FÚTBOL | TERCERA

Un Poli Almería bajo el abrigo de sus socios

  • Cada socio 'apadrina' a un jugador del sénior rojiblanco y le compra un chaquetón para que el equipo vaya a los partidos invernales totalmente uniformado

Los jugadores posan con sus nuevos chaquetones junto a varios de los socios. Los jugadores posan con sus nuevos chaquetones junto a varios de los socios.

Los jugadores posan con sus nuevos chaquetones junto a varios de los socios. / @PoliAlmeria (Almería)

El Poli Almería es un club que pertenece a su afición, en el que sus socios participan activamente en la toma de decisiones y gobiernan una entidad que, pese a tener en la actualidad un modelo de gestión muy distinto al de sus inicios en los años 80, ha sabido mantener latente con el paso del tiempo, y pese a las numerosas adversidades que se ha ido encontrando por el camino, su alma de equipo histórico de la capital almeriense. El rojiblanco de pantalón azul es un club humilde al que sus socios están haciendo muy grande, aunque por motivos muy distintos a los estrictamente deportivos.

Estas semanas atrás, donde prácticamente toda España ha estado sufriendo las inclemencias del tiempo con la borrasca Gloria, el frío se ha hecho notar en la provincia almeriense y el Poli Almería quiso aprovechar para llevar a cabo una curiosa iniciativa. Cada uno de sus socios compró un chaquetón para un miembro de la plantilla del primer equipo. Según ha podido saber este diario de fuentes cercanas a la entidad capitalina, los aficionados y gestores decidieron hacerlo con el objetivo de que todos fuesen uniformados a los partidos en estas fechas invernales, al ver semana tras semana que cada uno de los futbolistas rojiblancos llevaba un chaquetón distinto en cada salida.

Apadrina a un jugador fue el nombre que el club le dio a esta idea que ha logrado abrigar de color rojo a todo el plantel que milita en el Grupo IX de la Tercera División y que el pasado viernes recibió sus nuevos chaquetones, de marca JOMA, de manos de sus socios. El Poli Almería vuelve a demostrar, nuevamente, que es una entidad en la que su más fiel afición, la que se implica para gestionarla, es la pieza clave de un proyecto que derrocha, gracias a este tipo de gestos, los buenos valores del fútbol humilde, del cercano, el que camina con los pies en el suelo, paso a paso y sin perder su esencia. El rojiblanco es un club, un equipo, que vive y progresa bajo el abrigo de sus socios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios