Coronavirus Almería

Más de 1.600 bajas de sanitarios en Almería, 372 por positivos y 1.239 por aislamiento preventivo

  • En la actualidad siguen activos 179 procesos de incapacidad temporal por la COVID19 y se han cerrado 1.432. Casi 400 profesionales se contagian en los consultorios y hospitales de la provincia

Más de 1.600 bajas de profesionales sanitarios en Almería, 372 por positivos y otras 1.239 por aislamiento preventivo Más de 1.600 bajas de profesionales sanitarios en Almería, 372 por positivos y otras 1.239 por aislamiento preventivo

Más de 1.600 bajas de profesionales sanitarios en Almería, 372 por positivos y otras 1.239 por aislamiento preventivo

Los profesionales sanitarios de la provincia mantienen desde marzo una peligrosa batalla contra la crisis sanitaria del coronavirus. En una primera oleada fueron más de dos meses y medio de trabajo hasta la extenuación, de improvisación y adaptación permanente a las nuevas circunstancias y protocolos, de exposición permanente a los riesgos del contagio de COVID-19 y de miedo, mucho miedo. Y ahora vuelven a ser el principal escudo en la lucha contra la pandemia con la llegada este otoño de una segunda oleada que ha vuelto a colapsar el sistema sanitario y disparar las estadísticas de contagios en la provincia. Y su imprescindible trabajo por la salud de los almerienses lo están pagando a un alto precio.

Casi 400 profesionales se han contagiado por el coronavirus SARS-CoV-2, de los que todavía 92 siguen sin curar en la estadística de la Consejería de Salud y Familias. Según los datos a los que ha tenido acceso este periódico, entre el personal adscrito al sistema sanitario público de Andalucía en Almería, tanto de los consultorios y hospitales como de las empresas públicas, se han registrado 1.611 bajas laborales desde el 1 de marzo y el 6 de noviembre, de las que 372 se corresponden a los contagios y las 1.239 restantes a los aislamientos preventivos.

En la actualidad se mantienen activos 76 aislamientos preventivos de profesionales en contacto y sospecha y trabajadores sensibles

En la actualidad siguen activos 179 procesos de incapacidad temporal relacionados con la COVID19 y se han cerrado 1.432. Las bajas por los casos confirmados se dividen en 96 por infección de coronavirus no especificada y otras 276 se contabilizaron por positivos en pacientes asintomáticos. En cuanto a los aislamientos preventivos, el informe de la Consejería de Salud y Familias distingue entre los que son por contacto y sospecha de exposición a enfermedades víricas transmisibles, que serían la mayoría con 1.131 (código Z20.828), y las 34 de trabajadores especialmente sensibles en base a la nueva emisión de prestaciones del 10 de abril de este año (contacto para otras medidas profilácticas especificadas). Sólo 76 siguen abiertos y se han solventado ya 1.143.

Una enfermera en el hospital de La Inmaculada Una enfermera en el hospital de La Inmaculada

Una enfermera en el hospital de La Inmaculada

Los profesionales de la sanidad almerienses se encuentran entre los menos castigados de la comunidad con una tasa del 2,5% del total de los contagios registrados frente a una media regional superior al 6%. Además, es una de las provincias en las que no se ha sufrido ninguna muerte en el colectivo de los nuevos héroes de la bata blanca siendo una decena hasta la fecha en los hospitales de la comunidad. Del total de los afectados, sobre todo médicos y enfermeros, en torno a un 20% ya han dejado atrás la infección. De los 399 sanitarios contagiados hasta la fecha, 313 corresponden a los que trabajan en centros de salud y hospitales, 79 en centros sociosanitarios y 7 en otro tipo de instalación.

La misión que se les ha encomendado en esta crisis planetaria pasará a la historia, un esfuerzo sin precedentes de profesionales que han demostrado sobradamente su capacitación y resiliencia ante el fatalismo. Sus testimonios de estos meses evidencian el gran reto que han afrontado para frenar y neutralizar los estragos del virus, el más complejo de sus trayectorias, y los permanentes sacrificios, tanto laborales como familiares, que han tenido que hacer en tiempos de conmoción y necesidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios