Coronavirus Almería Jabalíes en la Rambla y delfines en El Zapillo

  • La fauna aprovecha el silencio y tranquilidad del confinamiento para recolonizar rincones de la ciudad de los que permanecían alejados por la presencia del hombre

Delfines en la playa de El Zapillo

La crisis sanitaria del coronavirus, que ha vaciado las calles y plazas de la capital y los pueblos de la provincia en cumplimiento del decreto de confinamiento del estado de alarma, está permitiendo que los animales recolonicen espacios urbanos y se atrevan a acercarse a rincones de los que permanecían alejados por el bullicio y dinamismo de las ciudades. En las últimas horas se han podido grabar imágenes de delfines a tan sólo escasos metros de la orilla de la playa de El Zapillo, más cerca que nunca de tierra firme, y también han sido 'capturados' por las cámaras de un teléfono móvil una pareja de jabalíes en su incursión nocturna por la Rambla de la capital almeriense. 

Jabalíes en el corazón de Almería

Las redes sociales han hecho el resto y los vídeos circulan en las últimas horas a un ritmo frenético. Imágenes insólitas en tiempos de COVID-19. La Policía Nacional de Almería ha confirmado hoy que no se trata de ningún vídeo de fechas anteriores y durante la madrugada de anoche varias patrullas se dedicaron a guiar a estos dos jabalíes en su discurrir por la Avenida Federico García Lorca hasta las afueras de la ciudad supervisando que no ocasionaran daños en el mobiliario urbano y vehículos en su paseo por el corazón de la capital. 

Jabalíes en el corazón de Almería

La crisis del coronavirus cambia los ritmos de la vida ciudadana y también ha permitido que la fauna salga a escena, dejando los habituales enclaves limítrofes no frecuentados por el hombre, y cobre un protagonismo que hasta ahora no tenía en la periferia de las ciudades y pueblos, sobre todo en los entornos más rurales de la provincia. Los animales, ante este paisaje urbano sosegado y desértico, amplía su territorio en busca de comida. La naturaleza tiende a ganar el terreno perdido aprovechando el confinamiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios