Almería

El museo y parque submarinos de Almería y Roquetas hacen aguas

  • La capital prescinde de este proyecto por la wifi en las playas y Aguadulce no obtiene el visto bueno andaluz

Museo Atlántico de Lanzarote Museo Atlántico de Lanzarote

Museo Atlántico de Lanzarote

La creación de nuevos ganchos turísticos bajo el mar en Almería capital y Roquetas de Mar han hecho aguas. Los dos proyectos, un museo con esculturas y un parque submarino con un barco hundido, dirigido a los amantes y aficionados del buceo, han desaparecido de los planes municipales, al menos a corto plazo.

La capital almeriense ha decidido prescindir del que iba a ser el segundo museo submarino de Europa, una iniciativa presentada en 2017, pocos meses después de la inauguración del existente en Lanzarote. Incluido en aquel momento en el Plan de Turismo de Grandes Ciudades, la idea consistía en sumergir esculturas y crear alrededor de ellas arrecifes artificiales que pudieran captar la atención del turismo deportivo y náutico.

Sin embargo, este proyecto ha sido suprimido de la nueva versión del Plan de Turismo que hace escasas semanas firmaron el consejero andaluz del ramo y el alcalde de la ciudad. Según ha explicado el concejal de Promoción, Carlos Sánchez, el Ayuntamiento ha apostado, en el plan revisado y actualizado, por mejorar y potenciar recursos turísticos ya existentes en lugar de crear nuevos atractivos y, sobre todo, por dar ese salto tecnológico propio de la ‘Smart City’ que necesita especialmente el turismo en la capital.

Smart Palm de Dubái Smart Palm de Dubái

Smart Palm de Dubái

Una de estas nuevas iniciativas son la ya avanzadas por este periódico de las Smart Palm, las palmeras inteligentes de Dubái para repartir wifi gratuita en las playas capitalinas, que desbancan al museo junto al Faro de San Telmo, un fondo marítimo sin protecciones medioambientales donde se quería depositar esculturas diseñadas para la vida marina, con materiales respetuosos, a visitar por buceadores o mediante snorkel. Hubiera costado unos 350.000 euros, más del doble de estas primeras Smart Palm. 

El plan roquetero consistía en poder ofrecer un parque submarino a los turistas, aprovechando el arrecife artificial creado por la Junta de Andalucía hace cinco años y completándolo con nuevas estructuras como una embarcación hundida.

Un buzo supervisa el estado del arrecife artificial de Aguadulce Un buzo supervisa el estado del arrecife artificial de Aguadulce

Un buzo supervisa el estado del arrecife artificial de Aguadulce

Con salida desde el Puerto de Aguadulce -sería un elemento revulsivo del mismo-, este parque submarino quedaría abierto a una milla y media, dirección mar adentro. Según ha informado el Ayuntamiento de Roquetas, esta iniciativa no podrá llevarse a cabo a corto plazo.

El expediente tuvo que ser cerrado por el Consistorio. La Junta de Andalucía pidió la subsanación de errores que no pudieron ser del todo atendidos, quedando denegada finalmente la autorización que por parte del Gobierno andaluz requería este parque submarino. Considera el equipo de gobierno roquetero, que no es “un imposible” por lo que el Ayuntamiento no renuncia a esa iniciativa a retomar en el momento oportuno. Eso sí, según explican, habría que partir de cero, volviendo a empezar el expediente. “Existe mucho interés por crear este parque submarino”, remachan.

Cama de playa Cama de  playa

Cama de playa

Otro de los proyectos relativos las playas del Plan de Turismo de Almería capital que ha sido eliminado es la instalación de camas en la arena, un mobiliario “innovador”, al que el equipo de gobierno prefiere ahora renunciar por costes de mantenimiento, entre otras cuestiones. El Plan contempla un sistema de videometría para mejorar la seguridad de la costa, y mantiene las inversiones en la playa de El Toyo. (más información)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios