UD Almería

Al-Sheikh entra en terreno pantanoso

  • El anuncio de fichajes en enero traerá consigo varias bajas

  • En el vestuario empieza a cundir el malestar y el desánimo entre los posibles señalados

  • El club dispondrá de un músculo económico de más de 20 millones para acudir al mercado

Al-Sheikh tiene previsto reunirse con El Assy y Guti dentro de un mes Al-Sheikh tiene previsto reunirse con El Assy y Guti dentro de un mes

Al-Sheikh tiene previsto reunirse con El Assy y Guti dentro de un mes / Rafael González (Almería)

La ampliación de capital por valor de 31 millones de euros aprobada en la Junta de Accionistas celebrada en la tarde del lunes da vía libre a Turki Al-Sheikh para acometer ambiciosos refuerzos durante el mercado invernal, ya que el club podrá ampliar su actual tope salarial, fijado en 18,1 millones de euros, superando con casi total seguridad al Girona, que actualmente encabeza dicho escalafón con 29,2 millones en ese concepto, cumpliendo de este modo lo que ya en su día garantizó el CEO rojiblanco, Mohamed El Assy, que tendrían el mayor límite de la categoría de plata.

Legalmente la entidad puede disponer este curso del 65% de la cantidad total comprometida para llevar a cabo la ampliación de capital (el 35% restante pasaría a la 2020-2021), por lo que el Almería contará con un músculo económico de más de veinte millones de euros (20.150.000 euros exactamente) para darle una aire completamente diferente al plantel de cara a la segunda vuelta liguera, cumpliendo así las ambiciones del jeque saudí. 

El propio mandatario rojiblanco se apresuraba en anunciar por redes sociales, al poco de terminar la Junta, que tenía pendiente una reunión con el El Assy y Guti fijada para el próximo mes al objeto de "estudiar nuestras futuras decisiones en el mercado de invierno", anticipando que "habrá sorpresas".

La intención de la propiedad pasa por reforzar casi todas las líneas del equipo, desde un central que cubra la baja de larga duración de Ibiza (probablemente se quedaría sin ficha), pasando por un par de centrocampistas que aporten otro aire a la línea de creación, un hombre de banda y un delantero centro, apuntando todas las miradas a Álvaro Negredo (actualmente en el Al Nasr emiratí) por los reiterados guiños realizados desde la entidad unionista.

Con su declaración de intenciones, el propietario del club entra en terreno pantanoso habida cuenta de que hasta la apertura del mercado invernal restan todavía seis jornadas (Elche, Numancia, Tenerife, Mirandés, Fuenlabrada y Ponferradina) y en el vestuario indálico empieza a cundir el malestar y el desánimo.

Con 23 fichas cubiertas actualmente (Appiah tiene dorsal del filial), la llegada de cinco fichajes supondría de forma automática dar de baja al menos a tres futbolistas del actual plantel para hacerle hueco a los nuevos. Es una cuestión matemática.

Sekou, Chema o Gaspar, en la diana

Para intuir quiénes estarían en peligro no hay que cavilar mucho, basta con comprobar cómo jugadores procedentes del curso pasado que a principio de la actual temporada ofrecieron un buen rendimiento han ido desapareciendo de las alineaciones, al punto incluso de dejar de entrar en las convocatorias.

Futbolistas como Sekou Gassama, que continúa siendo el pichichi del equipo con cinco dianas, Chema Núñez, tal vez quien tenga el perfil más parecido a lo que Guti fue como jugador, o Gaspar Panadero, que ha perdido su sitio en beneficio de Lazo pese a su buen arranque a las órdenes de Pedro Emanuel, podrían tener las horas contadas. 

De los fichajes realizados por el nuevo dueño en verano, no es descartable que se negocie la rescisión del préstamo del central nigeriano Ozornwafor y se le busque una cesión al meta serbio Rosic para que vaya cogiendo minutos ante la falta de oportunidades con la rojiblanca. Esa sería otra vía para aligerar peso y abrirle paso a las nuevas contrataciones que están por realizarse. 

Por el escaso rendimiento que han ofrecido hasta el momento, el foco también debería apuntar sobre otros como Ante Coric o Arvin Appiah, pero en ambos casos se consideran dos inversiones del club a largo plazo y a priori cuentan con esa protección extra. Sin ir más lejos El Assy reconoció en una comparecencia de prensa que pasara lo que pasase tenían decidido ejercer la opción de compra ante la Roma que poseen sobre el centrocampista croata (valorada en unos seis millones de euros).

De los supervivientes de la pasada campaña, los únicos que en principio tendrían garantizada su continuidad son los guardametas René y Fernando, los zagueros Romera, Iván Martos, Owona e Ibiza (con el condicionante de su lesión), los centrocampistas Aguza y De la Hoz, y el extremo Corpas. 

Cabe recordar al respecto que cinco miembros del actual plantel (al margen de los que están a préstamo) cumplen contrato en junio de 2020 y por el momento el club no ha iniciado negociaciones para intentar renovarlos, casos de Lucien Owona, Sergio Aguza, César de la Hoz, José Corpas o Sekou Gassama

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios