FÚTBOL | SEGUNDA B

Derbi con el futuro del CD El Ejido en juego

  • Los celestes reciben a un filial ya descendido con la obligación de vencer para tratar de llegar con vida a la última jornada en su lucha por salvarse

  • El escenario recuerda, con las tornas cambiadas, al vivido entre el desaparecido Poli Ejido y el Almería en la 2002-2003

El Almería B ganó al CD El Ejido por 2-0 en el duelo de la primera vuelta. El Almería B ganó al CD El Ejido por 2-0 en el duelo de la primera vuelta.

El Almería B ganó al CD El Ejido por 2-0 en el duelo de la primera vuelta. / Rafael González (Almería)

Posibles onces. Posibles onces.

Posibles onces.

Si la Unión Deportiva Almería B se estuviese jugando sus últimas posibilidades de poder salvarse, como le ocurre al Club Deportivo El Ejido, sin duda el derbi que ambos jugarán hoy en Santo Domingo (18:00) sería uno de los duelos almerienses con más alicientes desde hace más de una década. Pese a ello, a que el filial rojiblanco ya está descendido desde hace varias jornadas, la cita en tierras ejidenses ya viene cargada de emoción y, sobre todo, de presión para los locales, a los que solamente les vale ganar para intentar seguir vivos en su lucha por la permanencia de cara a la siguiente y última jornada.

La situación del conjunto del Poniente es más que crítica, ya que ni ganando se aseguraría tener una vida más para la última semana de competición, ya que pendiente de otros resultados que, de darse en su contra, le harían confirmar este mismo domingo su descenso a la Tercera División, categoría en la que los celestes volverían a verse las caras con una UDA B que puede ejercer de verdugo de sus paisanos. Los de Esteban Navarro, colistas asegurados, no se juegan nada importante, solamente tratar de lograr su única victoria de la temporada como visitantes ante un cuadro ejidense que se juega prácticamente la vida. No es de extrañar que este escenario recuerde al que se vivió entre el ya desaparecido Polideportivo Ejido y el Almería en la campaña 2002-2003, donde los capitalinos se jugaban su salvación en tierras ejidenses ante un equipo local que no se jugaba nada pero que salió a por todas sobre el césped de un feudo de Santo Domingo donde dio comienzo una clara rivalidad que, desafortunadamente, dejó durante varios años algunas imágenes vergonzosas en las gradas celestes y rojiblancas entre seguidores de uno y otro equipo.

El fervor con el que se vivía el fútbol en El Ejido por aquellos años, con el histórico Poli, no se vive, por lo menos en lo que a número de espectadores se refiere, con un CD El Ejido cuyo objetivo principal de su proyecto era, y sigue siendo, el de volver a ilusionar a los amantes del balompié de todo el Poniente. La nueva entidad celeste empezó a ganar adeptos con su ascenso a Tercera y, sobre todo, desde que subió a Segunda División B, una categoría de la que el CD El Ejido podría despedirse esta temporada y, por consiguiente, dar un paso atrás más que destacable en su reto de volver a enganchar a los ejidenses al deporte rey a nivel local. Este domingo, en el derbi, se espera una buena entrada, tanto por lo que hay en juego para los de casa como por el rival que llega a Santo Domingo, que posiblemente también note el aliento de sus fieles en la grada. Así se presenta un duelo provincial en el que no importa el pasado, en el que los locales se centran en el presente para tratar de evitar un futuro que pinta negro, deportivamente hablando.

Comentaba Dani Hernández, segundo portero del CD El Ejido, que su equipo ha hecho cuentas "y nos salen". El cancerbero palentino afirma que "nadie en el vestuario piensa que estamos descendidos, porque matemáticamente no lo estamos. Está difícil pero no imposible, y en el fútbol todo puede pasar. Podemos meternos en play out y salvarnos. Hay que ganar primero al Almería B y luego en Málaga. Sabemos que es un derbi, es muy difícil porque ellos no tienen ninguna presión y van a intentar ganarnos ya que no tienen nada que perder. Tenemos que salir con espíritu, con ganas y a ganar el partido 100%".

No pierde la esperanza un conjunto celeste que tendrá bajas muy sensibles para este derbi como son las de el central Molo y Samu Corral, ambos por sanción. Sin el defensor, ex de la UDA, el equipo pierde a su jugador más experimentado en la zaga, mientras que sin el delantero, el cuadro del Poniente encara su cita más importante sin su pichichi. Por otro lado, como bien destacó Gabri, el filial del Almería llega con la tranquilidad de no jugarse nada, con la ventaja de saltar al terreno de juego sin nervios y, como ha demostrado en jornadas anteriores, con ganas de seguir compitiendo pese a estar descendido para no regalar nada a sus rivales, incluso aunque sean paisanos y se jueguen la vida. La UDA B tendrá la baja, por acumulación de tarjetas, del lateral izquierdo Navas, precisamente ejidense y exjugador de las categorías inferiores del desaparecido Poli Ejido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios