Comunicaciones ferroviarias

El cambiador de ancho, en vía lenta

  • La plataforma que se construye a tres kilómetros de la estación de Granada que permitirá reducir en dos horas el viaje a Madrid tendría que haber entrado en funcionamiento hace ya dos meses

El cambiador de ancho, en vía lenta El cambiador de ancho, en vía lenta

El cambiador de ancho, en vía lenta / Jesús Jiménez / PhotographersSports

La construcción del cambiador de ancho en las inmediaciones de la estación nazarí, a tres kilómetros en el punto 53/742,6 de la línea Moreda-Granada, está en marcha desde finales de junio del año pasado pero avanza con morosidad como suele ocurrir con las grandes infraestructuras ferroviarias de la provincia que se eternizan en el tiempo. El consejo de administración de ADIF adjudicó el 29 de marzo la actuación por importe de poco más de seis millones de euros a la empresa Rover Rail con 10 meses de plazo de ejecución y los trabajos comenzaron el pasado verano. La planificación del contrato apuntaba a mayo para que el cambiador estuviera operativo, lo que permitirá rebajar los tiempos entre Almería y Madrid de siete a cinco horas, pero no se cumplirá el pronóstico porque la obra avanza por vía lenta, al igual que ocurrió con la tramitación.

El proyecto licitó en mayo de 2018 con el compromiso del entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de que se adjudicaría en seis meses que fueron más de diez echando por tierra el intento de que esta infraestructura entrara en funcionamiento antes de que acabara el pasado año. Si bien es cierto que los trabajos quedaron completamente paralizados entre el 30 de marzo y 13 de abril como consecuencia de las restricciones de la pandemia, no dejan de ser dos semanas y el retraso que acumula la obra será de medio año. El cambiador de ancho, que se está levantando en una zona en la que se minimizan las afecciones a la explotación e instalaciones ferroviarias existentes, permitirá reducir en casi dos horas el tiempo de viaje con la capital del país.

Vehículos tipo Alvia modificados, en sustitución de los actuales Talgo, podrán pasar de forma automática y sin tener que parar del ancho ibérico de la línea que discurre por la provincia almeriense al estándar prolongando hasta Almería los tráficos de alta velocidad de la línea entre Granada y Madrid. Los trabajos para conseguir la mejora del aprovechamiento de la explotación conjunta de la red de convencional y altas prestaciones se concentran en un tramo de poco menos de un kilómetro a su paso por el barrio del Cerrillo de Maracena. Para que se pueda albergar la vía del cambiador y sus infraestructuras auxiliares ha sido necesario proyectar el desplazamiento lateral de la vía de la línea Moreda-Granada hacia el este. Según ha informado ADIF, se ha realizado la ampliación de la plataforma ferroviaria existente para poder retranquear la vía actual separándola de la zona donde se ubicará el cambiador y se han sustituido las traviesas de dos hilos por las de tres hilos que van desde la estación de Granada hasta el propio cambiador de ancho.

También se ha efectuado el desvío del tráfico ferroviario en el Puente Sur y se ha realizado el refuerzo de este puente y se han realizado casi en su totalidad las operaciones de adecuación del cambiador tipo Talgo en taller para instalarlo en la obra. La constructora ha ejecutado la canaleta de instalaciones para fibra óptica, cables de señales y cables de energía y las obras de drenaje longitudinal y transversal de la obra. También se ha efectuado el ripado (desplazamiento lateral) de la vía actual en la zona donde se ubicará el cambiador y su zona de instalaciones y se han fabricado los desvíos que darán acceso al cambiador, además de construirse la plataforma de la vía auxiliar. La longitud de las vías de acceso al cambiador permite que los trenes en doble composición no invadan la vía general si tuvieran que pararse antes o después del cambiador.

Se han efectuado catas y localizados servicios de la Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada (Emasagra), así como para la delimitación de elementos de contención de la plataforma del Metro de la ciudad vecina y la entidad pública empresarial que ha adjudicado la actuación también se ha coordinado con el Ayuntamiento para adoptar soluciones provisionales al tráfico rodado durante la ejecución de las obras. De hecho, los trabajos no han alterado la circulación ferroviaria ni se ha previsto de momento desvíos ni trasbordos en la línea Granada-Moreda. Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el cambiador de ancho viene siendo reclamado desde hace años por la sociedad almeriense e incluso se llegó a reivindicar desde la Mesa del Ferrocarril y los diputados nacionales del PP de Almería el inicio de las obras cuando la realidad es que ya estaban en marcha.

El cambiador permite que los trenes pasen de ancho ibérico al internacional variando la distancia entre las ruedas, sin cambiar los ejes ni los bogies, de forma automática y sin interrumpir la circulación mientras se pasa por la instalación y en España se ha venido utilizando en zonas en las que coexisten líneas con diferentes anchos como en la frontera con Francia. A pesar de encontrarse en territorio granadino, el cambiador de ancho por su orientación y objetivos sería la primera actualización de calado de la línea convencional de ferrocarril almeriense que lleva más de cuatro décadas, cuando se suprimió una curva en la estación de Nacimiento, sin mejoras ni actuaciones de consideración con independencia del avance de la línea de Alta Velocidad con Murcia.

Renfe realizó un reajuste horario de las conexiones de los trenes Avant de Media Distancia entre Almería y Granada para que los viajeros almerienses pueden aprovecharse de la llegada del AVE a la ciudad nazarí para poder trasbordar desde Andaluces desde septiembre del pasado año sin tener que esperar a la entrada en funcionamiento del cambiador. En febrero del ejercicio en curso, además, se anunció la reducción de una hora en las conexiones con Sevilla pasando de 6:45 a 5:45 horas a través de la línea de Alta Velocidad con la que se gana tiempo de viaje y confort, eliminando todos los trasbordos por carretera con la excepción del existente al llegar a Huércal de Almería, pero con un incremento exponencial de las tarifas. La programación actual mantiene la parada intermedia de Guadix y también mejora la conectividad entre Almería y Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios