término municipal, en función de la zona en la que estuvieran.

Este carácter de provisionalidad quedará resuelto completando la tramitación del Plan de Acción que, siendo similar al del Plan General de Ordenación Urbana, tendrá que ser elevado a Pleno y cumplir los periodos de exposición pública pertinentes y plazos de presentación de alegaciones. No obstante, al adelantarse medidas incluidas, ya permaneció expuesto para su consulta y, de hecho, todavía se encuentra colgado en el portal web del Ayuntamiento, en el enlace correspondiente a la Gerencia de Urbanismo.

En su decreto, el alcalde distinguía tres zonas y cada una quedaba afectada por una hora de cierre: zona saturada, a las doce de la noche; zona de la afluencia turística, como el paseo marítimo y entorno de la Puerta Purchena, a la una de la madrugada; y el resto de la ciudad, a las doce y media de la madrugada. En los tres casos, se permite 30 minutos más los viernes, sábados y víspera de festividades.

Queda pendiente la ampliación de la zona acústicamente saturada (ZAS), que estaba contemplada en el Mapa de Ruidos. Hasta ahora el ámbito de esta protección restrictiva en aras de evitar la proliferación de bares y locales de copas, abarca desde el parque Nicolás Salmerón hasta la plaza San Pedro. La nueva ZAS parte de este céntrico punto hasta Puerta Purchena, incorporando calles como Paseo de Almería, Cervantes, Mariana, Marín, Romero, Las Tiendas, General Tamayo, Real, Posada del Mar, Pintor Díaz Molina, Braulio Moreno, Manuel Luque y Cubo, junto a las plazas Vivas Pérez, Manuel Pérez García, Bendicho y Catedral.

Al margen de la ampliación de la zona acústicamente sensible, hay un nutrido número de acciones, algunas de las cuales, de igual modo a la limitación horaria de las terrazas, han formado parte de ese decreto provisional y están siendo aplicadas en mayor o menor medida. Entre ellas, la limitación de la velocidad, entendiendo que la emisión del ruido, más que de la propia actividad hostelera, proviene del tráfico rodado en el caso del centro capitalino. Por ello, la velocidad fue limitada a 30 kilómetros por hora durante las noches en la ZAS, mayor presencia policial a la hora de velar el cumplimiento de la ordenanza de terrazas, evitar la aglomeración de personas fuera de los locales en la vía pública –el típico cigarrillo, por ejemplo–, y controlar el volumen de los reproductores de música de los coches.

Jovellanos ha sido la primera calle en remodelarse con asfalto fonoabsorbente. Después, calle Real Jovellanos ha sido la primera calle en remodelarse con asfalto fonoabsorbente. Después, calle Real

Jovellanos ha sido la primera calle en remodelarse con asfalto fonoabsorbente. Después, calle Real

Otra de las pautas recogidas en el Plan de Acción contra el Ruido que el Ayuntamiento empezó este año a aplicar es el empleo de asfalto fonoabsorbente en la renovación de calles, en las que también se ha ido eliminando la pavimentación adoquinada. La calle Jovellanos ha sido la primera en estrenar este material especial, seguida de la calle Real, donde fue limitada la velocidad de circulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios