Almería

La Comisión Europea realizará una misión de verificación en Palomares

  • Contesta a la necesidad planteada por los ecologistas de verificar el plan de supervisión de la radiactividad de los terrenos donde cayeron cuatro bombas nucleares

Voluntarios y soldados participando en las tareas de limpieza. Voluntarios y soldados participando en las tareas de limpieza.

Voluntarios y soldados participando en las tareas de limpieza.

La Comisión Europea seguirá "realizando el seguimiento" de la situación de contaminación radiactiva en la pedanía almeriense de Palomares y prevé una misión de verificación sobre el terreno en 2019, según informa en una carta remitida a Ecologistas en Acción.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Efe, contesta a la necesidad planteada por los ecologistas de verificar el plan de supervisión de la radiactividad de los terrenos en Palomares, en el municipio de Cuevas del Almanzora.

El 17 de enero de 1966 cayer

Soldados posando durante la limpieza del núcleo de Cuevas. Soldados posando durante la limpieza del núcleo de Cuevas.

Soldados posando durante la limpieza del núcleo de Cuevas.

on de modo accidental cuatro bombas nucleares de 1,5 megatones de un avión estadounidense sobre Palomares; tres de ellas liberaron carga de uranio, plutonio y americio y la cuarta bomba se extrajo del mar.

La Comisión Europea recuerda que ya completó una misión de verificación en 2010 y "convino en que los planes de gestión y vigilancia de la zona eran adecuados en ese momento", y que EEUU firmó un acuerdo con España en 2015 para gestionar los residuos radiactivos.

En opinión de Ecologistas en Acción, los planes de los Estados Unidos para rehabilitar la zona y eliminar los desechos radiactivos no se han traducido en medidas de protección ni en normas de seguridad adecuados, y añade que "los planes seguirán provocando una alta concentración de un isótopo peligroso en la zona".

La ONG critica además que los planes prevén un volumen por analizar de 28.000 metros cúbicos

, lo cual "supone una reducción significativa con respecto a la cifra anterior, de 50.000 metros cúbicos, prevista por el Plan de Rehabilitación de Palomares (PRP) acordado en 2010".

Recuerda que el informe de verificación de Palomares de abril de 2010 concluyó que los estudios radiológicos y los programas de vigilancia establecidos eran adecuados y eficientes, al tiempo que "se alentaba a proseguir con el seguimiento de la radiactividad ambiental".

En 2017, la Comisión contactó con España para consultarle sobre "posibles cambios que tenían intención de efectuar en el actual programa de seguimiento radiológico para dicho emplazamiento, en el marco del plan de descontaminación. Hasta la fecha, no se ha recibido ninguna respuesta de las autoridades españolas. Recientemente se les ha enviado un recordatorio".

En junio de 2018, las autoridades españolas comunicaron a la Comisión que, hasta esa fecha, España y EEUU no habían celebrado aún el acuerdo vinculante sobre el plan de rehabilitación de Palomares anunciado en la declaración de intenciones de 2015.

Por otra parte, las autoridades españolas han informado a la Comisión de que se han puesto en marcha las recomendaciones sobre el vallado de la zona formuladas por el equipo de verificación durante la misión efectuada en 2010.

Finalmente, las autoridades españolas han confirmado que, hasta que se adopte un plan definitivo de rehabilitación para Palomares, el programa de seguimiento radiológico medioambiental, que incluye la toma de datos en suelos, sedimentos, agua, aerosoles, la vegetación y productos de origen animal, no será modificado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios