Coronavirus Almería La tasa de incidencia acumulada crece casi 20 puntos en la provincia durante el fin de semana

  • Sólo tres municipios almerienses están por encima de los 500 casos, dos asociados al brote con 62 contagiados de la fiesta de graduación del IES Alto Almanzora: Armuña (2.000) y Tíjola (1.578). 

Sanitarios durante la vacunación sin cita previa en los pabellones de Vícar y Roquetas

Sanitarios durante la vacunación sin cita previa en los pabellones de Vícar y Roquetas

La tasa de incidencia provincial acumulada de la COVID-19 ha experimentado durante el fin de semana otra subida de casi veinte puntos puntos situándose en 146,6 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, si bien todavía permanece como la más baja de la comunidad, cuya media no ha dejado de aumentar desde que comenzó el mes y ha alcanzado los 278,7 al diagnosticar 3.169 positivos en 48 horas en Andalucía. Según recoge el portal del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), los tres distritos sanitarios de la provincia siguen con la tendencia al alza en cuanto al impacto del coronavirus SARS-CoV-2 y entre el viernes y el lunes sus tasas han crecido en 20 puntos el de Almería (166,6 casos) y Levante-Almanzora (177,6) y en 16 puntos el de Poniente (105).

Los municipios más afectados vienen siendo desde finales del pasado mes Tíjola y Armuña por el brote surgido en torno a la fiesta de graduación del instituto Alto Almanzora con 56 y 6 contagios respectivamente que han elevado la incidencia a 1578,4 y 2000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Son las dos únicas localidades por encima de la tasa 500 junto a la de Almócita que con solo dos positivos en las últimas dos semanas ha alcanzado una incidencia acumulada 1.136,4 casos. A pesar del repunte considerable de la estadística asociada al brote epidemiológico de la graduación, el Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de la provincia de Almería entendió la semana pasada que no era necesario decretar el cierre perimetral o la suspensión de toda actividad no esencial porque consideran que los contagiados y sus contactos estrechos permanecen en aislamiento y los ayuntamientos han tomado las medidas oportunas para poner freno a la propagación del virus.

La desescalada y flexibilización progresiva de las restricciones está detrás de este repunte que empieza a preocupar a las autoridades sanitarias que vuelven a mirar con recelo al ocio nocturno como principal foco de contagio. Es la variante fiesta. El delegado territorial de Salud y Familias de la Junta en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, ha reclamado prudencia. Consciente del repunte de las últimas semanas, demanda a los almerienses que mantengan las precauciones y no bajen la guardia. En este sentido, explica que uno de los principales focos están siendo los encuentros de adolescentes y jóvenes sin vacunar que han terminado el instituto y la universidad y están de vacaciones. “La mayor libertad de movimiento este verano está incidiendo en los contagios, las fiestas de graduación han generado algunos brotes, aunque la mayoría han sido de escaso impacto”.

La Consejería de Salud y Familias ha notificado hoy 143 contagios en la provincia, lo que constata que el inicio del verano está siendo desfavorable en el control de la pandemia principalmente por la variante fiesta, la que se deriva de la explosión de infecciones entre adolescentes y veinteañeros que empieza a resquebrajar la ansiada vuelta a la normalidad estival pese la buena marcha de la campaña de vacunación. Desde el comienzo de la pandemia son 56.418 contagios detectados mediante pruebas diagnósticas de infección activa (PDIA) y los casos activos se mantienen por encima de los 1.100.

En cuanto a la presión asistencial, durante el fin de semana no se ha registrado ningún hospitalizado y se mantienen en 16 los pacientes ingresados de los que 6 permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos. En Andalucía son 545 los hospitalizados, de los que 118 se encuentran en la UCI. La Junta ha informado de 58 recuperados, siendo 54.743 las personas que han dejado atrás la enfermedad desde el inicio de la crisis sanitaria.

Campaña de vacunación En la provincia se han administrado desde que comenzó la campaña de vacunación a finales de diciembre del pasado año un total de 727.685 dosis. En la actualidad, según el parte de este viernes de la Consejería de Salud y Familias, al menos 416.997 almerienses han recibido un pinchazo y ya son 339.780 las personas que tienen la pauta completa de vacunación. El Distrito Sanitario Poniente ha informado este lunes que durante la semana pasada administró 1.637 dosis en las dos vacunaciones masivas sin cita previa programadas en los pabellones de deportes de Roquetas y Vícar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios