FÚTBOL 24 temporadas forjando la leyenda de Nino

  • El veratense se retira tras más de dos décadas dejando una huella imborrable en la historia de la LFP

Nino debutó como profesional en 1998 en el Elche, club en el que cierra su carrera deportiva.

Nino debutó como profesional en 1998 en el Elche, club en el que cierra su carrera deportiva. / Elche CF (Elche (Alicante))

Rozando los 41 años de edad, el veratense Juan Francisco Martínez Modesto Nino anunciaba el lunes su retirada dejando una huella imborrable en la historia del fútbol español, donde será muy difícil que alguien pueda superar algunas de sus estadísticas de récord obtenidas en 24 temporadas de trayectoria deportiva. El cañonero de Vera cuelga las botas en lo más alto, en Primera División, tras haber disputado 805 encuentros en una carrera en la que ha firmado un total de 243 goles, marchándose como máximo goleador de la historia de la Segunda División y el jugador con más partidos en la categoría de plata, entre otros muchos logros.

Pese a que el delantero almeriense no ha contado con muchos minutos esta última temporada, el gran capitán del Elche se ha retirado por la puerta grande, celebrando la permanencia del conjunto ilicitano de sus amores, al que ha llevado a la gloria siendo clave en sus tres ascensos, y anotando varias líneas más a su larga lista de récords personales sobre el verde. El pasado mes de enero, el veratense se convirtió en el primer jugador en alcanzar los 700 partidos ligueros entre Primera y Segunda División. Solo unas semanas antes, en diciembre, se ponía a sus 40 años y 189 días de edad la etiqueta de goleador más veterano de la Copa del Rey. Además, en febrero, alcanzaría los 800 partidos oficiales como profesional.

Nino se ha dejado la piel allí donde ha estado, ha sabido ganarse a pulso el cariño de levantinistas, chicharreros y pamplonicas, de todo el mundo del balompié español en general, pero sobre todo de Elche, localidad alicantina que le abrió las puertas en 1998, año en el que debutó como profesional, que es su casa y donde ha pasado más temporadas forjando una carrera deportiva que le ha convertido en una leyenda del deporte rey. Su marcha no es un adiós al fútbol, ya que según adelantaba el propio club franjiverde, el goleador almeriense seguirá vinculado a la entidad ilicitana que tanto le ha dado y a la que tanto ha aportado. Tanto es así que la puerta número 7 del Estadio Martínez Valero llevará el nombre de Nino como homenaje a su maravilloso legado. Por la hierba de los campos españoles de Liga de Fútbol Profesional se echará mucho de menos a un delantero de los que ya no quedan.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios