Carreras populares

Un medio maratón novedoso y muy rápido

  • 4.700 atletas toman las avenidas de la ciudad, en un recorrido con menos cuestas que hace la prueba ágil y apasionante

  • El Mouzaiz y Likina, los ganadores de los 21 kilómetros

Autoridades en la salida. Autoridades en la salida.

Autoridades en la salida. / Javier Alonso

Almería fue tomada en la mañana de ayer por una enorme serpiente de corredores que llenaron las principales arterias de la ciudad de deporte y sacrificio. El numeroso público almeriense, por su parte, puso las palmas y los ánimos, puesto que ayer se volcó como pocas veces, pese al molesto aire de poniente que está azotando en los últimos días de esta semana en este rincón de España.

El recorrido, novedoso y ágil para el atleta, tuvo como principal novedad la Carretera de Sierra Alhamilla. Recientemente remodelada, la sexta artería de la ciudad después del Paseo, el Parque Nicolás Salmerón, la Rambla, la Avenida Cabo de Gata y la Avenida del Mediterráneo, hizo que la carrera fuese rápida y cómoda de ver para los aficionados. De esta manera, se sustituyó el anterior trazado, complejo y cansado por las cuestas de Los Molinos y Villa Blanca, por esta calle que permitió incluso a los viajeros del tren observar a los atletas que se introducían en el centro de la ciudad.

El Mouzaiz, en la llegada. El Mouzaiz, en la llegada.

El Mouzaiz, en la llegada.

Al pasar por el majestuoso Cable Inglés, impresionante cuando se ve desde abajo, los atletas realizaban la durilla subida de la Rambla hacia Obispo Orberá. Ahí ya se abrían las primeras distancias, puesto que la bajada por el Paseo de Almería y el interminable Parque Nicolás Salmerón permitía a los maratonianos imponer un ritmo imposible para los que no entraban en el pelotón de favoritos.

Juan Torres y Virginia Vilches se hacen con las victorias en los 8 kilómetros saludables

El Estadio de la Juventud Emilio Campra volvía a abrir sus puertas para que los deportistas se dirigieran por la Avenida Cabo de Gata hacia la del Mediterráneo. Ya se veía al fondo el Estadio de los Juegos Mediterráneos, el Palacio y las gradas instaladas en su costado, donde estaba la meta.

Juan Torres, en los 8 saludables. Juan Torres, en los 8 saludables.

Juan Torres, en los 8 saludables.

Sprint en los últimos metros para rodear el estadio y para que El Mouzaiz en categoría masculia y Likina en femenina, rompieran las cintas que le proclamaban como campeones. Juan Torres y Virginia Vilches hicieron lo propio en los 8 kilómetros saludables, la otra opción de un fin de semana exclusivo para atletas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios