CORONAVIRUS ALMERÍA Lección alimentaria para la cuarentena

  • La nutricionista de Unicaja Costa de Almería, María Giménez, pide no "autocastigarse" por los excesos pero ve la oportunidad "de coger buenos hábitos"

Lección alimentaria de María Giménez para la cuarentena Lección alimentaria de María Giménez para la cuarentena

Lección alimentaria de María Giménez para la cuarentena / (Almería)

Mujer enamorada de lo mediterráneo, no solo de la dieta, sino del modo de vivir la vida, reconoce que “personalmente está siendo bastante duro el no poder salir de casa por la crisis sanitaria del coronavirus y no poder ver a familiares y amigos”, pero es también su condición la de no dejar que nada tenga, por duro que parezca, una enseñanza, y por eso añade un ‘pero’ positivo: “Al mismo tiempo, este parón me ayuda a reflexionar y valorar mucho más las cosas cotidianas a las que antes no le daba mucha importancia, como es andar o correr por el Paseo Marítimo (Almería), comer con mis padres y hermanos, tomar un café con amigas...y además me ha hecho darme cuenta del ritmo tan estresante de trabajo que llevaba y que me estaba afectando personalmente, y que voy a intentar cambiar cuando pase la cuarentena”. Se lo aplica a si misma y lo desea para todos: María Giménez saldrá reforzada de todo esto, en una sociedad más fuerte.

Y es que esta nutricionista no puede evitar ser ese ‘Pepito Grillo’ que recuerda que hay que encontrar punto de equilibrio entre disfrutar de la comida y cuidarse con ella a la vez, ni ser ‘Alegría’, personaje de ‘Del Revés’, una ‘persona guía’ para buscar la felicidad a través del sentirse bien con uno mismo. Le está costando, pero sigue en ello, “profesionalmente está siendo más duro todavía, por más de un mes con la consulta cerrada, que es mi principal fuente de ingresos a día de hoy”, pegando a esto negativo el ‘pero’ positivo una vez más: “A la vez, me está ayudando a potenciar la consulta online, a la que antes solo recurrían algunas personas que se encuentran sobre todo fuera de Almería; todos tenemos que adaptarnos a los cambios que van surgiendo y creo que la gente cada vez va a demandar más el servicio no presencial, por lo que hay que digitalizar los negocios si no queremos quedarnos atrás”.

Es el momento, quizá, de iniciar el camino de alimentarse bien, con la seguridad de que “un servicio online es muy cómodo, porque se puede acceder siempre y con la misma atención”, y la certeza de que “la alimentación hay que cuidarla siempre, y ahora poniendo más atención que nunca en consumir abundantes verduras, frutas y vegetales, que contienen gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, elementos directamente relacionados con el mantenimiento del sistema inmune”. Sí reconoce que “soy muy pesada insistiendo en que hay que evitar la comida basura y los ultraprocesados, que inflaman el organismo”. El mensaje lo lanza alto y claro, “lo importante estos días no es comer sano para adelgazar, sino para mantenerse sano y fuerte”, con los pies en el suelo: “No hay alimentos ni fórmulas mágicas que curen o que nos protejan de infectarnos con el coronavirus, hay muchos bulos”.

"Se estima que una persona engordará entre 2 y 4 kilos, pero también es verdad que hay mucha gente que está aprovechando para adquirir buenos hábitos, comiendo de forma más saludable, haciendo ejercicio en su casa, lo que antes no hacía, durmiendo más horas..."

Por tanto, “es clave que la gente sepa que lo único que puede hacer, y no es poco, es alimentarse de forma saludable, hacer ejercicio, dormir bien y evitar el estrés, por ejemplo, con meditación o yoga, para así estar sanos y con sistema inmune fuerte, y que pueda afrontar mejor la enfermedad si se contagian con el virus”. Básico es acudir a un profesional en el caso de necesitarlo, “nada de dejarse llevar por algunos ‘influencers’ y sus recomendaciones, que sin tener mucha idea hablan a la ligera de temas muy serios, en los que solo los expertos con años de estudios y experiencia profesional son los indicados para dar pautas”. Claro, “estar encerrados en casa nos hace pensar en la comida más de lo habitual, y además solemos acudir a alimentos menos recomendables, galletas, patatas frita… por ser sabrosos y ‘placenteros’, y aunque momentáneamente nos hacen sentir bien, luego tienen el efecto contrario”.

El ‘tip’ que subyace en ello: “La comida basura empeora la ansiedad y la depresión, así que es mejor mantenerse alejados de ella durante la cuarentena”. El momento ‘cero’ es… la compra: “¡Totalmente!; es decisivo porque es cuando se elige lo que llevamos a cada y vamos a comer, y por eso recomiendo planificar un menú semanal y comprar solo esos alimentos, así como tener a mano siempre fruta para picar entre horas si nos da hambre, y no comprar comida basura, porque es muy difícil no caer en la tentación si la tenemos en casa; mejor comprarnos algo en el momento para comérnoslo puntualmente algún día que queramos hacer una excepción”. Mensaje en positivo a la población, María Giménez se hace cargo de que no pocas personas tienen “mucha ansiedad y no está comiendo tan bien como les gustaría”, y a ellas dice “que no se agobien ni se sientan mal por ello; estamos en situación complicada y es normal tener miedo, ansiedad, tristeza... si alguien engorda en la cuarentena, no es el fin del mundo; cuando pase todo, ya se volverá a los buenos hábitos”.

María Giménez María Giménez

María Giménez / (Almería)

Rotundamente, “no hay que autocastigarse, porque lo importante es la salud mental mientras que cada uno está luchando por llevar esta situación lo mejor que puede, y eso ya es un logro”. No quiere avalancha de pacientes al acabar todo esto, sino el equilibrio mental y físico de todos durante estos días: “Todo el mundo me dice que me prepare para después de la cuarentena, porque voy a tener muchísimo trabajo; de media se estima que una persona engordará entre 2 y 4 kilos, pero también es verdad que hay mucha gente que está aprovechando para adquirir buenos hábitos, comiendo de forma más saludable, haciendo ejercicio en su casa, lo que antes no hacía, durmiendo más horas... siempre decimos que la falta de tiempo es lo que nos hace no tener buenos hábitos y casi todos ahora tenemos más; si cogemos el hábito de cuidarnos más, luego será más fácil mantenerlo porque nuestro cerebro se habrá acostumbrado”. La vuelta a aprovechar lo negativo para crecer.

Ha sido un año más de colaboración con Unicaja Costa de Almería, “muy contenta por seguir con el equipo y poder ayudarles con la alimentación, y seguir disfrutando desde la grada de su enorme calidad como jugadores, aunque este año nos hemos quedado con un sabor agridulce por el fin de la Superliga antes de tiempo debido a la cuarentena”. Se han ‘portado bien’ en cuanto a seguir sus consejos, y espera que siga siendo así: “Al ser deportistas de élite, han disminuido mucho su actividad física al estar ahora en casa sin entrenar, y por eso lo recomendable es que disminuyan también un poco las calorías y carbohidratos, ya que no necesitan tanta energía en los ejercicios que hacen confinados”. Les añade una puntualización: “Es importante que consuman la cantidad necesaria de proteína que tienen pautada en sus dietas para mantener su masa muscular”. Como no, siempre disponible: “Si tienen alguna duda sobre su alimentación por los cambios en cuarentena, contactan conmigo y yo estoy de ayudarles en lo que pueda”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios