Coronavirus Almería Sesenta positivos en las últimas 24 horas, el peor registro desde el inicio de la pandemia

  • La provincia supera el millar de contagios desde el comienzo de la crisis. Cuatro brotes activos. El Poniente concentra la mayoría de nuevos casos (56). El 95% de los diagnosticados son asintomáticos

Protección Civil reparte mascarillas a los vecinos de Berja Protección Civil reparte mascarillas a los vecinos de Berja

Protección Civil reparte mascarillas a los vecinos de Berja

La provincia ha cosechado en las últimas 24 horas su peor registro de nuevos positivos desde el inicio de la pandemia hace cuatro meses fruto de la incorporación a la estadística oficial de los diagnosticados en los cuatro brotes activos que suman ya 106 contagiados. La curva epidemiológica del coronavirus se retuerce en lugar de aplanarse y en los últimos días está arrojando resultados preocupantes, sobre todo en los municipios del Poniente que concentran el crecimiento exponencial de los contagios y los cuatro focos que permanecen en investigación en El Ejido, Berja, Roquetas y Adra.

Según los datos facilitados ayer por la Consejería de Salud y Familias de la Junta, la estadística provincial del impacto del coronavirus no presenta ni una variable en la mayoría de apartados, con la misma cifra de pacientes hospitalizados (6), ingresados en la UCI (3) y ya curados (762), si bien se dispara como nunca antes el epígrafe de los test PCR que han resultado positivos en la última jornada. Nada menos que 60 afectados más en una jornada, dos tercios de los que se han comunicado en el conjunto de Andalucía (90) siendo a su vez la mayor cifra de la comunidad desde que comenzó el verano.

Una cifra muy por encima de los 39 confirmados el 27 de marzo que marcaba hasta ayer el techo de positivos en la provincia, siendo muy pocas las ocasiones en las que esta estadística diaria de las autoridades sanitarias ha estado por encima de los 20 casos. El Distrito Sanitario del Poniente se ha convertido en el principal bastión de la propagación del coronavirus en la comunidad y acapara la mayoría de los diagnosticados por la COVID-19 en la provincia. De los 155 positivos confirmados por pruebas PCR durante los últimos siete días, 134 se han concentrado en los municipios de la comarca del mar de plástico. De hecho, los cuatro brotes activos contabilizan de momento 106 confirmados en los últimos días, tan sólo uno menos de los que presenta Granada que lidera la estadística.

El incremento de 56 casos de ayer jueves (54 por PCR) se reparte de la siguiente forma: 34 contagiados más en Roquetas, 15 más en El Ejido, 1 más en Adra y 2 más en Berja. Fuera del Poniente, se enumeran dos contagios sin localización y otros dos correspondientes a la capital y Níjar. La mayoría de los diagnosticados forman parte de la incorporación al registro de la Consejería de Salud y Familia de los positivos vinculados a los brotes que se habían notificado con anterioridad. De hecho, en el cómputo de Berja sólo figuran siete afectados cuando el término municipal es el epicentro de un brote que se ha extendido a 31 personas.

Ayer mismo se incorporó a ese listado uno de los panaderos de la localidad virgitana, cuya empresa comunicó a través de las redes sociales el positivo PCR de uno de sus trabajadores y trasladó un mensaje de tranquilidad porque se han tomado todas las precauciones necesarias y esta persona no realiza reparto, además de que el virus no se transmite por el consumo de alimentos. "Hemos decido por voluntad propia cerrar nuestras instalaciones hasta que se resuelva el problema", trasladaban ayer en un mensaje de Facebook pidiendo comprensión a los vecinos al tiempo que el alcalde, José Carlos Lupión, instaba a las administraciones competentes a valorar un posible retroceso en la desescalada de su localidad ante la incertidumbre del nuevo contagio que se suma al brote de 31 personas -32 según fuentes municipales- en el núcleo de Bellicar a cuatro kilómetros del casco urbano.

El fuerte tirón de los contagiados en los últimos días ha propiciado que Almería superara el millar de confirmados en la serie histórica de la crisis sanitaria, una barrera que durante las fases de mayor presión de la pandemia habían alcanzado la mayoría de provincias andaluzas, con la excepción de Huelva que hoy sigue contabilizando la mitad de positivos que la suma de los municipios almerienses. Los cuatro brotes activos no incrementaron ayer su estadística, de hecho la regularización de sus casos ha sido el detonante de la multiplicación de los positivos a una cifra récord, y se mantienen estabilizados con 64 afectados el de una cooperativa ejidense, 31 el del núcleo aislado de Berja, 5 más en una vivienda de Roquetas y otros 6 con epicentro en una empresa agrícola Adra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios