Bares de Almería

Los vecinos exigen cerrar por las noches las terrazas más ruidosas de la zona saturada

  • Las tres asociaciones vecinales del centro histórico presentan un escrito por el que se personan en el expediente y piden al Ayuntamiento no renovar las licencias de forma automática sin comprobación

Terrazas de bares en zona saturada Terrazas de bares en zona saturada

Terrazas de bares en zona saturada / Rafa González (Almería)

Asociación de Vecinos Alborán. Asociación de Vecinos Puerta de Europa. Asociación de Vecinos del Casco Histórico. Son los tres colectivos que han registrado ante el Ayuntamiento de Almería un escrito por el que se personan para estar al corriente de las actuaciones municipales y en el que exigen al Consistorio la aplicación del decreto andaluz y, por ende, el cierre de las terrazas en horario nocturno instaladas en la zona saturada que superen el nivel de decibelios permitido legalmente.

Las tres asociaciones han presentado un estudio técnico confeccionado por ingenieros, arquitectos y una abogada con las mediciones del ruido que soportan los residentes en el centro histórico, representados por las tres asociaciones vecinales firmantes. Uno de los ejemplos expuestos es la calle Real (nº3), donde los valores registrados llegan alcanzar los viernes los 71.52 decibelios.

En

Terrazas en los aledaños de la antigua sede de Correros Terrazas en los aledaños de la antigua sede de Correros

Terrazas en los aledaños de la antigua sede de Correros / Rafa González (Almería)

su escrito, dirigido al alcalde, recuerdan tres “circunstancias” por las insta al Ayuntamiento a “revisar las condiciones de esas licencias” y no concederlas de manera automática. (hosteleros)  Además de la aprobación del polémico decreto, la publicación del Plan Zonal de Contaminación Acústica y la sentencia del TSJA obligando al Ayuntamiento a dar orden de cierre sobre la terraza de un bar del casco histórico. “Estas nuevas circunstancias obligan al Ayuntamiento –exponen– a tomar medidas efectivas para la reducción de ruidos en el casco antiguo, entre ellas reducir las emisiones producidas por las terrazas”.

Solicitan, por tanto, la revisión de las condiciones que han de cumplir las mismas para la concesión de licencias en todas las zonas saturadas, pudiéndose autorizar por la noche, defienden los vecinos, en aquellos casos en los que se hayan adoptado otras medidas correctoras de ruidos efectivas. “Pero –añaden– mientras tanto, las terrazas no podrán ser autorizadas.” Instan, por último, al alcalde a “revisar con especial detenimiento los lugares críticos –mayor nivel de ruido–, ajustando horarios y mesas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios